Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Una fotógrafa mostró la presión que tienen los padres y recordó lo importante que es respetar la elección ajena

“No se tiene que cargar al niño siempre o se acostumbrará”, “¿No es mucho dulce?”, “¿No te parece que el niño vaya al jardín de niños a una edad más temprana?”, “Ya es hora de pensar en el segundo hijo, su hija se aburrirá sin un hermanito”. Esta es solo una pequeña parte de la crítica: oculta o directa, la cual los papás reciben diariamente, lo quieran o no. La fotógrafa Abbie Fox prestó atención a este problema y con ayuda de un proyecto de fotografía extraordinario mostró la presión que tienen los padres en el mundo actual.

Normalmente Abbie hace sesiones fotográficas familiares y románticas, pero este proyecto se destaca en comparación con otros. Ella hizo más de 30 retratos de niños, que mantienen las tablas en sus manos con la señalización de diferentes enfoques de la educación, por los cuales criticaban a sus padres o les hacían comentarios.

Genial.guru considera que Abbie Fox levantó un tema muy importante para el debate. ¿Tal vez tú te has enfrentado con algo parecido?

“Mis padres trabajan un día laboral completo, y yo me quedo con una niñera”

“Nuestra mamá es ama de casa”

“Mis padres decidieron alimentarme con leche en polvo para bebés”

El problema al que la fotógrafa dedicó su proyecto, tiene el nombre de “momshaming”, que se traduce del inglés “mom” — mamá, “shame” — avergonzar. Es una crítica que no se pide, acusaciones y observaciones dirigidas a los padres por su elección en los métodos del cuidado de sus hijos y la educación. Abbie quería llamar la atención a la gente para que respeten la elección ajena y mostrar: mientras los niños estén sanos y felices, no importa cómo los eduquen.

“Tomo el medicamento de TDA y autismo”

“Tengo el esquema alternativo de inmunización”

La fotógrafa subió su trabajo a Facebook y lo evaluaron más de 22 mil personas. En las tablas estaban escritas las siguientes frases: “Comía palomitas caseras”, “Nuestra mamá tomó café durante el embarazo”, “En mi recámara hay un televisor”, entre otras. Si las discusiones acaloradas sobre algunos temas no sorprenden, como por ejemplo la lactancia materna y leche en polvo para bebé, al ver otros carteles te preguntas: ¿acaso lo han criticado por la comida en diferentes horarios o utilizar aceites esenciales?

“Yo todavía sigo durmiendo con mis padres”

“Mi mamá corría maratones cuando estaba embarazada de mí”

Por desgracia, la situación es la siguiente: los padres tienen que escuchar la crítica casi por cualquier razón. Lo más difícil es cuando son por parte de personas cercanas: tu pareja o un pariente. Además, Abbie destaca que incluso los grupos para las madres en Internet están llenos de negatividad, aunque su tarea es intercambiar experiencia y ayudar a los padres primerizos.

“Mamá me permite ponerme histérica”

“Nacimos mediante una cesárea planificada”

Abbie tiene tres hijos y ella conoce los problemas muy bien, la chica escribió sobre ellos en su publicación:

“En este mundo de tecnología donde pasamos mucho tiempo en Facebook y en los grupos de madres, encontramos una cosa importante cada día: avergonzar a las mamás. La gente pone los ojos en blanco y dicen que ya no pasa esto, pero está vivo y puede herir bastante. Cuando me convertí en madre por primera vez lloraba por cosas que la gente me decía, y más a menudo eran otras mamás que me criticaban.”

“Nací en casa”

“Voy a una escuela privada”

“¿Por qué no podemos simplemente llevarnos bien? Es una pregunta que me hago todo el tiempo. Si nuestros hijos están sanos, felices y prósperos, ¿a quién le importa si nuestros modos de educación son diferentes? Sí, hay cosas que personalmente nunca podría hacer debido a mis creencias, pero sé que mis amigos también están asombrados por las cosas que les permito hacer a mis hijos. Todos estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para apoyar a estos pequeños humanos y no volvernos locos. Todos tenemos diferentes puntos de vista acerca de la educación de los niños y necesitamos darnos cuenta de que se puede criar a los hijos de forma distinta, ya que tenemos diferentes valores y cosas que son importantes para nosotros”.

“Tengo un iPhone”

“Ya veo la televisión”

“No tomo el medicamento contra el TDAH”

“Mi mamá me dio pecho hasta los dos años”

“Mi mamá no me obliga comer, si no quiero”

“Estudio en casa”

“Mi mamá utiliza medicamentos modernos”

Esperamos que el proyecto de Abbie ayude a las personas a entender qué tan importante es respetar la elección ajena, ya que como ella destacó en su publicación, “no importa cómo nos alimentan, cuánto tiempo veamos la televisión, si estamos vacunados o no, nuestros padres están haciendo lo que creen que es mejor para nosotros y SOMOS QUERIDOS”.

La sesión completa de fotografías la podrás encontrar en InstagramTwitter.

¿Qué opinas sobre el proyecto de Abbie Fox? ¿Alguna vez te has enfrentado a una crítica no deseada a tu dirección de padre? Cuéntanos qué te ayudó a superar la experiencia negativa.

Imagen de portada Foxy Photography / Facebook