Genial
Genial

13 Cosas que no deberías tolerar en el trabajo si quieres una carrera exitosa

Según el Buró de Estadísticas, una persona cambia de trabajo en promedio cada 4 años y 2 meses. En el trabajo, puede haber una variedad de situaciones, algunas agradables y otras no tanto. Las razones para querer cambiar de trabajo son más que suficientes, aunque a veces se pueden simplemente discutir todos los problemas con las autoridades. Y también hay situaciones que francamente dicen: es hora de huir de este trabajo. Cualquiera sea el caso, no debes reprimir tu descontento.

Aunque el trabajo no sea lo más importante en la vida es, sin dudas, una parte significativa de la misma. En Genial.guru decidimos averiguar cuáles son situaciones laborales que no se deben tolerar.

1. La burocracia sobrepasa los límites razonables

Imagínate una situación en la que prácticamente cada estornudo, pausa para el almuerzo u otra otra acción que realices en el trabajo, deba ser coordinada mediante un informe. En una empresa así, tomarse unas vacaciones se asemeja a pasar una prueba difícil. ¿Y si al final del día debes redactar un informe minuto a minuto sobre todo lo que hiciste durante el día hoy y por cuánto tiempo? La imagen resultante es horrible, y sin embargo en muchas empresas las cosas funcionan así.

  • Forbes llama a estas empresas "lentas" y no aptas para el crecimiento profesional, por lo que no hay ninguna razón para permanecer entre el tornados de aprobaciones e informes, vale la pena el esfuerzo para cambiar la situación, o al menos tratar de reducir el número de obstáculos burocráticos.

2. Discusión delicada sobre temas poco delicados

Si durante las discusiones sobre asuntos financieros no dejan de decirte que hablar sobre estos temas es incorrecto, falto de tacto y descortés, debes ponerte alerta. Y si luego intentan hacerte avergonzar por defender tus intereses financieros, entonces construir una carrera a largo plazo en ese lugar será difícil.

  • Discutir con los superiores el salario y pedir un aumento por razones objetivas: inflación, aumento de la cantidad de las obligaciones y cosas por el estilo, es algo absolutamente normal.

3. Gastos personales

Las relaciones de mercado sugieren que el trabajo es el lugar donde se gana dinero y no donde se lo gasta. Si el trabajo te exige constantemente gastar en las necesidades de la empresa, por poco que sea, y la administración no te lo reembolsa, entonces es un mal trabajo.

  • Aunque no sea más que papel para la impresora, Rachel Ritlop, asesora comercial y consejera de carreras, aconseja no tolerar el tipo de situaciones que exijan gastar en las necesidades de la empresa, y rechazar esta clase de trabajos.

4. Culpable sin culpa

Vienes a trabajar por la mañana, abres el correo y ves una carta enojada que dice que tenías que haber calculado el viernes el costo del rover. Pero la tarea del rover no existió, ni el viernes, ni nunca. Este tipo de situaciones son un motivo para ponerse a pensar sobre la cordura de los superiores.

  • Si el jefe comienza a acusarte de no haber cumplido una tarea que nunca te había encomendado, o te da tareas extrañas e incomprensibles, entonces es hora de hablar con las autoridades seriamente .

5. Trabajar con fantasmas

Gosting es un término relativamente nuevo, que comúnmente se usa para referirse al retiro silencioso de uno de los compañeros de una relación. El daño psicológico de este fenómeno en las relaciones ya se está estudiando, pero un comportamiento similar de un colega o un superior en el trabajo también inflige un daño considerable.

  • Si tus solicitudes se ignoran constantemente y tus preguntas no se responden directamente, es necesario llamar a la gerencia para conversar seriamente.

6. La espera de tres años de lo prometido

Promesas eternas de "casi" acenso, aumento salarial, un lugar de trabajo mejor, una capacitación o cualquier otro "mañana" cuya ejecución se pospone constantemente... Todas estas promesas incumplidas no crean buenas condiciones para un trabajo exitoso. El consultor de carrera, Roy Cohen, dice que este tipo de líderes nunca cumple con sus obligaciones, y por lo tanto, no verás la recompensa merecida.

  • Es posible y necesario hacer esfuerzos adicionales si la promesa de las autoridades está respaldada por una fecha exacta. Por ejemplo, un aumento salarial si el plan se ejecuta en un 110% o una bonificación por un proyecto adicional entregado antes del 31.

