Genial
Genial

24 Fotos que podrían confirmar que cuando el hambre entra por la puerta, la comida se va por la ventana

En algún momento, todos hemos sentido ese grito que proviene desde lo más profundo del estómago, reclamando por un poco de comida. Entonces decidimos preparar u ordenar una deliciosa cena, pero justo cuando la barriga no aguanta más y creemos que por fin podremos alimentarla, ¡plaf! Un accidente se lleva nuestros sueños, dejándonos a cambio un apetito voraz.

En Genial.guru queremos prevenirte de lo malo que puede ser el destino cuando se tiene hambre con imágenes de personas que echaron a perder su comida en un abrir y cerrar de ojos.

1. “Llegó el repartidor con el pastel de cumpleaños de mi mamá”

2. “Dejaron el pedido en la puerta y en los 5 minutos que tardé en llegar, el gato del vecino se comió la caja y robó un pedazo de pollo”

3. “Gasté 7 dólares tratando de hacer que estas cosas cayeran. Solo obtuve una foto de esta escultura posmoderna (y me quedé sin comida ni bebida)”

4. “En este momento estoy un poco ajustado de dinero; se suponía que esto me duraría de 2 a 3 días. Ahora perdí mi espátula y mi comida. En algún lugar entre la risa y el llanto”

5. “Tuve un día muy largo, así que pensé en pedir algo de comida a domicilio. El mensajero la dejó en la entrada y se fue”

6. “Me gusta sazonar mi comida con sal, pero creo que me excedí”

7. “En mi oficina me dieron mi comida mexicana favorita, que además es cara, para el almuerzo. Me la eché encima”

8. “Parece que hoy no habrá almuerzo”

“De alguna manera, me resbalé mientras caminaba hacia mi habitación y mi pasta se cayó, lo que no solo resultó en la pérdida de toda la comida, sino que la salsa salpicó por todos lados, incluso sobre mí y mi ropa”.

9. “Hoy cociné comida para una semana. Pude salvar un poco”

10. “Era mi única comida en el trabajo. Tengo un turno de doce horas y solo llevo seis”

11. “Mientras me sentaba a comer, boté mi té caliente en mi pierna y salté, tirando mi cena al suelo. Ahora tengo una pierna quemada y mucha hambre”

12. “¡Cuidado con los perros que corren frente a tu automóvil cuando transportas comida! Evité arrollar a un can”

13. “Mi papá me dejó comida india. Se me acaba de caer”

14. “Guiso de brócoli a la izquierda. Comida para perros a la derecha. Adivina cuál me comí”

15. “Ya me comí un plato y medio”

16. “Se cayó el huevo”

17. “Cuando esperas una hora para que tu pastel termine de hornearse y te emocionas demasiado al sacarlo. Supongo que tendré que pedir uno a domicilio”

18. “Bueno, esto se atascó”

19. “Olvidé que había un frasco abierto de salsa picante en mi lonchera”

20. “Estaba recalentando pizza y accidentalmente puse un cero extra en mi microondas. Siete minutos después, regresé y encontré esto”

21. “Alguien armó mal los estantes en la tienda donde trabajo y ahora estoy perdido en la salsa”

22. “Preparé una olla de estofado de 70 dólares. Se me cayó mientras la llevaba al refrigerador”

23. “Hice un pastel de cumpleaños para mi sobrino. El calor lo derritió”

24. “Solo quería comer unas sardinas y luego pasó esto”

¿Cuál ha sido tu momento culinario más desastrosamente divertido? ¿Cuántas veces has quedado con hambre o un antojo a causa de un accidente con la comida?

Genial/Gente/24 Fotos que podrían confirmar que cuando el hambre entra por la puerta, la comida se va por la ventana
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos