9 Reglas obsoletas que hoy en día no solo podemos, sino que debemos incumplir

Hay que admitir que vivimos en una sociedad mucho más libre que la de nuestros abuelos. Rompemos estereotipos, rompemos las reglas y vamos en contra del sistema. Sin embargo, todavía no es costumbre discutir algunos temas y la gente no tarda en juzgar a quienes se destacan entre las masas.

Genial.guru descubrió qué reglas del pasado reciente ya se pueden evitar sin temor a incumplir con la etiqueta.

1. Ir a un cumpleaños con regalo

Antes se consideraba el colmo de la indecencia ir a una fiesta de cumpleaños sin un regalo. Ahora la sociedad ha cambiado y no es tan estricta con esta regla. Algunas personas están seguras de que los regalos deben traerse solo para una fiesta infantil, y en una fiesta para adultos, simplemente se puede participar en el pago de la cuenta.

Además, los usuarios creen que hacer regalos es necesario solo en casos de una boda o, por ejemplo, una fiesta de embarazo, pero en otros casos no es necesario.

2. Cambiar de apariencia según la opinión pública

Con la aparición de un fenómeno como la positividad corporal, las mujeres comenzaron a sentir mucha menos presión por parte de la sociedad y deciden de forma independiente cómo quieren verse. En 1964, según las encuestas, el 98 % de las mujeres estadounidenses de entre 15 y 44 años se afeitaban las piernas con regularidad.

En estos días, muchas mujeres se niegan a afeitarse y se sienten cómodas.

3. Llamar si uno quiere informar sobre algo

Anteriormente, era bastante común el hecho de que incluso una persona desconocida podía llamar por teléfono y hablarte. Ahora, cada vez más personas prefieren los mensajes de texto. No obstante, uno puede llamar, pero solo en casos especiales. Por ejemplo, para disculparse, hablar sobre algo serio, personal o importante.

4. Iniciar la comunicación con una pequeña charla

La cultura de las charlas triviales se describió por primera vez en 1923. De acuerdo con la etiqueta, antes de pasar a temas serios, las personas deben dedicar suficiente tiempo a los temas generales: discutir el clima, las noticias, la cultura. No tener una charla ligera significaba una grave violación de la etiqueta.

Pero ahora la opinión pública ha cambiado. Cada vez más personas están tratando de encontrar una manera de evitar hablar sobre cualquier tema y mejor pasar directamente al grano o discutir algo más específico.

5. Vestirse solo de blanco para la boda

La reina Victoria lució un vestido blanco para la boda, después de lo cual las novias de todo el mundo comenzaron a dar preferencia a este color, ya que simbolizaba la pureza y la inocencia. Sin embargo, ya no es necesario observar esta tradición. Muchas novias rechazan el blanco y eligen vestidos de varios colores para este momento solemne.

6. Los padres deben pagar por la boda

Como regla general, los padres solían pagar por la boda de los jóvenes: unos más, otros menos. Recientemente, la situación ha cambiado y, a menudo, los recién casados ​​pagan por la celebración solos o a la mitad con sus padres.

7. Poner el teléfono sobre la mesa

Tan solo un par de años atrás, poner un teléfono móvil sobre la mesa se consideraba el colmo de la indecencia. Sin embargo, ahora algunos usuarios piensan que esto no es una violación tan grave de la etiqueta, especialmente si uno no está usando el dispositivo. Pero incluso si miras tu teléfono, no es tan grave. Tal vez tienes una agenda muy ocupada o necesitas estar en contacto todo el tiempo.

Sin embargo, algunas personas aún siguen pensando que es indecente usar el teléfono a la hora de la comida.

8. Tomar el apellido del esposo

La tradición de tomar el apellido del marido se remonta a las leyes de Inglaterra del siglo XI. De acuerdo con la “ley de cobertura”, después del matrimonio, una mujer estaba “cubierta” por su marido y no podía ser propietaria de propiedad alguna ni concluir contratos por sí misma.

Y aunque la ley no es vigente desde hace mucho tiempo, sus ecos continúan atormentándonos hasta el día de hoy. Por ejemplo, en algunos países hasta la década de los 1970, una mujer no podía obtener un pasaporte o una licencia de conducir a menos que tomara el apellido de su esposo. Ahora, el cambio de apellido es un acto de unificación y un homenaje a la tradición, y de ninguna manera una obligación.

9. Siempre usar medias

Internet está repleto de preguntas, en qué casos es necesario usar medias y en qué casos no. Y si antes la sociedad era unánime en relación con este tema: había que usarlas para ir a trabajar o para eventos oficiales incluso en verano, ahora la situación ha cambiado. Una mujer puede usar medias a su discreción, si no está prescrito en el código de vestimenta.

Contrariamente a la creencia popular, los miembros de la familia real británica tampoco están obligados a usar medias: no existe tal regla. Es solo que a la reina y Kate Middleton les encanta usarlas, eso es todo.

En tu opinión, ¿qué reglas de etiqueta se han vuelto obsoletas?

Compartir este artículo