Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Encontraron y salvaron a un cachorro herido en el patio de su casa y resultó ser un dingo en peligro de extinción

Hay héroes escondidos en todo el mundo y no precisamente usan una capa. Esta vez, una familia australiana tuvo la oportunidad de recoger y proteger a un cachorro que apareció herido en el patio de su casa. Aunque al inicio no sabían qué animal era, intuían que se trataba de un perro o un zorro, pero después descubrieron que era un dingo, una subespecie de lobo que se encuentra en peligro de extinción. Lo llamaron Wandi y, gracias a ellos, ahora disfruta de una vida alegre en un santuario junto a otros de su misma especie.

Kevin Newman, un voluntario del santuario, compartió con Genial.guru la historia de Wandi porque, después de todo, su rescate es una muestra de que en el mundo aún existen personas de buen corazón.

Un dingo caído del cielo

Wandi fue encontrado en el patio trasero de una casa en Wandiligong, una ciudad de Victoria, Australia. Cuando la familia se acercó, no estaban muy seguros de qué animal era y se preguntaban cómo había llegado hasta ahí. El cachorro estaba asustado y no dejaba de llorar. Cuando lo llevaron a la clínica, el veterinario percibió que el pequeño e indefenso animal tenía las uñas desgastadas, a causa de sus intentos fallidos por subir un terraplén y, además, se podían ver algunas marcas en su espalda, y estas eran muy parecidas a las de las garras de un ave de presa. Como en la zona no había rastros de otros cachorros, asumieron que el dingo había sido arrojado desde las alturas.

Una grata sorpresa

Debido a que al inicio tenían dudas respecto a la identidad del cachorro, las personas que lo encontraron decidieron publicar una foto en Facebook para saber lo que pensaba y percibía la gente. Con los comentarios que recibieron, confirmaron que existía una gran probabilidad de que fuera un dingo y, para estar seguros, tomaron muestras con un hisopo y las enviaron a la Universidad de Nueva Gales del Sur para que pudieran verificar su ADN. Después de estar llenos de incertidumbre, los resultados confirmaron que Wandi era un dingo puro, una especie vulnerable en Australia.

Cortesía de Shari Trimble para Genial.guru

Un nuevo comienzo para Wandi

Después de revisarlo, el veterinario que atendió a Wandi se encargó de contactar a la Fundación Australiana de Dingos y, después de revisar algunas fotografías del cachorro, un voluntario del santuario fue a recogerlo para llevarlo a su nuevo hogar. Actualmente, Wandi se encuentra bajo sus cuidados y convive alegremente junto a otros 40 animales de su especie. “¡Wandi es fantástico! Ha crecido mucho y es muy juguetón. En el santuario tiene una compañera de la misma edad y realmente la han pasado increíble juntos. Es su hermana sustituta”, comentó Kevin.

La importancia de los dingos

Los dingos son sumamente importantes para los ecosistemas y, además, son los depredadores principales en Australia donde, por desgracia, son una especie muy amenzada por la caza en zonas privadas. Por fortuna, Wandi es un gran representante de estos animales y se encuentra en buenas manos. Además, será parte de un programa de reproducción que están planeando en el santuario, con la intención de preservar a su especie.

Cortesía de Shari Trimble para Genial.guru

Voluntarios que se unen a la causa

En realidad, ningún animal debería ser atacado o amenazado, sin embargo, miles de cebos venenosos son arrojados en los parques nacionales y en las zonas donde habitan los dingos. Los voluntarios que se han unido a la fundación para proteger a esta especie, desean que el mundo sea consciente y se tomen medidas para que prohíban el uso de estas sustancias.

“Estos animales deben ser respetados y protegidos. Esperamos que la historia de Wandi pueda mostrarle a todos sobre la importancia que tienen estos animales para nuestros ecosistemas. Él me ha enseñado que las cosas buenas les llegan a los que se lo merecen y saben esperar”, señaló Kevin. Cualquier persona que lo desee, puede apoyar a esta fundación siendo voluntario o haciendo una donación aquí para el cuidado de los dingos.

¿Qué opinas de esta historia? ¿Has rescatado a algún animal? Cuéntanos en los comentarios.

Compartir este artículo