Madre imparable ha estado embarazada todos los años desde que se casó y ha alcanzado el hito de 12 hijos

Crianza
hace 7 meses

Tener hijos siempre es una mezcla de diversión y desafío para los padres, y es difícil negar que esas pequeñas copias de nosotros traen unas cuantas emociones a nuestra vida. Pero imagínate tener no 1, ni 2, ni siquiera 5, sino 12 niños en la familia. Puede convertir la vida de cualquier padre en un viaje muy desafiante. Hace poco, nuestra protagonista dio a luz a su duodécima hija, y así es como ella y su esposo cuidan de su enorme y feliz familia sin perder la cordura.

Los cónyuges no planeaban tener una familia tan grande

Courtney Rogers, de 38 años, vive en Nuevo México junto con su esposo, Chris, y hace poco dieron la bienvenida a la bebé Cambria, elevando la cantidad de sus hijos a los asombrosos 12.

Courtney es una supermamá que tuvo 12 hijos en 12 años y logró convertir a su prole en una familia como la de Más barato por docena, pero en la vida real.

Los felices padres revelaron que nunca pensaron en tener tantos hijos cuando decidieron formar una familia. Incluso tuvieron un aborto espontáneo cuando empezaron a tratar de concebir, pero ahora todo está perfecto.

Los 12 niños de esta familia son especiales para sus padres

El hijo mayor de la pareja, Clint, nació el 30 de marzo de 2010, y luego tuvieron otros 5 niños, seguidos de 6 niñas.

“Es sorprendente cómo funcionó, porque tuvimos a todos nuestros hijos al principio y las últimas 5 han sido niñas, así que todo se equilibró”, dijo Courtney en una entrevista.

Para los felices padres, cada bebé es un nuevo capítulo en su vida. Courtney reveló: “Clint nació 3 semanas antes de que yo cumpliera 26 años pero, en ese entonces, no tenía idea de que tendría más hijos. Pensé que a los 26 era demasiado mayor y no sabía que vendrían tan rápido, además de incluir un par de gemelos. Luego dijimos que tendríamos 10 hijos como máximo, pero todavía me sentía lo suficientemente joven y saludable, así que lo elevamos a 12”.

La gran familia ahora está viviendo su mejor momento juntos

Clint, de 12; Clay, de 10; Cade, de 9; Callie, de 8; Cash, de 7; los gemelos Colt y Case, de 6; Calena, de 4; Caydie, de 3; Coralee, de 2; Caris, de 1; y ahora la nueva bebé de la pareja, Cambria.

Como si 12 niños no fueran suficientes, la familia también vive en una granja y tiene más de 200 animales, entre cerdos, ovejas y gallinas. Todos los niños son criados con la idea de cuidar a sus animales y se les enseña a ser responsabiles desde una edad temprana.

Ahora, con 12 niños menores de 12 años, Courtney y Chris están concentrados en su familia. Siempre están ocupados planeando cómo manejar el gran grupo.

Un día típico en la familia parece durar una vida pequeña

Un día normal en la casa de los Rogers comienza con un gran desayuno a las 8 a. m., luego vienen lecciones de matemáticas y arte.

El almuerzo se sirve alrededor de las 11:30 a. m., y Courtney les da sándwiches a los más pequeños, luego los pone a dormir la siesta, mientras los niños mayores preparan su propia comida. Por la tarde, los pequeños tienen clases de idiomas, arte y tiempo de lectura, también pueden tener lecciones de piano por Zoom, cosa que ocurre de vez en cuando. Luego, a las 5 p. m., la supermamá sirve una gran cena a su familia.

Durante una comida típica, consumen 24 huevos y todos los días se come una caja completa de cereal en el desayuno. Además de enseñar a los niños, Courtney también mantiene la casa ordenada, todo antes de acostarlos a las 8:30 p. m.

Courtney comparte sus conocimientos sobre cómo mantener a una familia dentro de un presupuesto razonable

La feliz y enorme familia sobrevive gracias a las estrictas habilidades presupuestarias de su madre. Courtney es buena para planificar y ahorrar, e incluso ha implementado un plan de “no gastar en enero”, que prohíbe comprar cualquier cosa que no sean comestibles básicos. La familia también tiene una regla de “no comer fuera o para llevar”, así como la prohibición de alquilar películas y cualquier compra divertida.

Cuando Courtney tiene que parar en la tienda de comestibles, hace “lunes sin carne” y cocina comidas vegetarianas más baratas para su creciente clan. La familia no lleva una vida elegante, pero hace que todo funcione fácilmente gracias a los trucos económicos de la madre. Además, la familia generosa todavía logra dar algo a los demás.

La Navidad pasada, el clan Rogers incluso invitó a extraños a su casa para disfrutar de una deliciosa comida casera.

Comentarios

Lecturas relacionadas