Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Una empresa fabrica guitarras con la madera que no usa y las regala a niños internados en hospitales

1-1-
555

Una empresa que produce techos y paredes de madera en Estados Unidos usa el material que le sobra para construir guitarras que dona a niños internados en hospitales. Es un círculo virtuoso que combina solidaridad, reciclaje, musicoterapia y hasta manualidades, ya que la misma iniciativa promueve la enseñanza de habilidades básicas de carpintería y pintura en escuelas primarias.

Genial.guru se pone de pie para darle a esta iniciativa la ovación que se merece y te cuenta sobre este programa que une al sector privado y al público por una buena causa.

La idea que potenció la filosofía solidaria de una empresa

Rulon International es una compañía con sede en Jacksonville, Florida, que se dedica a fabricar techos y paredes acústicas de madera desde hace más de 34 años. Sus dueños, Eleanor y Wayne Robison, siempre fueron caritativos, pero en 2016 tuvieron una idea que potenció esa filosofía: decidieron usar parte del material que les sobraba en sus almacenes para construir guitarras y donarlas.

Nació así el programa “Guitars for Children” (“Guitarras para niños”, en español) con una primera meta de fabricar 10 000 de esos instrumentos de dos cuerdas cada uno y distribuirlos entre los niños más necesitados.

Los niños pintan las guitarras para impulsar su creatividad

El primer envío fue para un orfanato en Haití, el país más pobre de América y devastado por un fuerte terremoto en 2010. En ese lote, los instrumentos ya estaban pintados, pero se les pidió si los siguientes podían ser enviados inacabados, ya que los niños disfrutaban decorarlos y personalizarlos ellos mismos.

Desde entonces, las guitarras las mandan afinadas, en una variedad de cinco formas distintas. Pueden llegar sin pintar o con una capa base que, en ambos casos, permite a los niños darle el estilo que quieran e impulsar su creatividad. En lo que no hay variedad es en el tema sanitario: todos los mangos son microbianos y libres de gérmenes.

La música como forma de terapia

La libre contaminación de los instrumentos es un punto fundamental, ya que muchos de ellos son llevados a hospitales. Las guitarras se fabrican con material totalmente reciclado, sin humos ni productos químicos de ningún tipo, lo que hace que sean ecológicas y no generan riesgos para la salud.

Desde su creación, el programa ha regalado más de 5 000 guitarras en unos 50 centros de salud y organizaciones benéficas vinculadas a enfermedades críticas como el cáncer. “Con los niños enfermos, está comprobado que hay dos cosas que los ayudan: la música y los animales”, explicó Eleanor, que trabaja como secretaria corporativa en la empresa que preside su marido Wayne.

Sumar escuelas a la iniciativa solidaria

En el marco de la iniciativa, la empresa también se asoció con escuelas primarias para que los alumnos aprendan habilidades básicas de carpintería y permitirles ser parte de la misión del programa de reciclar madera, fabricar instrumentos de cuerda y regalárselas a otros chicos.

Justamente uno de los objetivos a futuro de la iniciativa es asociarse con más instituciones educativas e integrarlas al programa. “Me gustaría entrar de alguna manera en cada colegio y hacer que tengan una clase de arte para hacer guitarras, para que los niños reciban sus clases de arte, pero también estén ayudando a otros”, expresó Eleanor.

¿Sabes de alguna otra empresa que tenga un programa solidario parecido? ¿Consideras que el sector privado se involucra lo suficiente en retribuir a su comunidad? Comparte tus opiniones con nosotros en la sección de comentarios.

1-1-
555