Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Un profesor de Harvard presentó la fórmula que siguen los padres de hijos exitosos y prósperos

Dicen que las palabras mueven, pero el ejemplo arrastra. Sin embargo, ¿qué imagen debemos mostrarles a nuestros hijos para despertar en ellos algo que haga que se conviertan en personas exitosas y prósperas en el futuro? Un destacado profesor quedó fascinado por lo que los padres de sus estudiantes más destacados hacían por ellos para que fueran talentosos. Por ello, en conjunto con una periodista, decidió compartir esta fórmula con más gente para difundir los resultados entre más personas.

Para Genial.guru, la tarea de educar a los hijos es un reto digno de admiración, por lo que quiere compartir contigo esta interesante perspectiva que consta de ocho puntos. ¡No te pierdas los bonos al final del artículo!

Patrones a seguir

Ronald Ferguson es un profesor de economía egresado del reconocido Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Desde hace más de tres décadas se ha dedicado a enseñar sobre políticas públicas en la Harvard Kennedy School (HKS), y, a lo largo de ese tiempo, ha conocido a miles de estudiantes que han brillado en las aulas, hecho que despertó su curiosidad. Quería saber qué era lo que los padres de esos chicos hacían para que ellos se comportaran de esa forma.

Crianza bajo la lupa

Hace una década, él emprendió un proyecto en Harvard llamado “Cómo fui criado”, donde entrevistó a sus estudiantes al respecto. Tatsha Robertson, una escritora con más de 20 años de experiencia en medios escritos y digitales, y la primera mujer en convertirse en la jefa de la oficina de The Boston Globe, le propuso crear un libro con esos datos y con los que ella reuniera. En esta ocasión, Ferguson y Robertson les preguntarían a los estudiantes cómo habían crecido y también analizarían la dinámica que seguían sus padres a la hora de tratarlos, entre quienes figuraban la madre de los CEO de YouTube y la compañía genética 23andMe.

Finalmente, decidieron compartir la información que recolectaron con el mundo entero a través de su libro La fórmula: desbloqueando los secretos para criar niños altamente exitosos, una obra que ha sido considerada por los educadores como uno de los estudios más amplios sobre la paternidad, y que condensa cuáles son los ocho roles que desempeñan los padres de hijos exitosos. A estos puntos les agregaremos dos más respecto a la familia por ser considerada el núcleo de formación de los niños.

1. Compañero de aprendizaje temprano

Este rol consiste en acompañar a los pequeños en el aprendizaje temprano, antes de que ingresen en la escuela. Los padres motivan a sus hijos a resolver las problemáticas de su edad y les enseñan palabras básicas para que puedan leerlas. Ferguson asegura que esto hace que los niños se sientan emocionados una vez que entran a la escuela y descubren que pueden leer. La estimulación temprana les permite desarrollar habilidades que los ayudarán con el paso de los años.

2. El filósofo

Ferguson considera este rol como el segundo más importante, debido a que les permite a los niños encontrar un propósito en sus vidas. La relación con sus padres es muy importante para que se sientan satisfechos en su adultez y para que tengan una meta con cimientos firmes. Los autores del libro aseguran que, cuando son pequeños, los niños realizan muchas preguntas, y los papás deben procurar responder de la mejor manera, para que comprendan cómo funciona el mundo a su alrededor.

3. El reparador

A veces, las cosas no son como queremos. En ocasiones necesitamos reparar situaciones adversas que impiden que alcancemos nuestros sueños. Para los papás reparadores no existen obstáculos, ellos se dedican a aprovechar las grandes oportunidades que les da la vida y, si alguna de ellas supera sus posibilidades, se las ingenian para superar las adversidades y brindarles lo mejor a sus hijos. Estamos hablando de las historias de luchadores incansables que todos conocemos: la madre que vive en la pobreza, pero que busca reparar su economía desempeñando varios trabajos para poder pagar la colegiatura de su hijo, o el padre que carece de automóvil o dinero para pagar el transporte público, pero que camina dos horas para poder llevar a su hijo a la escuela para reparar esas carencias y darle una mejor educación.

4. El revelador

No solo en la escuela se aprende sobre el mundo que nos rodea. El rol del revelador consiste en mostrarles a los hijos otros lugares de aprendizaje como los museos, bibliotecas y exhibiciones, con el objetivo de que los niños se empapen de cultura y conozcan a personas que a sus padres les gustaría conocer. A través de estas experiencias, despiertan el interés de los niños y les permiten aprender información de diferentes disciplinas, como historia o biología, antes de que tengan estas materias en las escuelas.

5. El ingeniero de vuelo

Los padres monitorean el crecimiento de sus hijos, tanto el ambiente en el que se mueven como las personas que los rodean. Esto sin convertirse en papás helicóptero, que son aquellos que resultan sobreprotectores, controladores y que consideran que deben resolver todos los problemas de sus hijos. Hablamos de los padres que se comportan como ingenieros de vuelo, que solo vigilan que lo que sus hijos reciban en la escuela sea lo indicado para su edad, o si las personas que los rodean los tratan de la manera adecuada.

6. El modelo

Los niños aprenden de lo que ven. Si sus padres son trabajadores, honestos y ayudan en su comunidad, los hijos adoptarán esos patrones para sus futuras vidas. Son sus modelos a seguir, y los pequeños aspiran a ser como ellos. Pero también vale la pena enseñarles que los ídolos son personas que también pueden cometer errores, y, en ese caso, enseñarles la importancia del perdón para enmendar esos tropezones.

7. El negociador

Importantísimo para aprender a ser respetuoso, pero también para hacerse respetar. El negociador les enseña a sus hijos a defender sus intereses y a tratar con personas que ejercen poder y que son la autoridad, para que aprendan a abogar por ellos mismos, a lidiar con los dilemas de la vida, a resolver conflictos y a enfrentar los problemas de manera frontal. Esto los hace valientes y les permite sentir confianza en ellos mismos para poder defender lo que son y sus metas.

8. La voz de navegación que funciona como un GPS

Es la voz que siempre acompaña a los hijos. Es como el personaje de Pepito Grillo, la guía hacia las virtudes y la rectitud, aun cuando no están en casa. Son todas esas enseñanzas las que hacen eco en ellos, las que les permiten elegir entre lo bueno y lo malo. Para tener este rol es importante que ellos se acostumbren a escuchar consejos de sus padres, que los vean como las personas que siempre los guían hacia sus metas. Se trata de orientarlos para que se conviertan en adultos amorosos y confiados de sus capacidades.

Bono: el papel de la familia como pilar

El papel de la familia es crucial en el desarrollo de los niños. Esta se convierte en un pilar de su formación, ya que, según un estudio, el tiempo que invierte la familia en asesorar a los hijos es valiosísimo. Estos pilares son los nexos que se producen en los parientes a través de líneas abiertas de comunicación, cuando ellos se involucran de lleno en las actividades académicas de sus hijos y los acompañan en su toma de decisiones.

La familia como muro de contención

La transmisión de emociones, tanto externas como internas, repercute en el desarrollo de las personas. Es decir, ellas perciben el odio, la envidia, así como los sentimientos buenos, como el amor y la generosidad. El contacto con estas emociones influye en su percepción, procesamientos mentales y en el comportamiento. Por ello, que la familia sea como un muro de contención de esas emociones y de todo lo externo que pueda afectar a los hijos es de suma importancia.

Manos a la obra

Ferguson asegura que es muy importante que los papás desempeñen todos y cada uno de los ocho roles que menciona en su libro, pues ellos son los que forjan el carácter de sus hijos y les ayudan a trazar el camino hacia el éxito. Además, menciona que no importa la edad de los niños, ya que siempre pueden tomar parte en estos roles. El patrón que se repite en los padres de hijos exitosos es el compromiso de ellos para guiarlos y convertirlos en personas independientes, fuertes y conscientes.

¿Adoptas alguno de estos roles con tus hijos? ¿Cuáles son los que más ejerces? ¡Cuéntanos en los comentarios!