Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Animales considerados los más resistentes del mundo y sus “superpoderes”

Hay un mito popular que dice que las cucarachas son los animales más resistentes del mundo; sin embargo, hay otros mucho más fuertes que ellas, aunque mucha gente no lo sepa. Las criaturas a las que nos referimos pueden soportar climas extremos, pasar un largo tiempo sin comer ni beber y hasta regenerar sus tejidos. Y, aunque ninguna de ellas sea recomendable como mascota, es interesante conocer las fortalezas del reino animal y explorar su capacidad de adaptación para superar las adversidades.

Genial.guru quiere presentarte una interesante lista en la que figuran 10 criaturas con una gran resistencia a las condiciones más hostiles de nuestro planeta, en un orden creciente que va desde el menos hasta el más resistente.

10. Camello

Estos animales del desierto son altamente resistentes ya que pueden sobrevivir más de 10 días sin beber líquidos. Además, en sus enormes jorobas almacenan suficiente grasa para resistir un mes sin comer. ¡Pueden acumular hasta 36 kilos de esta en ellas! Por lo que, si el animal no consigue alimento y comienza a consumir esas grasas, las jorobas pueden reducirse hasta que la piel queda suelta a un costado.

Pero eso no es todo sobre estos animales. Además, tienen una doble cámara de almacenamiento de agua en el estómago que los ayuda a superar las largas sequías en el desierto. Los camellos tienen otras características que hacen que resistan tanto tiempo sin beber agua, y es que consiguen regular su temperatura corporal y orinar con muy poca frecuencia para no desperdiciar el líquido que necesitarán para resistir las altas temperaturas.

9. Oso polar

Este animal es considerado muy resistente porque puede sobrevivir al extremo frío del Ártico gracias a su protectora piel y a una capa de hasta 10 centímetros de grasa. Esta última le brinda calor y aislamiento ante las bajas temperaturas ambientales. Además, su pelaje parece ser de color blanco, pero, en realidad, es transparente, y la piel que está debajo es densa y de color negro.

Durante el verano, cuando disminuyen las oportunidades de conseguir alimento, estos osos tienen la capacidad de metabolizar los nutrientes de las grasas de focas que consumieron durante el invierno, lo que los provee de importantes nutrientes para tener energía y sobrevivir.

8. Rana de bosque

La rana de bosque o de madera también es objeto de estudio entre los científicos por su capacidad de congelarse a sí misma y sobrevivir en estado sólido a temperaturas de −20 °C. Para soportar el extremo frío de América del Norte en invierno, esta especie congela su torrente sanguíneo, pero con la capacidad de que el hielo no dañe sus células, concentrando glucosa (la cual opera como anticongelante) en el interior de sus fluidos celulares.

Seis meses después, cuando las temperaturas aumentan, descongelan primero el corazón para que la circulación se reactive, evitando dañar los demás órganos mientras se van descongelando. No solo por su resistencia, sino también por su posible aplicación en la medicina, esta especie está siendo investigada de cerca.

7. Tortuga gigante de las Galápagos

Estas enormes tortugas son consideradas una de las especie de vertebrados más longeva del mundo, ya que pueden vivir alrededor de 100 años e incluso más. Desde que se asentaron en las islas Galápagos, han tenido que hacerles frente a distintas condiciones ambientales adversas, como el calor del Ecuador, la falta de alimento, los volcanes y los cambios del nivel del mar, entre otras amenazas. Aun así, esta especie es muy resistente y flexible cuando se trata de adaptarse al ambiente para poder sobrevivir.

Otra característica que poseen es que pueden sobrevivir durante varios meses sin alimento ni agua, motivo por el que eran muy requeridas por los bucaneros del siglo XVII, quienes las almacenaban en sus bodegas como alimento, otra amenaza a la que supieron sobrevivir.

6. Tiburón

Este temible pez es capaz de detectar los cambios en la presión hidrostática y así evitar las tormentas, sumergiéndose en las profundidades del mar para escapar del peligro. Además, combinado a otros sentidos muy agudos, tales como una excelente vista, olfato y oído, estos animales son depredadores natos. No hay presa que se les escape, pero ellos rara vez se convierten en el alimento de alguien.

Para poder sobrevivir en el inmenso océano durante más de 400 millones de años, estos animales desarrollaron un sistema sensorial avanzado, el cual incluye la capacidad de detectar campos eléctricos, es decir, los movimientos musculares o los latidos del corazón que emiten todos los seres vivientes.

5. Rata

Las ratas son resistentes ya que soportan temperaturas de hasta −30 ºC, y sus sentidos están muy bien desarrollados, principalmente el oído, el olfato y el gusto, lo que les brinda más capacidades para sobrevivir a pesar de su tamaño. Estos roedores pueden nadar hasta 72 horas seguidas, saltar hasta un metro en vertical y trepar con habilidad incluso en las paredes lisas.

Además, tienen el esqueleto sumamente flexible, lo que les da la posibilidad de introducirse en estrechos agujeros. Cuando una rata muere, las demás la olfatean para saber de qué se alimentó. Luego relacionan el alimento ingerido con la muerte de su compañera y dejan de comerlo. Esto explica por qué los venenos para ratas solo funcionan durante una generación.

4. Serpiente

Estos reptiles, al igual que el resto de ellos, son de sangre fría, por lo que necesitan calor para regular su temperatura corporal. Sin embargo, son capaces de sobrevivir a climas fríos porque entran en letargo, ralentizando su metabolismo y pudiendo pasar hasta un año sin alimentarse. Su esqueleto es muy flexible, y su anatomía está especialmente adaptada para poder desplazarse sin extremidades. A pesar de ello, las serpientes son capaces de nadar, bucear, escalar, saltar, cavar e incluso algunas hasta pueden planear. Las especies de serpientes que pueden bucear tienen la capacidad de respirar parcialmente a través de la piel, lo que permite que tal actividad sea posible.

3. Cocodrilo

Este inmenso reptil puede pasar hasta 2 años sin comer, por lo que se lo considera también uno de los animales más resistentes del mundo. Su promedio de vida tampoco es corto, ya que oscila entre los 60 y 70 años. Aunque son animales terrestres, pasan la mayor parte del tiempo en el agua. Son excelentes nadadores y pueden sobrevivir varias horas sumergidos.

Otra característica de su resistencia fue demostrada hace poco, y es que el cocodrilo regula la velocidad de su digestión de acuerdo con la cantidad de presas disponibles y la temperatura del ambiente.

2. Ajolote, o “pez caminante”

Este simpático y curioso animalito es una de las especies endémicas de México. Una de sus principales características de resistencia es que no forma cicatrices, sino que es capaz de regenerar sus tejidos en cuestión de meses. En algunos casos, se ha visto ajolotes que reparan una extremidad dañada y regeneran una adicional, terminando con una extremidad extra que lamentablemente los hace atractivos para el comercio de mascotas. Esta capacidad de regeneración también ha llamado la atención de la medicina, al igual que la genética de las variaciones de color en los ajolotes.

1. Oso de agua o tardígrado

Este extraño animal parece grande a simple vista, pero, en realidad, es imperceptible a los ojos. Se trata de una pequeña criatura microscópica de medio milímetro de longitud. Su hábitat consiste en lugares húmedos y de agua tanto dulce como salada. Estos animalitos sorprenden por su capacidad para resistir temperaturas que van desde los 0 °C hasta los 150 °C, ya que realizan la criptobiosis, un proceso por el cual entran en un letargo metabólico. Además, han demostrado ser capaces de sobrevivir y aún reproducirse en el espacio exterior.

Actualmente es considerado el animal más resistente en la faz de la Tierra, y sus particularidades hacen que los científicos estén muy interesados en investigarlo a fondo, ya que conocer en profundidad su genoma puede ayudar a diseñar procedimientos que eviten ciertas enfermedades en los humanos.

¿Cuál de estas criaturas te sorprendió más? ¿Por qué? ¿Conoces otros animales que tengan “superpoderes” y que podrían completar nuestra lista? Compártelos con nosotros en los comentarios.