Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Tips para enseñarles a los niños a respetar y amar a los animales desde pequeños

Hay niños que parecen haber nacido con la noción de respeto a la vida animal. Se llevan muy bien con las mascotas de la casa, nunca las maltratan y ellas los aman por igual. Sin embargo, esta escena idílica no sucede en todos los hogares. Los niños menores de dos años suelen ser bruscos con las mascotas, pues todavía necesitan aprender el respeto y la bondad hacia otra vida. Los padres hacen bien en poner en práctica unos sencillos consejos para enseñarles a sus pequeños que una mascota no es un juguete, sino un ser vivo que merece ser cuidado con amor. Lo que aprendan ahora, los beneficiará toda su vida.

Genial.guru cree que es importante enseñar a los niños pequeños respeto hacia la vida animal. Si tienes hijos, los siguientes tips te ayudarán a hacerlo con éxito.

1. Da el ejemplo

Los niños aprenden las conductas de los padres. El primer paso para enseñar a los hijos a amar y respetar la vida animal es darles el ejemplo. Si tú eres responsable con las mascotas del hogar, si los tratas como si fueran miembros de la familia, los pequeños harán lo mismo. Pero debes ser consecuente con lo que dices en todo momento. No sirve de nada decir que está mal empujar al gato del sofá si después te olvidas de alimentarlo.

2. Llévalo al zoológico

A veces, tener una mascota cuando se vive en una ciudad es complicado. Si ese es tu caso, igualmente puedes enseñar a tus hijos a amar a los animales llevándolos los fines de semana al zoo o a alguna granja cercana. Si te parece mal la idea de visitar un zoo, busca refugios o reservas de animales. De esta manera, los niños podrán ver de cerca cómo deben tratarse a los animales de diferentes especies, salvajes o domésticas.

3. Lee cuentos sobre animales

La hora del cuento es una de las preferidas de la mayoría de los niños pequeños. Puedes aprovechar esa oportunidad para leerles cuentos que traten sobre animales reales. Completa esta actividad eligiendo programas de televisión infantiles con contenido animal. Es una buena forma de enseñar que los animales tienen necesidades como las nuestras, que sienten dolor y alegría.

4. Regálale un animal de peluche

Sobre todo para los niños que padecen algún tipo de alergia y no pueden tener mascotas, un animal de peluche es buena idea para inculcar respeto y bondad. Puede elegirlo el niño y cuidarlo igual que si fuera real.

5. Anímalo con refuerzos positivos

Este consejo es muy efectivo para que los niños retengan las buena acciones y las repitan. Si ves a tu hijo acariciando a la mascota, alábalo. No hace falta que seas demasiado efusivo, porque no se trata de que asustes al pobre pequeño.

En cambio, si ves que, a pesar de que le explicas que no debe tirar de la cola del perro y vuelve a hacerlo, aparta al niño de la situación y no te gastes en un largo sermón. Dile “¡No!” con firmeza y a la primera oportunidad muéstrale con tu ejemplo como hay que tratar al perro.

6. Enséñale qué hacer si su mascota se porta mal

La mascota de la casa tiene derecho a estar de mal humor de vez en cuando. Si no tiene ganas de ser molestado y reacciona mal, enséñale a tu pequeño cómo reaccionar para que la situación no pase a mayores.

Puedes utilizar su animal de peluche para mostrarle qué hacer en caso de que el perro gruña o el gato quiera arañar. Lo mejor es quedarse quieto y esperar que el animal se aleje. Nunca se los debe tratar con violencia, sino con paciencia y cariño aun en esos momentos malos.

7. Establece un lugar seguro para tu mascota

Asegúrate de tener un lugar en donde tu mascota pueda descansar, lejos de las manitas traviesas de tu hijito. Por ejemplo, puedes colocar puertas para bebé en un espacio de la casa y hacerlo inaccesible para el niño. Así, tu mascota disfrutara de momentos de paz y tú también, pues vigilar la relación entre tu hijo y tu mascota llega a ser agobiante a veces.

8. Involucra a los niños en el cuidado de la mascota

Comienza con esto desde pequeños. Acostumbra a tu hijo a participar en la alimentación, paseos, visitas al veterinario, baño y jugar con él.

A la vez, háblales con coherencia y de forma directa de que esa rutina es esencial para que el animalito esté feliz. Aunque en ocasiones puede resultar tedioso, si tú lo haces con una sonrisa, seguro que tu hijo aprenderá a disfrutar de esos momentos.

9. Crea conciencia sobre el maltrato animal

Cuando tu hijo crezca un poco más, es buena idea comenzar a mostrarle la otra cara de la moneda. Si en tu casa el respeto y amor hacia los animales fluye, seguro tu pequeño crecerá con esos mismos valores.

Sin embargo, fuera de casa, la realidad es distinta y el maltrato animal está a la orden del día. Háblale sobre el abandono y las condiciones en las que viven las mascotas en los refugios o en la calle. Marca la diferencia tratando siempre a tu mascota con paciencia.

10. Sé constante

Piensa en el valor que este tipo de educación tiene para tus hijos. Cuando crezcan, no solo mostrarán respeto y dignidad a la vida animal, sino hacia todas las formas de vida. Sentirá empatía también por la vida humana. Inculcar esto desde la tierna infancia es muy valioso. Así que no dejes de hacerlo, aún en los días malos.

¿Crees importante enseñar el respeto hacia los animales a los niños desde que son pequeños? ¿Qué otros tips agregarías a la lista? Escribe tu opinión en la sección de comentarios. Y no olvides compartir este artículo a quien pueda serle útil.