Genial
Genial

9 Secretos sobre los hombres que cualquier mujer sabia ya conoce a la perfección

¿Estás segura de que el amor es el sentimiento más hermoso del mundo? ¿Y alguna vez te ha pasado que tu relación romántica de un ramo de tiernas rosas se convirtió repentinamente en rosas con espinas y nunca entendiste por qué? Resulta que para siempre seguir siendo la mujer más sabia, comprensiva y querida, basta solo con un poco de conocimiento sobre la naturaleza masculina.

En Genial.guru hemos preparado para ti 9 secretos sobre los hombres que toda mujer sabia ya conoce. Si los llevas a la práctica, verás en tu pareja, tanto a una persona que te ama, como a tu mejor amigo y a un compañero de vida.

1. Los hombres no leen tu mente

Esta frase puede ser tan antigua como el mundo y una verdad cuanto menos trivial: un hombre no puede saber aquello que estás pensando. Pero aun así, las mujeres, de forma obstinada, intentan decírselo con miradas significativas, suspiros pesados ​​y giros metafóricos complejos intentando transmitir sus deseos al hombre.

¿Recuerdas el comienzo de la película Perdida? El protagonista imaginaba abrir el cráneo de su dulce esposa, sacándole el cerebro y tratando de entender qué estaba pensando y sintiendo. Pero tan solo basta con hablar. Sé directa, honesta y no divagues en ambigüedades.

2. Los hombres también quieren contribuir a la relación

¿Qué es lo que valora la sociedad en los hombres? Su fortaleza, su fuero interno, su capacidad de asumir la responsabilidad que recae sobre ellos y sus familias, así como ser un apoyo y protección para el otro.

Pero las mujeres, a veces, no le dan a sus hombres esta oportunidad, tratando de decidir todo por los dos y sin dejar al género masculino optar por una u otra opción. Si no le das a tu hombre la posibilidad de tomar decisiones independientes y en una relación cumples con el papel de una madre solícita, tarde o temprano, este se rebelará.

Incluso si ganas más que tu pareja (aunque a muchos hombres este hecho les hace dudar de sus propias capacidades) y contribuyes más en el bienestar de su nido familiar, permite que el hombre se sienta como la "locomotora" que conduce el "tren" de la relación en la dirección correcta. Pídele consejo, comparte tus planes, planifica conjuntamente el presupuesto familiar. Una mujer inteligente puede manejar a un hombre sin quitarle el papel protagonista.

3. A los hombres no les gusta la crítica y odian pedir ayuda

Un hombre pedirá ayuda solo si finalmente está convencido de que la necesita: es decir, cuando se encuentra en una situación completamente desesperada. Por ejemplo: "¿Dónde está mi cinturón marrón?".

Pero si se perdió en un barrio desconocido, a pesar del GPS-navegador y los mapas de Google y oyó de su pareja la pregunta, cuanto menos inocente, de "¿Estamos perdidos?", puede perder por completo los estribos. Históricamente, a los hombres no les gusta admitir que pueden no saber algo y aún más difícil les resulta pedir ayuda o consejo.

Tampoco tienes que andar de puntillas alrededor de él al objeto de evitar tus reacciones negativas a sus palabras y acciones. Pero es necesario presentar la crítica de manera constructiva y razonable. ¡Y a menudo, alaba a tu pareja! Él necesita esto mucho más de lo que tú puedas llegar a imaginar.

4. Los hombres no hablan de los problemas, los resuelven

Imagínate un ajetreado día de trabajo, llegas a casa muy cansada y durante la cena abordas a tu esposo con cuestiones como que tu jefe hoy criticó por completo tu proyecto, una compañera se echó tanto perfume que era imposible respirar en la oficina y el especialista de marketing se tropezó y dejó caer tu cactus favorito.

Por supuesto, tu pareja te ofrecerá mil y una maneras de resolver tus problemas, desde "vengarte de ese especialista de marketing tirando su ficus" hasta "dejar ya ese trabajo". Pero, probablemente, tú amas tu trabajo y simplemente ha sido un día difícil.

Si solo necesitas que te escuchen, empaticen con tu mal día o te consuelen, díselo directamente a tu pareja. Después de todo, a su entender, tus quejas implican pasar a la acción y su cerebro comienza a generar más y más maneras de resolver el problema. Y luego, el hombre está genuinamente sorprendido cuando percibe que no las aplicaste.

5. Y, al mismo tiempo, los hombres no siempre quieren ser responsables de todo

En nuestra sociedad existe la opinión de que un hombre es una especie de soldado universal que puede arreglar una tubería, colgar un cuadro, de camino va por el pan, ayudar a una anciana a cruzar la calle y, ya de paso, salvar el mundo. Puede incluso hacer esto 2 veces. La gente tiende a sobreestimar sus capacidades, y especialmente, los hombres.

