Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Fundación sacó de la pobreza a una comunidad en Madagascar, y ahora busca lograr lo mismo en Argentina (todos podemos ayudar)

6-15
719

A nivel mundial, 1 de cada 70 personas enfrenta problemas de alimentación, pobreza, falta de educación y sustentabilidad. Por suerte, hay gente dispuesta a cambiar eso. Alrededor de todo el mundo hay organizaciones que se dedican a ayudar a otros, como es el caso de Akamasoa, lo que significa “Buenos amigos” en malgache. Esta es una fundación que nació en Madagascar y que luego se instaló en Argentina. Su principal objetivo es brindarles esperanza a todos los niños y adultos con problemas educacionales y de desnutrición.

Genial.guru se enteró de esta iniciativa y quiere hablarte sobre cómo nació la idea y cuál es la labor de estas personas que día a día luchan por hacer crecer a otros y por mejorar el mundo, actuando con mucha dedicación y pasión.

Conoce a la persona que ayudó a más de 500 mil malgaches a tener un techo bajo el cual vivir

Pedro Opeka es un sacerdote argentino que creó la fundación mencionada anteriormente, cuyo principal objetivo es darles una mejor calidad de vida a aquellos que no la tienen mejorando tres pilares principales: hogar, trabajo y educación. Todo empezó en Madagascar, hace 30 años, con un sueño de Pedro que, hasta la fecha, ha ayudado a más de 500 mil malgaches con la construcción de más de 4 mil casas en las que viven más de 25 mil personas. Además, la educación en la isla creció tanto que, actualmente, más de 14 mil niños están matriculados en cada escuela.

Lo que un día fue un sueño para Pedro, hoy es una infraestructura entera de 22 barrios que forman la cuidad de Akamasoa, la cual, con mucho esfuerzo y compromiso, ha logrado contar con escuelas de todos los niveles, comercios, un centro médico y tres tanques de agua lo suficientemente grandes para abastecer a toda la población.

Así es como “Buenos amigos” llegó a Argentina

En Argentina, junto con la fundación Más Humanidad, Gastón Vigo Gasparotti empezó con la misma labor de ayudar a los que más necesitan de una mano amiga. Licenciado en administración de empresas y autor, Gastón decidió viajar hasta Madagascar para aprender de la mano de Pedro todo sobre su fundación y así poder cumplir su misión de la mejor manera posible.

El 33,6 % de los argentinos vive en pobreza, y un 50 % de los estudiantes ni siquiera llega a terminar la escuela secundaria, lo que llevó a Gastón, a su equipo de 30 profesionales y a más de 200 voluntarios a crear Akamasoa en Argentina, con el fin de luchar contra estas estadísticas y así lograr el crecimiento y desarrollo de la población.

La labor de Akamasoa Argentina

Además de combatir la pobreza extrema en Argentina, esta organización busca hacer del territorio uno de los más desarrollados. Siguiendo los objetivos de desarrollo sostenible planteados por las Naciones Unidas, Akamasoa formó sus propias metas para este 2019, tales como:

  • Desarrollar una huerta hidropónica.

  • Construir una cocina industrial.

  • Habilitar un taller de costura.

  • Construir viviendas para voluntarios y un centro de capacitación para oficios.

  • Construir dos aulas para que adultos puedan finalizar sus estudios primarios y secundarios, además de un espacio de usos múltiples.

  • Reacondicionar 2 hectáreas donadas para construir el primer barrio de Akamasoa.

Cómo ayudan a la comunidad

La organización ofrece servicios de pediatría y nutrición para los más pequeños, haciéndose un diagnóstico de nutrición integrado y, a su vez, brindando una charla sobre los buenos hábitos alimenticios y cómo usar los recursos disponibles. También ayuda a las madres con consejos sobre la crianza y estimulación integral Montessori para el autodesarrollo de los niños. La inclusión social y el desarrollo humano son otros de los enfoques que la fundación busca cumplir para crear una Argentina sustentable.

Por otra parte, la asociación busca formar profesionales en diferentes oficios que puedan valerse por sí mismos, como también la construcción de viviendas y obras que inciten el desarrollo comunitario para que cada uno de sus habitantes tenga una mayor participación en la sociedad. Fundamentos como la cultura, el deporte, la agricultura y el apoyo psicológico están en la lista de tópicos a ser instituidos a cada persona.

Tú también puedes contribuir

Si quieres realizar una donación a la fundación, puedes hacerlo a través de este enlace. Por otra parte, sus redes sociales oficiales, donde publican sus logros y eventos, como Facebook, están siempre activas. También pueden ser contactados por correo electrónico o por WhatsApp.

“Akamasoa significa ‘buenos amigos’, lo que quiere decir servir al hermano, a la hermana, al pueblo, a los niños, a los jóvenes y a los ancianos, y no olvidar a nadie. Por eso, Akamasoa puede realizarse en cualquier país del mundo, porque nadie se encierra y nadie es insensible al amor, al respeto, a la verdad, a la compasión y al acto de compartir”.
Pedro Opeka

¿Qué otra idea crees que se podría implementar para ayudar al desarrollo de las personas con necesidades como la falta de alimentación, educación y empleo? Cuéntanos en los comentarios.

6-15
719