Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Su amor por tejer a ganchillo comenzó cuando tenía 5 años y hoy es un prodigio del crochet

8-77
12k

Jonah Larson, un niño de 11 años, está rompiendo los estereotipos de género que vinculan el tejido con el sexo femenino; se ha convertido en un pequeño mago del punto. Esta actividad, que ya toma forma de negocio, es su pasatiempo favorito desde el inicio de su infancia. Ya a los 5 años quiso aprender a tejer y lo hizo gracias a tutoriales que buscaba por Internet. Ahora, este joven es un fenómeno viral en las redes sociales, publica sus avances en Instagram, donde ya cuenta con 170 mil seguidores y elabora sus propios tutoriales en YouTube.

Genial.guru quedó impresionado por la historia y el talento de Jonah y te muestra hoy algunas de sus mejores creaciones, así como te explica por qué ha ganado tanta fama en Internet.

El “prodigio del crochet”

Sí, todo lo que tocan sus manos, lo convierte en arte. Como todo en la vida, empezó con los proyectos más sencillos hasta desafiar a los más complejos en el mundo del crochet. Primero se atrevió con un trapo, luego se puso manos a la obra con una bufanda y en la actualidad es capaz de elaborar casi cualquier cosa, siempre y cuando tengas en cuenta que su nueva andadura empresarial ya acumula una larga lista de espera. Jonah compagina su gran afición con sus estudios. Hasta hace un mes, ya acumulaba más de 2 500 pedidos aún pendientes.

Su amor por hacer ganchillo comenzó cuando tenía 5 años, hoy ya tiene 11. Es un fenómeno en las redes sociales donde sus trabajos reciben miles de “Me gusta”. Él mismo reconoce que esta afición se ha convertido en un refugio en el que puede pasar largas horas en familia y desconectarse de todo haciendo lo que más le gusta.

Hace punto 5 horas al día

Jonah compatibiliza su gran pasión con su educación. Así, arranca la mañana haciendo ganchillo y luego se va a la escuela para continuar con su afición entrada la tarde. ¿Qué es lo que más le gusta? ¿Por qué lo hace? Este chico lo tiene claro: le relaja.

Lo más llamativo es que este pequeño ha llegado hasta aquí gracias a ser autodidacta. Decidió adentrarse en este mundo viendo videos y tutoriales por Internet. Sus otras aficiones pasan por jugar al baloncesto y disfrutar de algún que otro videojuego, pero en contadas ocasiones. La mayor parte de su tiempo libre lo pasa haciendo punto.

Sus estudios son lo primero

Este niño inspira a muchas personas y, consciente de que puede servir de ejemplo a sus iguales, sus estudios son la clave para que pueda seguir tejiendo. Su madre, Jennifer, lo acompaña en tan increíble andadura artística, siendo ella quien limita la cantidad de producción para que esto no se les vaya de las manos y Jonah no renuncie a su formación académica.

Cierto es que el crochet lo calma tanto como sus obras artísticas entusiasman al mundo. Pero igual de cierto es que tiene otras aspiraciones, quiere ser cirujano. Este chico tejiendo es la envidia de muchas abuelas y en la escuela un ejemplo para la mayoría de los niños de su edad.

Su pasión, acompañado siempre de su mamá

Su mamá, la persona a la que este pequeño más quiere, atiende los pedidos telefónicos y le acompaña en su día a día. Ella señala que a Jonah le fascina todo aquello que le permite hacer el crochet, que su hijo prefiere este hobby a pasar tardes enteras pegado a una pantalla de televisión o jugando a videojuegos. Y es su mamá con quien comparte esas tardes enteras dedicado a su pasatiempo favorito. Precisamente fue ella quien le desafió a elaborar su primer tapete para una mesa de centro.

Es solidario y ayuda a quienes más lo necesitan

Otra de las peculiaridades de este niño prodigio del crochet es que está seriamente vinculado a sus raíces. Ayudar a los demás también forma parte del día a día y por eso un porcentaje de sus ganancias va destinado a ayudar a aquellos que más lo necesitan, concretamente, en Etiopía, su país de origen, donde colabora con algunas de las fundaciones infantiles.

Un libro para dar a conocer su historia, repleto de trucos y consejos para todas las edades

A Jonah le han entrevistado medios de comunicación de gran prestigio, como por ejemplo Forbes. Es por ello que no es de extrañar que este joven haya hecho realidad otro sueño, el de muchos, publicar un libro con su historia y su pasión, hacer ganchillo, donde detalla parte de su vida y sus mejores consejos. Titulado Hello, Crochet Friends!, Jonah, junto a su mamá, revela innumerables secretos que encandilarán a los aficionados al mundo del punto.

“Hacer lo que te hace feliz”

Jonah quiere lanzar un mensaje, que también se refleja en su libro, un canto dirigido a adultos y niños. En la vida nos enfrentamos a cientos de dificultades y retos, pero lo importante es “hacer lo que te hace feliz”. Para él, el crochet es como respirar, por eso sus trabajos gozan de tanta naturalidad. Cuando todo parecía no funcionar en su día a día, hacer ganchillo lo cambió todo.

En la cima de la fama y más de 50 premios

Jonah tiene ya miles y miles de seguidores y su fama solo crece sin parar. No da puntada sin hilo sin recibir cientos de “Me gusta” por ello. En su trayectoria, este joven de 11 años puede presumir de haber ganado más de 50 premios, cuenta con la admiración de las principales publicaciones de crochet y ahonda en nuevos proyectos como dar clases a través de tutoriales en Internet.

Capaz de enfrentarse a cualquier reto artístico

Sí, Jonah no teme a enredarse entre los hilos. Su fama viene avalada por sus trabajos, desde una capucha a puntos afganos llamativos y cuidados con esmero, ya sean tapetes, sombreros de moda y hasta animales de peluche de bella realización. Dice que el más complicado al que se enfrentó fue un afgano de 800 flores.

Entre sus trabajos, destaca “Sunset Throw”

O este “Larks Foot Afghan”

Este tapete lo tejió con los dedos, sin usar ganchillo, en tan solo 5 horas

Bolsitas para el jabón

Y también crea animales

Un caracol

Un suéter para el perro

Un cesto, con mimo...

...Que puede convertirse en una cama confortable para tu mascota

Un recuerdo de tus peluchines de cuatro patas para la mesa

El primer juguete que hizo, cuando tenía 7 años

Y su primer tapete para decorar la mesa de Navidad

Bono: Jonah te enseña a hacer ganchillo

Este joven quiere inspirar al mundo con su historia. ¿Qué te han parecido sus trabajos? ¿Te gustaría encargarle uno? ¿Qué estarías dispuesto a hacer tú para que tus sueños se hagan realidad?

8-77
12k