Genial
Genial

10 Ocasiones en las que el universo se quiso divertir y creó coincidencias únicas

La vida, muchas veces, nos sorprende con sus grandes coincidencias. Algunas podríamos haberlas imaginado, como cuando nos encontramos con algún conocido en el transporte público, pero otras nos toman tan desprevenidos que, si no tuviéramos pruebas, no las creeríamos. Estas son las historias de diez afortunadas personas a quienes el universo les sonrió y las dejó con el ojo cuadrado.

1. Un cometa aterrizó en la casa de la familia Commette

Según lo reportado por Time, el cometa que llegó a Francia en el año 2011 no fue un suceso tan extraño como lo imaginamos, siendo la probabilidad de que esto suceda no menor a 2,5 millones a una, lo cual es aún más probable que ganarse la lotería. Lo que nos llama la atención del meteoro de 88 gramos es que aterrizó ni más ni menos que en la casa de una familia de apellido Commette. Si bien, no podemos asegurar la existencia de vida fuera de la tierra, esto nos demuestra que, si la hay, tiene muy buen sentido del humor.

2. Una mujer escribió en un dólar para encontrar esposo; años después, se lo regresaron

Esther escribió su nombre en un billete de un dólar después de terminar una relación y dijo: “Quien sea que me regrese este billete, será mi esposo”. Después de un tiempo, empezó a salir con Paul. El día que él le pidió que fuera su novia, le dijo que también tenía un regalo. Se trataba del mismo billete, él le dijo que se lo habían dado de cambio en un local y, al ver su nombre escrito, pensó en regalárselo. Ella se quedó anonadada y le pidió que le recordara de esto en unos años. Ellos están casados ahora y tienen una increíble historia que contar en las fiestas.

3. La estación del metro Etiopía en la Ciudad de México y la estación México en Adis Abeba, Etiopía

Gracias a las buenas relaciones entre ambos países, en los años 70, en México se nombró una estación del sistema de transporte más concurrido de la Ciudad de México en honor al país africano. También se colocó una placa que conmemora la visita de Haile Selassie I, emperador de Etiopía, a México en 1954. El ícono de esta estación es un león, que representa una leyenda del origen de Etiopía. Asimismo, en este país se hizo una estación que lleva de nombre México, haciéndolas únicas en la historia.

4. Un ciclista estuvo a punto de abordar dos vuelos que terminaron en trágicos accidentes

En el año 2014, una aerolínea de Malasia tuvo dos incidentes en los que murieron muchas personas. Si bien, el que hayan sucedido uno después del otro en un periodo tan corto de tiempo es en sí una anomalía, otra de ellas es que ambos vuelos tenían registrado al mismo pasajero, pero que nunca llegó a abordar. Se trata de Maarten de Jonge, un ciclista que, gracias a que encontró opciones más económicas a esos vuelos, termino por no abordarlos. “Me siento afortunado de seguir vivo”, dijo en una entrevista acerca de este suceso.

5. Laura Buxton, de 10 años, soltó un globo y fue encontrado por otra Laura Buxton de 10 años

La pequeña Laura pensó que sería una gran idea soltar un globo rojo con su nombre y dirección escrita: “Si lo encuentras, regrésalo a Laura Buxton”, pero lo que nunca se imaginó es que una chica con increíbles similitudes sería quien lo encontraría. No solo se trataba de dos niñas de la misma edad con el mismo nombre, sino que también descubrieron que ambas se parecían físicamente, tenían un conejo gris y un conejillo de indias que llevaron al encuentro sin planearlo.

6. La mujer que ganó la lotería 4 veces

Joan R. Ginther es el nombre de la mujer que descubrió la clave para ganar la lotería, consiguiendo premios millonarios en 4 ocasiones con boletos comprados no solo en el mismo estado, sino también en la misma tienda. Joan es una graduada de un posgrado en Estadística de la Universidad de Standford, y sus conocimientos, junto con un poco de suerte, la hicieron ganar más de 20 millones de dólares.

7. Anne Parrish se compró el mismo libro que era suyo cuando era una niña

© Edward Thayer Monroe Redman, Ben Ray. Speaking of Books / Wikimedia Commons, Jack Frost and Other Stories for Little Folks / D. Lothrop Company

En el año 1929, la novelista Anne Parrish encontró un libro que llamó su atención, pues se trataba de la misma historia que tanto le gustaba de niña: Jack Frost y otras historias. La sorpresa fue que, más tarde, cuando se lo enseñó a su esposo, se dio cuenta de que la primera página tenía escrito su nombre y dirección, pues se trataba del mismo que había sido suyo en la infancia.

8. Una pareja comprometida descubrió que sus padres casi se casan entre ellos

Helen y Stephen se comprometieron y realizaron una cena de compromiso para que sus padres se conocieran. Durante el evento, la madre de Helen vio un álbum de fotos donde se encontraba el difunto pare de Stephen y preguntó su nombre. Después, en la noche, le confesó a su hija que el padre de Stephen y ella habían sido novios y se habían comprometido también, pero no habían podido casarse porque su abuelo lo prohibió. En un increíble giro de eventos, ahora ellos compartirían nietos.

9. Encontraron una botella con votos de boda del mismo día en que ellos se casaron

El día 18 de agosto se celebraron dos bodas que, a pesar de celebrarse con 28 años de diferencia, quedarían enlazadas gracias al destino. Dando un paseo en la playa, Fred y Lynette se encontraron con una botella que contenía un mensaje: se trataba de los votos de boda de otra pareja, que había incluido en el mensaje su nombre, dirección y la fecha de su boda. Lo que Fred y Lynette no podían creer era que esa fecha era la misma que la de su propia boda. Decidieron enviar una carta a la pareja diciéndoles de su gran suerte, además de que este hecho les confirmó que su matrimonio estaba destinado a ser.

10. Una mujer descubrió que su profesor y su madre vivieron en la misma casa

Platicando con su profesora de la universidad, Amanda Brich descubrió que ella estaba viviendo en la misma ciudad de dónde provenía su madre. Ella pensó que era una gran coincidencia, pero después de decirle su nombre, ambas quedaron anonadadas al darse cuenta de que se trataba de la casa donde la madre de su estudiante se había criado.

Genial/Historias/10 Ocasiones en las que el universo se quiso divertir y creó coincidencias únicas
Compartir este artículo