Genial
Genial

20+ Niños traviesos que ayudaron a sus papás a alcanzar el zen

Probablemente, casi todos los padres tengan algo que contar sobre las travesuras de sus hijos. Dispositivos descompuestos, pequeñeces esparcidas por todos lados, paredes dibujadas y muebles rotos en realidad son un pequeño precio que debemos pagar por la felicidad de ser padres.

Nosotros en Genial.guru estamos seguros de que prácticamente a todos los niños les encanta hacer travesuras, pero cada quien las hace a su manera. Y nuestro artículo lo demuestra con certeza.

1. “Supongo que la pared necesitaba algo de estilo”

2. “Mi hijo se comió la mitad del plátano por la mañana. Esta es su segunda mitad. ¿Por qué es así?”

3. “No llegamos a quitar el film protector de la tele, y mi hijo logró descomponerla”

4. “Mi hija de dos años me sorprendió con el nuevo diseño de mi consola de juegos PS5”

5. Antes la telaraña atrapaba a las mariposas, ahora atrapa a las abuelas

  • Mi hijo tenía 5-6 años, era un gran fanático del Hombre Araña. El fin de semana fue de visita a casa de su abuela y ella se fue a la tienda. Él encontró un gran carrete de hilo de algodón y tejió una telaraña por todo el departamento. Sería imposible expresar toda la “alegría” de la abuela cuando abrió la puerta y entró a casa. © Tatiana Narseeva. / Faceboоk

6. “Mi hija mayor simplemente quería un disfraz de murciélago”

7. “Gracias a mis hijos, mi cacerola comenzó a lucir muy bonita. Por suerte, el calor ayudó a eliminar el pegamento”

8. “Mi hijo quitó todas las hojas de esta monstera”

9. Posiblemente se convierta en modista

  • Cuando mi hijo era pequeño, era un niño curioso. Le gustaba ver cómo las tijeras cortaban cosas diferentes, muy diferentes. Los bordes de elementos como un cable de carga, un edredón, los brasieres y los calzones de su mamá, la playera de su hermano, una sábana, un libro de cartón, hasta los calcetines cortaba. Tuve que darle unos trapos viejos para sus experimentos. Luego, durante un año, seguí encontrando cortes en las prendas. © Darina Omurzakova / Faceboоk

10. “Mi hija dibujó esto en la pared de la sala. Es un lago y un pescador”

11. “Mi nene aprendió a usar el microondas”

12. “Pienso que aquí no se necesitan explicaciones al respecto”

13. Un niño listo nunca se aburrirá

  • Mi hija de 4 años estaba bañándose en una tina. Salí por un minuto. Regresé y su tina estaba llena de una nube de espuma y se sentía un fuerte olor a detergente en polvo. Al ver mis ojos sorprendidos, mi hija me dijo que no le alcanzaron las burbujas para el baño, por eso tomó el detergente en polvo, lo vertió en su tina e hizo espuma. © Liana Leonchik / Facebook

14. “Mi hijo decidió golpear la pelota de béisbol hacia la casa”

15. “Mi bebé de 10 meses rompió la puerta de una alacena”

16. “Mi hijo tiró una caja del garaje en la que había pequeñeces bien ordenadas”

17. Nuestros padres sabían cómo desarrollar el ingenio de sus hijos

  • Vivíamos bastante mal y no teníamos papá. Mi mamá rara vez compraba dulces, los escondía de nosotros en un cajón y lo cerraba con llave. Tenía unos 5 años y se me ocurrió una idea ingeniosa: sacar los cajones superiores por completo y luego sería fácil sacar un par de dulces del inferior. Así seguimos haciéndolo durante varios días, hasta que mi mamá notó que había 3 veces menos dulces. © Dinara Malaya / Facebook

18. “A mi hijo se le olvidó sacar el refresco del congelador”

19. “Le pedí a mi hijo que me trajera el papel de baño para poder terminar mis necesidades. Esto fue lo que me trajo”

20. “Mi hijo metió su libro a la lavadora junto con su ropa. Toda la ropa se arruinó”

21. Mi hijo y yo nos estábamos preparando para ir a la escuela. Noté que su mochila estaba algo pesada. La abrí y... ¡Dios mío!

“Le pregunté para qué llevaba 7 carritos. Ya no iba a la guardería, porque era un alumno de primaria. Resultó que hacían carreras durante los recreos. Bueno, en cualquier caso es mejor que estar pegado al celular”.

¿Qué travesura de tus hijos nunca podrás olvidar?

Genial/Gente/20+ Niños traviesos que ayudaron a sus papás a alcanzar el zen
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos