Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

13 Cosas que los bebés no necesitan y que la mayoría de los padres se empeñan en comprar

Cuando se es padre primerizo, algunas veces, se puede caer en la tentadora compulsión de comprar cuanta cosa hay para bebés. Suele pasar que, precisamente por la emoción, las expectativas o la incertidumbre, los padres se dejan llevar y compran tantos accesorios que los bebés jamás llegan a usar.

La llegada del bebé es un acontecimiento mágico y sumamente emocionante, por lo que Genial.guru quiere darle a los nuevos papás unos tips que podrían hacerles ahorrar mucho dinero.

1. Zapatos de bebé

Por muy lindo y “curioso” que pueda parecer un bebé con zapatos diminutos, la realidad es que son totalmente innecesarios e imprácticos. Por lo regular, antes del año de edad, los bebés no caminan y el tamaño de sus pies estará cambiando constantemente. Además, cuando comienzan a dar sus primeros pasos, algunos expertos recomiendan que es mejor que lo hagan totalmente descalzos, pues esto estimula muchas habilidades, tales como el equilibrio gracias a la sensibilidad táctil de la planta del pie, que refuerza su inteligencia y psicomotricidad.

2. Calcetines para bebé

Quizá no hay padre en la historia de la humanidad que no haya perdido un calcetín de su hija o hijo. Y es que los pares de calcetines también son una compra innecesaria. Se suele creer que los bebés pueden resfriarse si están descubiertos de los pies, pero es solo un mito. Sin embargo, si quieres que tu bebé esté calentito y a la vez cómodo, lo mejor es comprar pantalones que traen integrado el calcetín.

3. Bata para bebé

Las batas de bebé también son absolutamente innecesarias. Luego del baño, es suficiente con secar al bebé con una toalla y vestirlo inmediatamente. Recuerda que la hora del baño de tu bebé debe ser un momento tranquilo, incluso para ti, por lo que entre menos “tareas” imprácticas realices, más descansada o descansado estarás.

4. Jabón para bebé

Si estás en el camino de la paternidad, ya te habrás dado cuenta de que todo lo que lleve la palabra “bebé” eleva significativamente su precio. Esto sucede incluso con el jabón. Los bebés no necesitan demasiado para la hora del baño; por ejemplo, su piel es tan suave y delicada que con un simple y sencillo jabón neutro, sin olor, de barra, es suficiente, según estudios. Evita los jabones demasiado sofisticados y/o aromáticos que pueden irritar y resecar la piel de tu bebé.

5. Talco para bebé

Durante décadas, el talco para bebé formó parte indispensable de la despensa de todos los padres primerizos. Sin embargo, se ha descubierto que su uso no solo es innecesario, también puede ser muy peligroso. El talco, por su consistencia, puede causar problemas respiratorios, irritación en los ojos o asfixia (si el bebé, por accidente, lo ingiere en grandes cantidades). Así que es suficiente como para sacarlo completamente de tu lista de compra.

6. Vestidos de bebé

En la insistencia de crear “looks” para distinguir a niñas de niños, los vestidos de bebé se ven muy monos, sí; pero son imprácticos e incómodos. No solo cuestan el doble en las tiendas de ropa, también se suben todo el tiempo por el cuerpo de la bebé y les puede causar irritación. Lo más recomendable es vestirla con piezas únicas y completas, fáciles de desabrochar, que le permitan movilidad, sobre todo cuando comienzan a gatear y/o caminar. Además, recuerda que los roles de género no se definen por vestimenta o accesorios.

7. Termómetro de baño

Por supuesto, no nos ponemos a pensar a qué temperatura solemos bañarnos hasta que tenemos un bebé. Los expertos recomiendan que la temperatura del agua, usualmente, debe estar alrededor de los 38 º C, dependiendo de la temperatura ambiente. Sin embargo, no gastes en un termómetro que, probablemente, durará unos cuantos meses con pila; sigue tus instintos: sumerge tu codo en el agua. Esta debe sentirse tibia, no caliente.

8. Manoplas para rascar encía

Los bebés sufren muchísimo cuando comienzan la dentición; sin embargo, es parte fundamental de su proceso que aprendan a autorregular sus necesidades con su propio cuerpo y no con elementos exteriores. Las manoplas para rascar pueden recoger elementos patógenos de otras superficies, por lo que nada mejor como las propias manitas de tu bebé para que se rasque. Solo recuerda mantenerlas recortadas.

9. Baberos pequeños

El babero es un accesorio súper útil, sobre todo cuando los bebés ya comienzan a comer sólidos, pues así los padres pueden asegurar (más o menos) que la ropa no se manche tan aparatosamente; sin embargo, hay que saber elegir el babero. Los que son pequeños y apenas si llegan a la mitad del pecho son totalmente innecesarios. Los mejores son aquellos lo suficientemente grandes como para cubrir al pequeño y permitirle explorar con sus manos toda la comida que toca.

10. Andadoras

Las andadoras para bebés solían usarse mucho hace un par de décadas, pues se creía que era lo mejor para cuando los pequeños comenzaban a erguirse. Sin embargo, se ha descubierto con el pasar de los años que no son tan recomendables como parecerían. No solo han causado accidentes en el hogar (bebés que se caen, pegan o se echan objetos encima), sino que también afecta al desarrollo correcto de piernas, rodillas y espalda. Los expertos recomiendan no usarlas, lo cual es una buena noticia para el bolsillo de los padres.

11. Detergente especial para bebé

Si tienes oportunidad, pregúntale a una abuela cómo es que lavaba la ropa de los bebés antes de que existiese un detergente especial para ello. La etiqueta de dicho producto suele decir que no contiene olor ni componente irritantes, por lo que prácticamente su solución está hecha de elementos naturales. Por ello, algunos de los trucos que los especialistas recomiendan son:

  • Elegir un detergente con fórmula neutra e hipoalergénica. Así que cualquiera, con el precio que sea, que entre en este rango está bien.

  • Lavar la ropa nueva antes de usarse.

  • Lavar la ropa tanto a mano como en la lavadora. Si es a máquina, utilizar un programa delicado, a baja temperatura y con un ciclo de centrifugado suave.

  • No usar suavizante.

  • Secar la ropa tendida al sol.

12. Mantas de bebé

Parece ser uno de los regalos favoritos de los baby showers, pero en realidad los bebés las necesitan poco. De hecho, durante sus primeros días de vida, lo más recomendable es no arroparle demasiado, sobre todo cuando duerme, para evitar accidentes desafortunados. Lo mejor es vestirle con varias capas de ropa, que puedan quitarse fácilmente.

13. Almohadas para la cuna

Las almohadas para cuna son muy inseguras y los bebés no las necesitan para dormir, según un estudio. Se podrán ver muy bonitas, pero es mejor mantenerlas solo como mero accesorio. Quizá cuando tu bebé crezca, un poco más del año, podrá descansar o jugar en ellas.

¿Qué otro accesorio de bebé has comprado y nunca usaste? ¿Cómo has invertido mejor tu dinero en el desarrollo de tu hija o hijo?

Compartir este artículo