Genial
Genial

15+ Historias que demuestran que ser padre es todo un arte

La contribución de los padres a la crianza y formación de los hijos suele estar infravalorada, pero la mayoría de ellos hacen lo mejor que pueden. Simplemente no abordan sus responsabilidades de la misma manera que las madres, pero ese es el punto.

En Genial.guru estamos seguros de que estos padres hicieron que la infancia de sus hijos fuera inolvidable.

  • Estaba caminando con mis padres. Mi madre y mi padre me estaban acompañando al tercer grado. Salté sobre una zanja y me caí dentro. Mamá: “¡Lo sabía! Ya está, vamos a casa, ¡qué vergüenza!”. Papá se inclinó: “¿Estás vivo? Vamos, que te esperamos. Eres como yo cuando era niño”. Gracias, papá. Todavía recuerdo ese día. © Sibirskix / Pikabu
  • Mi madre trabajaba por la noche, así que era principalmente mi padre quien me acostaba. Para que me durmiera y no me despertara por la noche, siempre ponía la bata de mi madre a mi lado. La abrazaba y me dormía plácidamente, la bata tenía su aroma. Lo descubrí hace poco cuando visité a mis padres: mi padre me vio abrazando la manta de la misma manera que abrazaba la bata de mi madre cuando era niño, y me lo contó. Los niños crecen, los hábitos permanecen. © Oídoporahí / Ideer
  • Les estaba enseñando a mis padres las fotos de la boda de mi hermano en mi teléfono. Mi madre se alejó y mi padre siguió mirando las fotos. De repente, apareció una foto no muy decente de mi novia y yo. Estaba ardiendo de vergüenza y entonces vi a mamá entrando a toda prisa. Entré en pánico y mi padre le dijo: “El teléfono se descargó, las veremos más tarde”. © Tapesh Jain / Quora
  • Mi hija y yo no vivimos juntos; ella me llamó para preguntarme si tenía cilindros de cartón de papel higiénico. ¡Y enseguida me puse contento! Sabía que los necesitaría tarde o temprano para su clase de tareas manuales. Guardé 30 de ellos. Los llevó a la escuela y la maestra dijo: “¿Quién estuvo tan descompuesto?”. © Pulia666Papulia / Pikabu
  • Una vez, cuando era niña, tuve hipo todo el día. Mi padre fue a buscarme a la escuela y yo seguía teniendo hipo. Y entonces empezó a regañarme sin razón, y me asusté. Y luego, de repente, sonrió y me di cuenta de que se me había quitado el hipo porque me había asustado. © Prakriti / Quora
  • Siempre he sido una nerd y me encantaba la serie Doctor Who. Cuando tenía unos 15 o 16 años, le pregunté a mi madre por qué me habían puesto Tegan como segundo nombre. Mamá respondió que no estuvo encantada, pero a mi padre le gustaba el nombre. “¿Así que también le gustaba Doctor Who?”, pregunté. Mamá se sorprendió: “Sí, ¿qué tiene que ver eso?”. Cuando le dije que Tegan era un personaje de la serie, se rio un buen rato y dijo que si lo hubiera sabido, nunca habría dejado que mi padre me llamara así. © Jennifer Tegan / Quora
  • Mis padres tenían tres hijas. Fuimos a diferentes escuelas y a diferentes grados. Papá presumía ante todos sus conocidos de nuestros progresos en la escuela. Solía jugar con él a “Adivina en qué grado estoy”. Nunca pudo adivinar. Y a mi “Papá, ¿qué sexto grado? Estoy terminando el octavo grado”, sin un rastro de vergüenza, decía: “Mira cómo vuela el tiempo”.
  • Cuando era pequeña, papá llamó un día del trabajo y nos dijo a mí y a mi hermano que lo esperáramos en la mesa de la cocina. En esa mesa teníamos conversaciones serias. Durante el resto del día, mi hermano y yo nos preguntamos qué habíamos hecho. Finalmente, mi padre entró y gritó desde el umbral: “¡Realmente espero que estén sentados en la mesa!”. Efectivamente, estábamos sentados y esperábamos nuestro destino. Y entonces papá entró a la cocina con un cachorrito en las manos. ¡Era nuestro primer perro! © KnittinAndB****** / Reddit
  • Tenía 2-3 años cuando mi papá compró un coche nuevo. En invierno fuimos con él a quitar la nieve del coche. Tomé mi pequeña pala y comencé a ayudar. De repente, mi padre me apartó y me dijo: “Hija, déjalo, lo haré yo mismo”. Resultó que había rayado todo el capó con mi pala y él reaccionó de forma tan amable. Puedo imaginar lo que pasaba por su mente en ese momento. © Oídoporahí / Ideer
  • Mi padre está chapado a la antigua y todavía abre las puertas delante de mí. Siempre me protegió y me mostró cómo un hombre debe tratarme. Encontré un marido muy parecido a mi padre y llevamos 20 años casados. © SkyeBlue36 / Reddit
  • Cuando tenía 15 años, por alguna razón mi padre pensó que yo quería ser fotógrafo e inesperadamente me regaló una buena cámara para mi cumpleaños. Durante unos seis meses traté de aprender a usarla, pero no me sentía atraído por la fotografía, así que le pedí permiso y la puse a la venta. Rápidamente fue comprada, y el comprador resultó ser mi propio padre, que me dio dinero, se llevó la cámara y me la volvió a regalar un año después, con la esperanza de que entrara en razón. Así que estuvo ahí durante unos años y no me atreví a venderla. Por pura decencia, a veces la tomaba del estante y sacaba algunas fotos, y luego inesperadamente, me involucré y ahora es mi actividad principal y favorita. © Oídoporahí / VK
  • Cuando di a luz, la atención de todo el mundo se centró en el bebé. El único que estuvo a mi lado mientras me recuperaba fue mi papá. © gdffffinz / Reddit
  • Papá estaba harto de que los vecinos del pueblo le preguntaran cada vez que yo venía de visita si me había vuelto a casar después de mi divorcio. Y entonces empezó a decir con cara de pena: “¡No hay nadie que quiera casarse con ella!”.
  • Me hice un tatuaje a los 15 años: un pequeño corazón en el lado derecho del cuello. Mi madre reaccionó bien. Hoy, unos años después, mi papá preguntó: “Oh, hija, ¿no te da pereza dibujar ese corazón todos los días?”. © __urlcrushh / Twitter
  • Papá siempre estaba ahí para nosotros. El coche de mi hermano se descompuso a las 2 de la mañana, y a los 20 minutos papá ya estaba con él. Cuando me enfermé en la universidad, el mismo día trajo la medicina. Sé que si llamo a mi papá, él resolverá todos los problemas. © stripedbathmat / Reddit
  • Cuando era niña, me regalaron un anillo de oro y se lo puse a mi muñeca como collar. Pasado un tiempo, mi madre me preguntó dónde estaba el anillo, pero no podía recordarlo. Hubo un gran escándalo. Papá llegó a casa por la noche y yo estaba llorando. Él se acercó y dijo: “¡Pon la mano en alto, aún más alto! Toma aire en el pecho, baja la mano bruscamente y di: ’¡Ya pasó, no importa el anillo!’”. Y se rio, mirando mi cara de asombro. Me sentí aliviada. Y encontré el anillo un par de semanas más tarde, cuando volví a jugar con la muñeca. © aania90 / Pikabu

¿Cuál es el recuerdo más vívido que tienes con tu padre?

Imagen de portada Tapesh Jain / Quora
Genial/Gente/15+ Historias que demuestran que ser padre es todo un arte
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos