Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

9 Métodos para responder a una pregunta inapropiada y lograr que nunca más la vuelvan a hacer

Las preguntas molestas no siempre se hacen con la intención de ofender. Pueden herir hasta el fondo del alma, pero frecuentemente están basadas en buenas intenciones. Por lo tanto, vale la pena reflexionar el motivo detrás de la pregunta y solo después responderla. De otro modo, corres el riesgo de ser descortés.

Genial.guru recurrió a las investigaciones de psicólogos para descubrir cómo recomiendan responder a las preguntas complicadas.

Ignorar

En lugar de molestarte con una pregunta desagradable, intenta mantener la calma. Cuenta hasta 10 en tu cabeza y trata de que los comentarios bruscos no te afecten. Intenta cambiar el tema de conversación o comienza a charlar con personas menos agresivas.

Reflejar la pregunta

A menudo, vale la pena responder una pregunta con una pregunta y poner al oponente en una posición incómoda. Si la persona no intentaba ofenderte, esa respuesta no la lastimará; pero si tenía malas intenciones, entonces la acorralarás.

Hacer una broma

Por extraño que parezca, muchas personas tocan temas incómodos cuando quieren establecer una relación más cercana y cálida con alguien. Simplemente lo hacen incómodo y desagradable para ambos participantes de la conversación. En este caso, una de las formas más fáciles de responder a la pregunta y lidiar con la creciente molestia es hacer una broma.

Rechazar responder

A veces es útil establecer límites personales sin ser demasiado agresivo. No tienes que responder todas las preguntas que se te hagan. Diles que no estás listo para hablar de ello ahora o que no estás acostumbrado a discutir esos temas con personas externas.

Agradecer

Frecuentemente, los temas difíciles son abordados por personas con problemas psicológicos que son incapaces de sentir empatía o por aquellos que realmente intentan ayudar. En cualquier caso, agradece su interés y preocupación, mostrando tu madurez y que no es tan fácil hacerte enojar con una frase desagradable.

Poner a la persona en la misma situación incómoda

Otra forma fácil de ignorar una frase desagradable es fingir que no la escuchaste. Si una persona quería ofenderte o lastimarte, entonces tu indiferencia y sonrisa educada la privarán de su equilibrio interno. En lugar de reaccionar emocionalmente al comentario, pídele a la persona que explique lo que quiere decir. Como resultado, la próxima vez no querrá hacerte preguntas incómodas.

Reconocer la verdad

Nada desanima a un oponente agresivo como el hecho de que reacciones tranquilamente a sus palabras e, idealmente, con una dosis de humor. Si alguien se burla de la forma de tu nariz, bromea sin esperar a que alguien más lo haga primero. O simplemente admite que la persona tiene razón, terminando así la conversación sin emociones innecesarias.

No rechazar la ayuda

Si tus familiares insisten en que salgas con alguien de tu edad o te ofrecen su ayuda, a veces no vale la pena rechazarlos; sin embargo, intenta poner tus propias condiciones. Describe cómo se vería tu candidato ideal para que sea tu pareja y no te retractes ni un poquito. En este caso, probablemente suceda una de dos cosas: o te dejan de molestar o tal vez obtienes lo que pediste.

Responder de la misma manera

Responder con agresión a la agresión es una mala decisión. Pero, desafortunadamente, a algunas personas les gusta romper deliberadamente las normas sociales, “drenar” las emociones negativas de los demás o desquitarse contigo porque ellos mismos estuvieron alguna vez en una situación desagradable similar.

Y si esto ocurre en el día a día, por ejemplo, en el trabajo, entonces las opciones son pocas: aprender a mantener la calma, cambiar de equipo antes de que afecte tu salud o responder de la misma manera. Solo no crees un efecto bola de nieve, transfiriendo tu molestia y frustración a otros colegas o seres queridos; simplemente intenta ponerle fin a la relación con esa persona en particular.

Y tú, ¿cómo respondes a las personas que son demasiado curiosas o maleducadas contigo? ¿Tienes tus propios secretos para poner a un agresor en su lugar?