Genial
Genial

9 Claves para lucir la tendencia “oversize” y no cometer errores en el intento

Las prendas de vestir extragrandes (oversize) continúan siendo una tendencia. Desde sus formas más creativas hasta sus versiones contemporáneas de siluetas relajadas, nos pueden brindar una oportunidad para llevar un look cómodo, a la moda y que puede provenir de un armario masculino (sí, es válido tomar prestado un saco de vestir o camisa y adaptarlas).

En Genial.guru quisimos investigar cómo se puede llevar este estilo y elaboramos una lista con algunos tips que podrían servir a las lectoras que se animan a lucir este tipo de atuendos.

1. Es posible estilizar la figura minimizando el efecto de amplitud

Aunque la ropa overzise pretende parecer al menos dos tallas más grandes de las que generalmente usarías, en realidad está diseñada para jugar con el tamaño y volumen. Un primer consejo para combinarla adecuadamente, es usar, por ejemplo, una prenda que no lo sea y suavizar el efecto de amplitud.

2. Se puede sacar provecho a las chaquetas overzise luciendo combinaciones de vestir que aprovechen los contrastes

Un básico de esta tendencia son las chaquetas tipo blazer. Para incorporarlas al look se puede jugar con el balance masculino y femenino, y usarlas por ejemplo sobre un delicado vestido. También es válido vestir totalmente overzise, tratando de crear un equilibrio entre las texturas y el tamaño de las prendas. Para ir al siguiente nivel prueba llevar unos botines puntiagudos que aporten color.

3. Una sola prenda puede bastar

Para las mujeres de baja estatura hay algunos consejos que le pueden servir para no cometer errores a la hora de elegir cómo usas las prendas de gran tamaño. Una de ellas y válida para múltiples combinaciones, consiste en sacar provecho al equilibrio de proporciones, y utilizar una pieza ajustada arriba y holgada abajo, o de forma inversa. Otra opción es llevar simplemente un abrigo a modo de vestido y dejar las piernas a la vista con unas botas que hagan juego con el look.

4. Ir de lo tradicional a lo contemporáneo

Si bien en cierto que para acentuar la silueta conviene marcar la cintura, y que las gabardinas se la llevan bien con trajes, se dice que esta pieza se puede reinterpretar levemente para jugar con la feminidad y masculinidad. Por ejemplo, al decir adiós al cinturón apretado, llevarla con hombreras marcadas, usarla larga hasta el tobillo e incluso mezclarlo con pantalones estampados o zapatillas.

5. Se pueden llevar diferentes piezas en capas

Una ventaja especialmente útil para los días fríos, es que en esta tendencia se pueden acoplar diferentes prendas usándolas en capas. Podría llevarse sin problemas una camisa debajo de un abrigo holgado y combinar ambas prendas con una chaqueta encima.

6. Las camisas se convierten en un básico versátil

Sin duda otro básico versátil son las camisas. Algunas de las opciones para sacar del armario esta prenda, es llevarla con un cinturón de gran tamaño en la cintura, que se puede combinar de forma divertida con unas bermudas o mallas de ciclista. Aún más fácil, simplemente úsala haciendo un nudo en la cintura, ¡y listo!

7. Se puede mostrar algo de piel

Piezas de vestir holgadas y cómodas no implican que se deje a un lado el toque atrevido que a veces se desea trasmitir. En ese sentido, mostrar algo de piel no solo es válido, sino que además se dice es favorable incluso para las ocasiones formales. Se pueden desabrochar algunos botones de una camisa y deslizarla a un lado del hombro, o atreverse a mostrar un poco las piernas.

8. Prestar atención a las texturas es útil para aligerar el look

Hay que considerar que algunas prendas podrían hacer que una persona se vea más grande de lo que realmente es, como es el caso de las prendas de telas gruesas. Por otro lado, telas muy finas y sedosas podrían hacer que se pierda la forma del cuerpo. Si no es el efecto que buscas, en el primer caso equilibra afinando con piezas delgadas, y en el segundo resalta la forma del cuerpo, por ejemplo guardando la camisa en un pantalón con pretina ajustada.

9. Se pueden doblar las prendas dónde haga falta

Otra truco para estilizar el look es remangar la ropa, es decir, doblarla un poco, por ejemplo en las mangas de las chaquetas, camisas e incluso en la parte inferior de los pantalones. Esto le dará una nueva versión a la prenda y se puede complementar usando tacones altos o unas gafas de gran tamaño.

Cuéntanos qué es lo más importante para ti: comodidad o estilo y por qué. ¿Tienes algún truco que uses justamente para equilibrar esas ganas de sentirte a gusto en la ropa y estar a la moda?

Genial/Mujer/9 Claves para lucir la tendencia “oversize” y no cometer errores en el intento
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos