Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

16 Personas describieron reglas extrañas de su infancia que se consideraban normales en sus familias

9-38
70k

Cada familia tiene sus propios principios acerca de la crianza de los hijos. No resulta extraño aquello de “en mi casa, decido yo”. Por supuesto, existen cosas que cualquier padre exige de su hijo: no meter los dedos en la toma de corriente, no olvidarse de cepillarse los dientes y no quitarle los juguetes al resto de hermanos. Todo esto responde a una serie de normas básicas relacionadas con la salud, la seguridad y la socialización de los niños. Pero algunos padres decidieron ir más allá ampliando las prohibiciones hasta rozar el teatro de lo absurdo.

Genial.guru preguntó a los usuarios en las redes sociales por las reglas extrañas que se vieron obligados a cumplir en su infancia. Resulta que muchos de ellos se criaron bajo severas restricciones. Además, las “cuotas” se introdujeron por los adultos en cosas completamente inesperadas, por ejemplo, en papel higiénico.

  • Si los personajes en una película comenzaban a besarse cuando veíamos la televisión, mi madre perdía los estribos e intentaba tapar la pantalla con un cojín y, además, tosía haciendo mucho ruido hasta que la escena acababa. © Dameunbatido / Reddit

  • Nada de auriculares. La música la tenían que oír todos para que mis padres pudieran asegurarse de que yo no escuchara nada inapropiado. © Asher Blyz / Quora

  • Estaba obligado a comerme todo lo que había en mi plato porque “los otros niños se morían de hambre”. No entiendo qué beneficio podría aportar mi comer en exceso a los niños hambrientos. © Christine Zacharda / Quora

  • Y a mí me prohibían sostener picos de pan en la boca como si fuera un cigarrillo, solo podía morderlos. Mi padre lo explicaba diciendo que haciendo eso yo empezaría a fumar. © Dubrovski / Pikabu

  • El padre de mi mejor amigo me permitía comer palomitas de maíz solo de una en una. © CallMeRawie / Reddit

  • Nos prohibían sentarnos en un sofá de cuero con camisetas, pantalones cortos y descalzos, es decir, tocarlo con nuestra piel. © SuperBubber / Reddit

  • Nada de cantar a la mesa, a menos que fuera el cumpleaños de alguien. © ParadiseSold / Reddit

  • Cuando tenía 6 años, mi madre me dijo que si me portaba bien, me permitiría no ir a la escuela los sábados y domingos. Un día, el maestro me dijo: “Nos vemos el lunes” y fue solo entonces cuando lo entendí todo. © missdontcare_ / Reddit

  • No se me permitía llevar pijama durante el día, incluso cuando estaba enfermo. © Babet Becker / Quora

  • Hubo una época en la que mis padres, por alguna razón inexplicable, no me permitían beber mientras comía. Decían que me llenaba el estómago con té, cuando lo primero era comer y solo después beber para que no me quejara de que ya estaba llena y no quería más. Tuve que hacer grandes esfuerzos tragándomelo todo solo para tomar un par de sorbos de agua lo antes posible. © HereshNeale / Pikabu

  • Cuando me portaba mal, me prohibían leer. De pequeño, adoraba los libros (al igual que ahora), así que en aquel momento era un castigo muy efectivo. © CharlieChooper / Reddit

  • En mi infancia, si no sacaba la mejor nota, me prohibían comer en la mesa. Estaba convencido de que era lo normal en todas las familias hasta que fui a cenar a la casa de un amigo con malas calificaciones. Sus padres eran tan amorosos y cariñosos. © GreatGooseGimbo / Reddit

  • Mi abuela me prohibió caminar por el departamento pisando los talones. Solo podía hacerlo de puntillas, sin hacer nada de ruido. Y cada plato y taza tenían su propio lugar específico: que ni se te pasara por la cabeza girar la taza por el asa hacia el lado equivocado. © SkazkaSoap / Pikabu

  • Cuando era pequeño, tenía prohibido beberme los restos de jugo o cualquier otra bebida debido al sonido que producía. Mi padre siempre decía que preferiría comprarme otro envase de jugo en vez de oír este “sonido de pobreza”. Hasta entonces, me siento incómodo cuando tomo las últimas gotas. © Escuchado por casualidad

  • En mi infancia, mis padres no me permitían celebrar mi cumpleaños. Diciendo que todavía era pequeña y que cuando tuviera 20 años, entonces, lo celebraría. Así, un día fui al cumpleaños de una niña que había nacido el mismo día que yo. Nunca he tenido un cumpleaños tan triste. Por un lado era tu día, pero no te felicitaban a ti. © Escuchado por casualidad

¿Tus padres u otros adultos te obligaron a seguir normas extrañas o ridículas? ¿Qué cosas mundanas y completamente inofensivas se consideraban tabú en tu hogar?

9-38
70k