Genial
Genial

15 Pruebas de que todos tenemos mil y un recuerdos valiosos de la infancia

Probablemente todo el mundo tiene algún tipo de desencadenante que evoca recuerdos de la infancia. Puede ser cualquier cosa: acciones, situaciones, personas, objetos, incluso libros o películas. Piezas valiosas de nuestra propia historia nos sumergen instantáneamente en la nostalgia de esos tiempos felices.

En Genial.guru buscamos historias de internautas que decidieron por compartir sus recuerdos de la infancia con todo el Internet.

  • Cuando era pequeña, me encantaba la película Hombres de negro. Un día, tiré por accidente el jarrón favorito de mi madre. Ella estaba en shock, a punto de regañarme, pero yo le dije: “¡Alto, espera!”. Saqué los anteojos negros de mi padre, tomé un bolígrafo, apunté a mi madre y le dije: “El jarrón se rompió solo, no es mi culpa, ¡no me regañarás! ¡Clic!”. No funcionó, tuve que pararme en el rincón. © Habitación n.º 6 / VK
  • Cuando tenía 3 años, mis padres pintaron el piso. No me di cuenta y lo pisé, dejando mis huellas en la pintura. Ahora tengo 21 años. Hace poco, cuando moví el sofá, vi esas mismas huellas. Resultó que mis padres deliberadamente no volvieron a pintar el piso en ese lugar para que yo pudiera verlas cuando fuera grande. © Suryansh Bhanti Kulshreshtha / Quora
  • Me encantaba jugar a la escondidillas con mis primos en la casa de mi abuela. Ella tenía una casa enorme y yo tenía muchos primos. Eran las mejores escondidillas que jamás jugué. © Krank33/ Reddit
  • Un fotógrafo vino al kínder. Todos recibimos disfraces para la sesión de fotos. Los padres quedaron atónitos cuando vieron la foto en la que yo era la única de todas las chicas que se había atrevido a vestirse de marinero. Me había negado rotundamente a que me fotografiaran con un vestido, y todavía tengo la foto en la que estoy sin un diente y con una gorra sin visera.
  • Qué largo parecía el verano cuando era pequeña. Recuerdo que pasaba todo el tiempo en la calle, mi piel se ponía morena como una nuez, y mi cabello se decoloraba al sol hasta quedar casi blanco. © Bobannon / Reddit
  • Me comí un chocolate y tiré el envoltorio. Mi papá dijo: “Quien tira basura, trabaja como limpiador por el resto de su vida. Si recoges y tiras tu envoltorio al cubo, te daré 1 dólar, ¿quieres?”. Yo estaba encantado, corrí y lo tiré, recibí el dinero. Y entonces papá me dijo con tristeza: “¿Ves? Ya eres un limpiador”. Y me quedé tan estupefacto que se convirtió en una lección de por vida. Incluso en la escuela llevaba basura en los bolsillos hasta la urna, aunque algunos compañeros se rieran de mí. © Balzamo / Pikabu
  • Mi papá comenzó a enseñarme a pescar cuando tenía 6 años. Todos los años íbamos a su río favorito durante el fin de semana para acampar y pescar. Nuestros fines de semana juntos son los recuerdos más agradables de mi infancia. © Tina Crafton / Quora
  • Recuerdo que mi papá me hizo una espada de madera y jugué con ella todo el día. © snowbirbirl / Reddit
  • En séptimo grado, la chica que me gustaba me besó. Y luego deambulamos todo el día tomados de la mano. © FriskeeRL / Reddit
  • Me encantaba levantarme antes que mis padres, colarme en la habitación de mi hermanito y despertarlo para que pudiéramos jugar con nuestros autos. Teníamos alrededor de 12 cada uno, todos tenían un nombre. Y cada vez se nos ocurrían nuevos escenarios para el juego. © unknown author / Reddit
  • Me llevaban a un parque de diversiones por cada cumpleaños, era obligatorio comer donas y andar en autos de choque. Y yo soñaba que algún día yo misma llegaría a los pedales. © Elena Makarova / Genial.guru
  • Mi abuela era una verdadera artesana, enseñó a coser a todas sus nietas, incluso en una máquina de coser. Solo a mí no me salía nada. Pero fui la única a la que enseñó a hacer bordados en seda. Recuerdo sentirme especial. © mac_n_cheese_is_life / Reddit
  • En el kínder, en un paseo, encontré un corazón verde facetado del tamaño de una uña. La maestra: “Dámelo o lo perderás, se lo daré a tu mamá cuando venga”. Por la tarde vino mi mamá, le dije: “¡Ahora verás lo que encontré hoy!”, y a la maestra dijo: “Encontró un trozo de vidrio verde, ¡lo tiré!”. © Luka13 / Pikabu
  • Cuando era pequeña, a menudo cerraba la puerta de un golpe cuando me enojaba con mis padres. En una de las discusiones lo volví a hacer. Mi papá no aguantó más tal arrebato, se acercó a la puerta, y luego simplemente la quitó y la tiró para que ya no pudiera dar un portazo. © Oído por ahí / VK
  • En un campamento de verano, después de apagar las luces, nos estábamos contando historias de miedo. Y en el mismo momento en que “la mano negra se acercó a la niña”, mi amiga notó por el rabillo del ojo una sombra que se movía lentamente. Se volvió bruscamente, todos la seguimos, ¡y cómo gritamos! Resultó que eran los chicos que habían decidido asustarnos. Y el momento fue perfecto. En resumen, todos fuimos regañados por no haber estado durmiendo.

¿Cuáles son tus recuerdos más vívidos de la infancia?

Genial/Historias/15 Pruebas de que todos tenemos mil y un recuerdos valiosos de la infancia
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos