Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Artículos de vestir que las personas adineradas evitan, mientras que otros los consideran de moda

Las personas adineradas han marcado tendencias que muchos tratan de imitar desde siempre. Pero hoy en día, el brillo y el lujo dejaron de ser indicadores de gozar de un fuerte poder adquisitivo. Por desgracia, todavía hay gente que no lo ha aprendido, por lo que el deseo de aparentar tener un millón de dólares a menudo provoca el efecto contrario.

Genial.guru está convencido de lo siguiente: cuanto más dinero tiene uno en su cuenta bancaria, más moderada es su apariencia. En nuestra recopilación de hoy encontrarás antitendencias que los titulares de cuentas bancarias que albergan sumas de seis dígitos prefieren evadir.

1. Zapatos de charol

Las personas adineradas recurren a los zapatos de charol solo en ocasiones especiales. En su día a día, estos quedarían fuera de lugar. Si aun así te entran las ganas de ponértelos para ir a la oficina, lo mejor será que optes por un diseño clásico discreto. Además, últimamente, entre las mujeres de alto poder adquisitivo está de moda llevar zapatos de gamuza.

2. Pañuelo de seda

Un pañuelo de seda no es precisamente lo más adecuado para llevar a diario y, combinándolo con joyas, se convierte en algo de mal gusto. Esta regla puede infringirse solo en un caso concreto: si este accesorio está atado a un bolso de un color liso.

3. Reloj de pulsera voluminoso

Un reloj voluminoso en una muñeca femenina fina se ve como un objeto extraño, atrayendo demasiada atención hacia la chica que lo lleva. Y, por regla general, cuanto más discreto es el diseño del reloj, más caro suele ser. En la actualidad, los famosos iconos de la moda proponen recurrir a las formas sencillas y lacónicas, tanto en los modelos clásicos como los deportivos.

4. Conjuntos de un solo color

Las personas adineradas no albergan la costumbre de crear una imagen basándose en un solo color, considerándolo un deseo de falsa practicidad. Un conjunto en el que encontramos entre uno y tres tonos que se combinan muy bien entre sí se ve mucho más elegante que un total look.

5. Plumón

A pesar del aumento de la moda por el oversize, las señoritas modernas se pondrá un cómodo y acogedor plumón exclusivamente para ir a una estación de esquí. En cualquier otra circunstancia, ellas optarán por destacar su figura con un abrigo clásico.

6. Traje deportivo de terciopelo

Este traje llamativo y cómodo confeccionado con una tela suave y agradable al tacto ganó muchos adeptos. Pero, en la actualidad, son más relevantes las opciones discretas del estilo sporty chic.

7. Adorno voluminoso encima de un suéter

Un elemento decorativo voluminoso sobre un suéter abrigado sobrecarga la imagen. Una mujer que sigue las tendencias de moda optará por una cadenita fina y discreta si quiere completar con algo una prenda de punto. Una gargantilla llamativa en combinación con ropa translúcida también es principalmente una antitendencia.

8. Jeans con pedrería y perlas

En la ya lejana década de los años 2000, los jeans ampliamente decorados con pedrería, lentejuelas y perlas de imitación se hicieron extremadamente populares entre las aficionadas de la moda. Pero, hoy, todo ha cambiado y esta prenda tan llamativa se ha sumado a las lista de antitendencias y muchas estrellas ya la han abandonado.

9. Ropa interior de encaje

La ropa interior sofisticada no puede llamarse práctica: es complicado compaginarla con las prendas, debajo de una camiseta deportiva, este tipo de brasier se verá poco estético. A todo ello, los encajes a menudo tienen un aspecto barato. En la actualidad, las aficionadas al mundo de la moda apoyan la tendencia hacia el respeto al medio ambiente y optan por modelos cómodos confeccionados a partir de telas naturales sin decoración innecesaria.

10. Conjunto de mezclilla de un solo color

Un conjunto de mezclilla de un solo color, ya sea clara u oscura, se ve muy soso. Si, pese a eso, te encuentras con una señorita vestida con mezclilla de los pies a la cabeza, la parte superior y la inferior serán de colores diferentes.

11. Un pañuelo para el cuello sobre un suéter

Aunque un suéter de cuello de cisne sencillo de un color liso a veces pide que lo acompañes con algo, un pañuelo para el cuello no es la mejor opción. Este crea capas innecesarias que es mejor evitar combinando los suéteres de cuello alto con cadenas largas.

12. Chaqueta de verano de manga corta

Este tipo de prendas de estilo acortado queda bien a muy pocas personas y casi siempre distorsiona las proporciones de la figura. Si no hace frío, es mejor recurrir a una chaqueta fina con mangas largas confeccionada con algodón o lino.

¿Qué otras peculiaridades de la imagen que ya no son un símbolo de prestigio te gustaría añadir a esta lista?