Genial
Genial

10 Sabias reglas que nuestros padres seguían y nosotros olvidamos

Cuando nos toca la hora de ser papás, nos damos cuenta de que nuestros propios padres tenían más sentido común de lo que nos parecía (¡y probablemente ellos tuvieron la misma percepción de nuestros abuelos!). Incluso en la actualidad, después de cambiar tanto la sociedad, debemos admitir que muchas de las palabras sabias de nuestros familiares de antaño son realmente grandes consejos útiles para nuestro día a día.

Genial.guru le encanta echar una mano a los papás y por eso comparte hoy contigo algunas de las viejas normas que probablemente valgan la pena sacarlas del olvido.

1. “Puedes atrapar más moscas con miel que con vinagre”

Si quieres algo de alguien es mejor ser amable, respetuoso y no demasiado exigente. Los niños necesitan aprender a utilizar la gracia y cortesía cuando esperan algo por parte de sus padres, sentirse agradecidos por lo que obtienen y aceptar aquello que no pueden obtener. Los niños nunca deben protagonizar berrinches para obtener aquello que quieran, especialmente de la familia.

2. “Es importante aprender el valor de un dólar”

Cuando los niños reciben todo lo que quieren en la vida, pueden acabar siendo maleducados y aprender a esperar “mejores” cosas en la vida. Incluso a una edad temprana, los niños deben aprender la importancia de saber administrar el dinero, por ejemplo, ahorrar para algo que quieren y aplicar esto al alcanzar la mayoría de edad. Al fin y al cabo, no querrás que tus hijos sigan dependiendo económicamente de ti cuando sean adultos.

3. “Aprovecha tu educación”

La educación es vital para ayudar a tu hijo a alcanzar sus metas en la vida, sea lo que sea que quiera hacer. Puede terminar queriendo ingresar en la universidad o buscar un trabajo vocacional, por lo que se debe animar a los pequeños a hacer su propia tarea de casa, a comportarse bien en las aulas y asumir su responsabilidad si hacen algo mal en clase (a veces, ocurre que los maestros tienen la culpa... pero no siempre).

4. “Siempre debes mandar una nota de agradecimiento”

Siempre se agradecerá hacer saber a las personas que te rodean que estas son importantes, enseñar a tus hijos a mandar notas de agradecimiento tras recibir un regalo les permite saber que deben dar las gracias y ser respetuosos con sus seres queridos. También eso tiene su perspectiva pragmática: las personas tienden a perdonar más rápido si saben que son apreciadas por aquel que les ha ofendido.

5. “Todos cometemos errores... simplemente tienes que aprender de ellos”

Todos cometemos errores y no pasa nada. Los niños necesitan saber sobre esta cuestión que lo más importante cuando los cometen es que se puede aprender de ellos. Por eso, en ocasiones, es importante dejar que tus pequeños se equivoquen, sin protegerlos siempre, de tal modo que la vida pueda enseñarles más de una lección. Si se olvidaron de hacer los deberes, no es tu papel hacerlos por ellos.

6. “Toda acción tiene consecuencias”

Si les dices a tus hijos que serán castigados por desobedecerte y te desobedecen, debes atenerte a aquello que ya dijiste y cumplir tu palabra. Recuerda que los niños necesitan que sus padres sean sus padres y no sus amigos, ya que siempre pueden encontrar amistades fuera del hogar. También necesitan aprender que sus acciones tienen consecuencias.

7. “La cena se disfruta en familia”

Una buena cena familiar, donde todos se sientan juntos a la mesa, ayuda a la familia a hacer clan entre ellos y también contribuye a que entablen conversación los miembros de la familia mutuamente. Además, una cena casera también es un momento perfecto para enseñar hábitos alimenticios saludables y las normas de etiqueta adecuadas.

8. “Porque lo digo yo”

Los padres, por lo general, suelen tener una razón lógica cuando responden con un “no” a sus hijos y la respuesta típica a las quejas de los niños con “Porque yo soy tu padre” puede parecer insignificante, pero existe un motivo por el que los padres deben recurrir a esta. En última instancia, los niños deben respetar la autoridad y aprender que no siempre pueden tener todo lo que quieren y, a pesar de decir esto, sus padres siguen queriendo lo mejor para sus hijos.

9. “Las tareas ayudan a modelar el carácter”

Si bien los estudios y deberes de la escuela son importantes, los padres que no esperan que sus hijos realicen tareas domésticas para que estos puedan dedicar todo su tiempo a los estudios, pueden no estar haciéndolo como deberían. Los niños no solo necesitan aprender la importancia de la responsabilidad a una edad temprana, sino que también resulta importante que aprendan a cuidar de sí mismos y de los demás a medida que crezcan.

10. “Siempre debes terminar lo que te serviste en el plato”

A menos que tu hijo sufra de ciertas alergias, los niños deben aprender a comer lo que se sirven en el plato. Hazles saber que deberían sentirse agradecidos por tener algo para comer, dado que, a veces, es algo que no siempre está garantizado en la vida. Esto resulta especialmente importante cuando están de visita en la casa de una tercera persona. Hace falta también animar a los niños ayudando con la preparación de la comida y las tareas de cocina, de esta manera se le enseña el valor de una buena alimentación.

Ahora que eres adulto, y a lo mejor, padre, ¿algunas de las viejas normas de crianza que aplicaban tus propios papás ahora te resultan más que razonables? ¿Cuáles deberían estar desterradas para siempre? Comparte tus reflexiones en los comentarios.

Compartir este artículo