Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Una reveladora historia sobre la amabilidad que demuestra que juzgamos mal a las personas

Recibir notificaciones
A veces solo nos guiamos por lo que hay fuera
1
-
Responder
La mayoría de las veces es así
-
-
Responder
Bonita moraleja: no hay que dejarse llevar por la cáscara
-
-
Responder
El exterior es lo primero que vemos, pero no nos puede decir nada del interior
-
-
Responder
A veces he sufrido que me juzguen sin conocerme solo por mi apariencia
-
-
Responder
Después de tantos palos que me he llevado ante primeras impresiones, intento no juzgar a las personas a primera vista y esperar a conocer algo de ellas
-
-
Responder