7. Amiguismos

En ocasiones, bajo la apariencia de relaciones amistosas, en el trabajo florece la explotación libre. Cuando el jefe es prácticamente el mejor amigo o amiga y simplemente una persona maravillosa, es difícil rechazar una pequeña solicitud: terminar el trabajo, demorarse una hora más, etc. Poco a poco todo se sistematiza, y ya estás trabajando horas extras gratis.

  • La amistad en el trabajo es maravillosa, pero si cambia el proceso de trabajo, vale la pena considerar si realmente es una amistad.

8. Eso no se acostumbra aquí

La sola pronunciación de esta frase hace desconfiar. Es raro que uno no pueda trabajar horas extra o llegar al trabajo temprano. Por lo general, una formulación de este tipo oculta las reglas implícitas de la empresa: no discutas con el jefe, no tengas opinión propia, no te tomes vacaciones o licencia por enfermedad por más de cierto número de días seguidos.

  • Si el equipo de trabajo tiene un conjunto de reglas no expresadas que contradicen el Código Laboral o el sentido común, entonces vale la pena considerar seriamente si necesitas un equipo de trabajo así.

9. Chantaje emocional

Las relaciones demasiado amistosas con el superior o con los colegas pueden llevar a la aparición de frases como "Nos estás dejando", "Esto es un cuchillazo en la espalda", "Pero cómo puedes". Dichos métodos de presión emocional nos obligan a abandonar nuestros planes, objetivos o incluso principios. Y aparecen justo cuando defiendes tu opinión o decisión.

  • Los expertos de Forbes dicen que los empleados dispuestos a sacrificar sus valores tienen menos éxito que aquellos de los que se puede decir que tienen una personalidad completa. Por eso permanecer en un ambiente donde no puedes ser tú mismo es desfavorable tanto para ti como para tu carrera.

10. Estamos pasando por un período difícil

Las constantes referencias a un período difícil, dificultades temporales y solicitudes para "ponerse en nuestro lugar" muestran un sistema ya conformado donde aguantarás para siempre. Las obligaciones extra añadidas temporalmente se volverán permanentes, no se preverán aumentos salariales y los cambios siempre solo estarán en el horizonte.

  • Por supuesto que si la compañía estipula los términos de las dificultades y la clase de compensación por el trabajo extra durante las mismas, es comprensible, pero es conveniente asegurarse de que lo temporal no se convierta en lo permanente.

11. Es por tu bien

Si el departamento de recursos humanos presenta un permiso por enfermedad, unas vacaciones acortadas, o los días laborales cortos en época de fiestas pagos como un regalo de los superiores a los mortales comunes, hay que estar alerta.

  • No te olvides de que un empleado tiene derechos legales, y su ejecución es la norma, no la buena voluntad de las autoridades.

12. Constante cambio de prioridades

Las tareas urgentes en un instante se vuelven poco urgentes, la jornada laboral no tiene ningún plan, cada hora la gerencia te dice que lo dejes todo y hagas otra cosa, ¿te resulta familiar? Si te piden hacer algo, y 5 minutos más tarde, hacer otra cosa, con el agravante del hecho de que el resultado del trabajo debería haber sido terminado ayer; no será posible lograr un lugar de trabajo normal. Solo será un estrés eterno.

  • Un líder competente siempre tiene un plan de trabajo; un cambio de prioridades, especialmente uno urgente, es una excepción, no una regla. Si tu jefe cambia las prioridades constantemente, entonces es hora de hablar con él.

13. Sexismo

El sexismo en todas sus manifestaciones. Puede ser acoso sexual en el trabajo, bromas groseras, insinuaciones sobre la insolvencia intelectual de las mujeres o incluso un salario menor en comparación con los colegas masculinos.

  • Cualquier manifestación de discriminación basada en el género causa una situación estresante en el equipo y afecta negativamente la autoestima de las mujeres. Hay que defenderse de esta clase de ataques, tanto mediante advertencias orales, como de apelaciones a las oficinas correspondientes.

El trabajo es una parte importante de nuestra vida, y es bueno si solo causa placer. Lamentablemente, este no siempre es el caso. ¿Y qué situaciones en el trabajo te molestan a ti?

Genial/Psicología/13 Cosas que no deberías tolerar en el trabajo si quieres una carrera exitosa
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos