Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Existen cosas que los niños de hoy se están perdiendo y aquí te contamos cuáles son

7135
799

Que las cosas cambian a medida que pasan los años ya lo sabemos, pero el avance de la tecnología y los cambios sociales de los últimos tiempos hicieron que las infancias de ahora sean muy distintas a la que vivimos quienes tenemos más de 20 años.

Genial.guru recolectó anécdotas de usuarios de Reddit sobre algunas cosas que se dejaron de frecuentar, e incluso no existen más, y que lo niños de estos tiempos jamás vivirán.

1. La emoción de un nuevo año escolar

La vuelta a clases era todo un misterio, te preguntabas si habría nuevos compañeros, qué asignatura tendrías y quiénes serían tus profesores. Hoy esas cosas las puedes saber desde antes por las redes sociales.

2. Rentar películas

Ir al Blockbuster para elegir VHS o DVD’s era toda una aventura. Podíamos conseguir la película que tanto nos hacía ilusión ver o volver desilusionados. De todas formas, era entretenimiento asegurado para el fin de semana. Esos días quedaron atrás ya que ahora no tenemos que salir de nuestro sillón para ver lo que queramos desde plataformas como Netflix y Amazon.

3. Llamar a un amigo por teléfono y esperar a que esté en casa

Si querías hablar con alguien debías llamarlo al teléfono de línea, y si no estaba, tenías que repetir la acción más tarde. Algo totalmente impensado para la actualidad, cuando con un teléfono móvil te puedes contactar al instante con alguien se encuentre donde se encuentre.

4. Las caricaturas matutinas de los fines de semana

Antes de que existiera la televisión por cable, los dibujos animados solamente estaban por la mañana. Pero si ibas a la escuela en ese horario, tus posibilidades se reducían solo a los sábados y domingos.

5. Hacer cosas tontas sin que nadie lo filme

Hoy puedes retratar lo que quieras con tu móvil, ¿cuántos videos de bebés y niños haciendo travesuras o cosas graciosas vemos en las redes? Muchos a comparación de antes, cuando las cámaras se usaban solo para ocasiones especiales. La libertad de hacer algo sin tener miedo a que alguien lo registre y suba a la red se ha acabado desde hace unos años.

6. Ser parte del momento

Algunos tienen la creencia de que, para vivir de manera real los acontecimientos, los teléfonos móviles no deben ser parte de la escena, algo que es muy difícil en nuestros días de hiperconexión.

7. Jugar afuera

Los días soleados se disfrutaban jugando afuera. Ya sea andando en bicicleta, jugando fútbol o escalando árboles, y los niños volvíamos a la casa cuando las luces de la calle se encendían.

8. La emoción previa a revelar un rollo de fotos

Ahora, cuando capturas una imagen, al instante ya puedes verla y compartirla para que todos la vean. Pero antes teníamos que pagar para tenerlas en nuestro poder y también teníamos que ganarle a la ansiedad, ya que las fotos tardaban días, incluso semanas, para revelarse y verificar que hubieran salido bien o fueran buenas.

9. Jugar videojuegos con amigos en casa

Cuando el internet no era de uso doméstico, los juegos en línea no existían. Así que si querías sumergirte en un mundo fantástico y virtual junto a un amigo, no había otra forma de hacerlo sin que ambos no estuvieran en la misma habitación.

10. Buscar maneras creativas para divertirse

Cuando el aburrimiento invadía, debíamos recurrir a juguetes y juegos con amigos y hermanos. Nos inventábamos miles de historias con lo que teníamos en casa, podíamos pasar de ser maestros a astronautas en un minuto. Ahora es más fácil matar el tiempo utilizando aplicaciones y todo aquello que nos ofrecen los dispositivos.

11. Las computadoras no eran algo para niños

Antes de la llegada de los juegos y el internet, los ordenadores no tenían mucho para ofrecer. Eran costosos y sus programas estaban diseñados para oficinas, lo que no era algo atractivo para los niños. Igualmente, que tire la primera piedra quien no se pasó horas dibujando en Microsoft Paint.

12. Cada llamada por teléfono era un misterio hasta que atendías

Al ser el único medio de comunicación más directo, que sonara el teléfono era emocionante. Podía ser un amigo invitándonos a jugar, nuestra abuela para saludar, o una propaganda. Sea quien sea, era una incógnita saber quién llamaba y no la podíamos resolver hasta escuchar la voz del otro lado. Ahora, nuestras pantallas nos indican quien llama ¡y desde dónde!

13. Jugar con los vecinos

Los amigos no solo eran los de la escuela, sino que cerca de casa también encontrábamos personas de nuestra edad para pasar el rato. Los juegos con los vecinos eran recurrentes y podíamos pasar horas en la calle hasta que nos ordenaban volver a casa.

14. El Tetris y Tamagotchi eran una sensación

Si no podíamos tener una consola de videojuegos, lo más cercano a tecnología más diversión eran estos dos juegos. Podíamos pasar horas encastrando bloques o alimentando a una mascota virtual en unos dispositivos tan sencillos como divertidos.

15. Tener una vida social fuera de las redes sociales

Aunque las redes son excelentes herramientas para conectarnos con gente hasta de otro país, antes la única manera de tener una vida social era en los ámbitos que concurríamos, como escuelas, deportes, parques, entre otros. Lo que importaba era el carisma y la personalidad, no la cantidad de likes ni de usuarios en la lista de amigos.

Si eres adulto, ¿qué es lo que más extrañas de tu infancia? Si eres niño, ¿qué cosa retro te gustaría experimentar?

7135
799