Genial
Genial

“Triste San Valentín” se inspiró en un divorcio real para mostrar el lado honesto de una relación (y otras curiosidades)

Para algunos hijos, el divorcio de sus padres puede ser muy traumático. Sucede que los padres, al fin y al cabo, son personas que están pasando por un mal momento y, como todos, cometen errores. Por suerte, los artistas son capaces de transformar ese dolor y convertirlo en algo que los ayuda a superar el momento, y nos deja a nosotros una gran obra.

En Genial.guru, queremos contarte algunas curiosidades detrás de la historia de Triste San Valentín, una película escrita por un hombre que quiso retratar la historia de amor y desamor de sus padres.

El largo camino hasta el primer “¡Acción!”

El director Derek Cianfrance estrenó Triste San Valentín en el 2010, pero la película comenzó a escribirse muchísimos años antes. Derek se inspiró en la historia de sus propios padres, que se separaron cuando él tenía 20 años, y lo dejó devastado. Su intención era mostrar todo el camino de una relación, desde el enamoramiento y las primeras citas hasta su final y consecuente divorcio.

Pero entre su primer borrador en 1998 y el estreno de la película transcurrieron 12 años. Sin embargo, el director cree que eso terminó siendo beneficioso para la película. “Hace 12 años no estaba casado, no tenía hijos. No podría haber contado una historia honesta sobre cómo es estar en una relación larga o en un matrimonio con hijos sin haberlo experimentado yo mismo”. Durante ese tiempo, el director escribió más de 60 borradores, donde cambiaba escenas basadas en lo que le sucedía.

Los periplos fueron varios. Si bien la actriz Michelle Williams se comprometió a filmarla en el 2002, cuando 7 años después Derek la llamó para avisarle que filmarían en California, Michelle le dijo que no podía hacerlo. “No puedo, le prometí a mi hija que este año la llevaría a la escuela y la arroparía antes de dormir”.

Cianfrance no entendía cómo podía hacerle eso después de tanto tiempo y pensó en quién podría remplazarla. Pero cuando entendió que justamente por esa decisión tan abnegada era la persona perfecta para el papel, volvió a llamarla. “Si encuentro un lugar para filmar cerca de tu casa en Nueva York, ¿lo harías?”. Michelle le respondió: “Sí, es lo más generoso que alguien me ha ofrecido alguna vez”.

La primera parte de la filmación: el enamoramiento

Michelle Williams amaba la película por el guion: las palabras, la historia. Pero apenas llegó al primer día de rodaje, Derek le dijo: “El guion está muerto, y si dices alguna de esas palabras vas a aburrirme, así que quiero que me sorprendas”. Williams nunca había improvisado, pero eso era lo que el director le pedía. Derek estaba tan obsesionado con hacer que la película fuera lo más real posible que quiso filmar a los actores despertándose de verdad.

Pero el director no era el único comprometido con la película. Gosling y Williams hablaron constantemente con el director, fue tanto su aporte que Derek los considera coescritores. Por otro lado, Gosling contó que en todos los años en los que se estuvieron preparando para sus personajes, él y Michelle Williams nunca se habían conocido. Así que ese enamoramiento, esa sensación de primeras veces, era tan real para el espectador como para los actores.

Cianfrance utilizó la sorpresa y la improvisación como una constante para obtener los resultados más auténticos en la primera parte de la película. Casi no hubo segundas tomas, por lo que los resultados parecen bastante auténticos. En la escena en que cantan y bailan, el director les había pedido que mantuvieran esos talentos ocultos el uno del otro para que las reacciones fueran espontáneas.

Algo similar sucedió en la escena en que caminan por el puente. A Ryan, el director le dijo que Michelle tenía un secreto y él tenía que hacer lo que fuera para que ella se lo dijera. A Michelle, el director le dijo que pasara lo que pasase, no le dijera a Ryan su secreto. Toda esa escena fue una improvisación, una lucha entre ambos que terminó con Ryan subiéndose a la reja del puente. Michelle, asustada, finalmente le cuenta el secreto.

La película está llena de pequeños detalles. Por ejemplo, la apariencia de Dean se basa en Derek Cianfrance: cuando es más grande, imita su barba y su calva preeminente, y la apariencia más joven copia el estilo de ropa que usaba el director. O cómo el tatuaje de Dean viene de un libro que habla sobre dar y sacrificar todo por el otro.

Cuando la primera parte de la película se terminó de filmar, estuvieron a punto de no hacer la segunda parte. Era tan hermoso el material que quisieron cambiar el título a San Valentín y convertir la película en una historia sobre el enamoramiento.

Un mes después, 6 años después: el fin de la relación

Después de filmar las escenas del pasado, mostrando el enamoramiento, pasó un mes hasta que retomaron la filmación. Llegó el momento de mostrar lo que sucedería 6 años después.

Consiguieron una casa y les propusieron a los actores vivir allí por un mes. Derek les dio un presupuesto semanal, similar al que tendrían en la vida real, y las cámaras los filmarían continuamente mientras atravesaban situaciones del día a día. Incluso fingieron festejar la Navidad y los cumpleaños con pasteles y regalos realmente comprados.

Cianfrance les propuso que trataran de provocar discusiones por cosas pequeñas, le dijo a Williams que debía irse de la habitación o rendirse cuando discutiera con Gosling y a él le indicó que hiciera todo lo posible por llamar la atención de su esposa.

Mientras la primera parte se hizo casi en tomas únicas, en esta segunda parte hubo escenas que se llegaron a filmar 50 o 75 veces. Gosling cuenta que fue casi como estar encerrados y vigilados. Así, llegaba un momento en que ya no tenían nada que ocultar.

Después del tan ansiado estreno

La película tuvo una fantástica recepción. Recibió más de 56 nominaciones y ganó 9 premios. Entre las nominaciones más importantes, Michelle fue nominada a los Óscar a la mejor actriz, y tanto ella como Ryan Gosling fueron nominados a los Globos de Oro por sus roles protagónicos.

¿Cuándo crees que se termina una relación? ¿Qué opinas de los métodos utilizados por el director para reflejar una relación de amor y desamor?

Genial/Historias/“Triste San Valentín” se inspiró en un divorcio real para mostrar el lado honesto de una relación (y otras curiosidades)
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos