Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Los camareros de un restaurante japonés tienen Alzheimer y olvidan las órdenes, pero, aun así, los clientes se van de allí contentos

3-2-
975

Imagina estar en un restaurante, esperando ansioso tu orden, y, cuando la traen, resulta que no es lo que habías pedido, sino un plato por completamente diferente. Ese lugar existió, pero los clientes, lejos de enojarse, se reían y disfrutaban de la comida sin más. El restaurante de las órdenes incorrectas (The Restaurant Of Order Mistake) fue una idea genial que buscaba dar a conocer al público lo que significa vivir con Alzheimer, pues todos sus camareros padecían esa enfermedad.

Genial.guru le parece que ayudar a las personas a tomar conciencia sobre una enfermedad con un toque de humor es una idea estupenda. Es por eso que quiere contarte todo lo que investigó al respecto.

Proyecto con mucho humor

Elegir entre tantas opciones de un menú es bastante complicado, principalmente para las personas indecisas. Pero eso no importaba en el restaurante de las órdenes incorrectas, porque ya se sabía antes de entrar que lo que el comensal pidiera no sería lo que terminaría comiendo. Lo mejor de todo es que, a pesar de eso, el cliente y el camarero no perdían la sonrisa.

En junio de 2017, en Tokio, Japón, se abrió un restaurante cuyos empleados padecían un tipo de demencia que afecta, entre otras cosas, a la memoria. La brillante idea del proyecto se le ocurrió a un grupo de empresarios que quiso fomentar en la sociedad la tolerancia sobre una patología difícil de entender: el Alzheimer.

El restaurante

El proyecto funcionó durante tres días, y era con invitación previa. Desde el comienzo, los clientes aceptaron la regla principal: si la orden no era la correcta, solo debía sonreír. Incluso el menú estaba especialmente preparado para advertir a los comensales que allí comerían bien y se divertirían mucho, aunque la comida fuera diferente de la que pidieran, ya que los camareros olvidaban hasta un tercio de las órdenes que recibían.

De todos modos, a la mayoría de las personas les cuesta decidir entre un plato u otro. Y, cuando finalmente escogen uno, resulta que no es lo que en verdad les apetece. La cosa se dificulta aún más a la hora de elegir el postre. Eso no sucedía en ese restaurante, porque la comida nunca era la que se esperaba.

El ingrediente principal: la empatía

El restaurante fue atendido por 17 pacientes con la enfermedad de Alzheimer. Además de fomentar la tolerancia, el respeto y la empatía hacia las personas que padecen este tipo de demencia, también se quiso demostrar que ser diagnosticado con esta enfermedad no significa dejar de ser útil. Todo lo contrario, con un poco de comprensión y paciencia por parte del entorno, estas personas pueden seguir trabajando hasta que ellas mismas decidan dejar de hacerlo.

Una experiencia exitosa

El proyecto tuvo una gran aceptación por parte del público, y fueron muchos los que disfrutaron de comer en ese restaurante. Lejos de enojarse y gritarle al personal por traer la comida equivocada, dentro del local se respiraba tolerancia y alegría.

Una de las comensales citada para vivir la experiencia fue una reconocida bloguera gastronómica japonesa llamada Mizuho Kudo. Gracias a lo que escribió en sus redes sociales, el restaurante se volvió muy popular. Ella comentó que ordenó una hamburguesa, pero recibió unas deliciosas albóndigas en su lugar. Y no le importó, pues la alegre camarera la atendió con amabilidad y calidez.

El éxito del restaurante llevó a los creadores del proyecto a plantearse repetir la experiencia. El 21 de septiembre de 2018, Día Mundial del Alzheimer, el restaurante volvió a abrir sus puertas para que muchas más personas disfrutaran de una rica comida, a la vez que veían de cerca lo que significa padecer una enfermedad tan poco comprendida.

¿Te gustaría comer en un restaurante así? ¿Qué otras patologías que se consideran incapacitantes podrían formar parte de una experiencia similar? Comparte tus pensamientos con nosotros en la sección de comentarios.

3-2-
975