Todos estamos de acuerdo en que un hombre multifacético, dispuesto a realizar hazañas en todos los frentes, en cualquier momento, ya sea de día o de noche, es maravilloso. Y, absolutamente, irreal. Un hombre no es Terminator, sino una persona viva: puede cansarse, holgazanear, no saber algo o no comprenderlo, y, por ejemplo, no tener ni idea de cómo se montan los muebles de IKEA.

Por lo tanto, a veces es más fácil delegar algunas tareas a especialistas de una materia en particular. Lo principal es coordinar este tema con tu ser querido.

6. A los hombres les encanta comer bien y aprecian a las mujeres que cuidan los detalles del hogar

¿Recuerdas lo que nuestras abuelas nos enseñaron? Que el camino al corazón de un hombre yace en el estómago. Ahora sabemos que este camino no es el único, pero aún así no debemos olvidar que es uno de los principales. Los hombres aman a las mujeres que saben cocinar, pero también admiran a aquellas que quieren aprender a cocinar bien para ellos.

Por supuesto, se puede pedir (en secreto) la comida a un restaurante, como la heroína de Angelina Jolie en la película Sr. y Sra. Smith, pero, si lo recuerdas, al héroe de Brad Pitt no le gustó la comida. Parece que es verdad aquello de que un platillo preparado con amor es difícil que resulte insípido.

E incluso si tus talentos se limitan a la elaboración maestra de una infusión de hierbas y cortes profesionales de jamón para los sándwiches, intenta ampliar tus horizontes culinarios. Al principio, solo tienes que seguir las recetas al pie de la letra y no temer pedir consejo a tu madre o amiga. Créenos, tu pareja lo apreciará.

7. El hombre necesita su espacio personal como el aire y agua

Estás molesta porque el viernes, tu pareja, tradicionalmente, disfruta de unas cervezas con sus amigos en el bar y los domingos desaparece imbuido en el garaje. Si quiere reunirse con sus amigos, esto no significa que ya no te ama o que estos son más importantes para él que su familia. Simplemente, para un hombre, es una forma de relajarse, descansar y recuperar fuerzas.

Pero tú tienes tus pequeños secretos femeninos, ¿verdad? Y con amigas, también a ti, a veces, te apetece conversar disfrutando de una taza de café, hablando sobre cosas de mujeres. Siempre hay un cierto territorio de inviolabilidad. Y no será porque no confiemos en nuestra pareja, sino porque necesitamos ese lugar donde esté claramente ubicado nuestro "yo".

Y además, todo el mundo necesita de vez en cuando estar solo. Imagínate a un hombre cuya cabeza está llena de preocupaciones cotidianas, y al lado, una mujer que requiere y exige su atención solo hacia ella. Dale la oportunidad a tu hombre de quedarse solo, si lo necesita. Y él regresará a ti, amoroso y agradecido.

8. Un hombre es un niño grande. Y la edad aquí no importa

Sí, necesitas aceptar el hecho de que ni un solo hombre en su infancia ha jugado lo suficiente. Y no importa cuántos años tenga, diferentes juegos para él significan felicidad pura a cualquier edad.

Y si un hombre se ha interesado por un emocionante videojuego, nada lo separará de este pasatiempo. Puede suceder que él solo finja escucharte mientras protagoniza el asalto al castillo del enemigo. La multitarea sigue siendo la prerrogativa de la hermosa mitad de la humanidad.

Puedes hacerle compañía a tu pareja. Para él, sería una agradable sorpresa. Si esta afición no va para nada contigo, acepta el hecho de que cada persona lucha contra el estrés y descansa a su manera. Ser, a veces, un "niño grande", no es malo cuando se trata del deseo de descubrir el mundo, aprender cosas nuevas, desarrollar su potencial lógico y creativo con la ayuda de los videojuegos.

9. Los hombres son emocionales, incluso si parece que no es así

Los hombres son capaces de sentir al igual que las mujeres, pero no les gusta hablar de sus sentimientos, ya que consideran esto como algo sin sentido y para nada masculino. ¿Cómo, entonces, se puede entender lo que está sucediendo en el interior de un hombre?

Presta atención, no a las palabras, sino a los hechos. Si un hombre te coloca en primer lugar en la pirámide de prioridades de su vida y siempre está dispuesto a acudir al rescate para ayudarte, esto, mejor que cualquier palabra, revela sus sentimientos.

También, a los hombres les encantan los cumplidos. Raramente oyen elogios por parte de sus amigos o conocidos, por lo que un cumplido sincero en base a su apariencia, sus acciones, logros o habilidades será el mejor regalo que le puedas hacer.

Esperamos que estos conocimientos te ayuden a comprender mejor a tu pareja. ¿Y qué otras características del comportamiento masculino añadirías a esta lista?

Ilustrador Marat Nugumanov para Genial.guru
Genial/Psicología/9 Secretos sobre los hombres que cualquier mujer sabia ya conoce a la perfección
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos