Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Animales que solo encontrarás en México, su hábitat natural

9-87
45k

México es un país de contrastes y maravillas por donde se lo mire. Cultura, paisajes, clima, flora y fauna. Allí habitan animales que no se encuentran en ningún otro lado del mundo. Son ciudadanos mexicanos de pura cepa. Muchos de ellos son poco conocidos, pero tan particulares como fantásticos.

Genial.guru hizo para ti, una lista de diez hermosos animales endémicos de México, es decir, que viven exclusivamente allí.

1. Ajolote

También llamado axolote, es un anfibio que vive en el fondo de los lagos de la región de Xochimilco, cerca de la ciudad de México. Es un animalito único y especial, pues a diferencia de otros anfibios, conserva su apariencia larval aun cuando es adulto. Por eso, las branquias que lo ayudan a respirar están ubicadas por fuera del cuerpo y tienen una cómico aspecto de plumas. Además, conserva la aleta dorsal de renacuajo.

El ajolote es extraordinario por su capacidad de regenerar tejidos. Por ejemplo, si pierde una extremidad, la regenera en cuestión de semanas. Lo mismo hace con la médula y la retina. Todo este gran trabajo lo realiza sin dejar cicatrices. Lamentablemente, el ajolote mexicano es una especie muy amenazada, debido a la reducción y contaminación de su hábitat.

2. Vaquita marina

Se las llama así por las manchas oscuras alrededor de los ojos, que parecen ojos de vaca y esa expresión bonachona de su cara. Es el cetáceo más pequeño del mundo. Miden alrededor de 140,6 centímetros de largo las hembras, y los machos 134, 9 en estado adulto. Familiar de delfines y ballenas, al igual que ellos se comunican y ubican su comida mediante la ecolocación, es decir, emiten sonidos que, al regresar en forma de eco, les permiten calcular la distancia en que se encuentra su objetivo.

Les gusta vivir cerca de la costa, donde el agua es turbia y poco profunda. Su hábitat natural es exclusivamente el norte del golfo de California, México. Quedan muy pocas de estos adorables animales, pues quedan atrapadas en las redes de pesca. Se calcula que solo quedan menos de 19 ejemplares. Como son extremadamente tímidas y difíciles de ver, todavía hay mucho por aprender de ellas.

3. Iguana espinosa

Llega a medir más de un metro, desde la cabeza hasta la punta de la cola. Todo a lo largo presenta escamas con forma de espinas, de ahí su nombre. Posee fuertes extremidades y largas garras que la ayudan a trepar donde sea.

Es un reptil pacífico si no se lo molesta. Come plantas, semillas, frutos, insectos y pequeños mamíferos y reptiles. Vive en casi todo México, aunque es muy frecuente verla en Veracruz. Allí, es común encontrarla en los tejados de las casas, asoleándose.

4. Dragoncito azul

Estas pequeñas lagartijas, cuyo nombre científico es Abronia graminea, mejor conocidas como dragoncitos azules, tienen una coloración llamativa en tono turquesa. Por eso son muy buscados como mascotas. En realidad, cuando viven en cautiverio, se tornan verdes y opacos. El color azul se debe a su alimentación, pero solo cuando están en estado salvaje. El dragoncito azul habita mayormente en Veracruz y Puebla.

Se podría encontrar en otros lugares de México, si no estuviera en peligro de extinción. La venta ilegal y la matanza indiscriminada están acabando con estos hermosos y originales reptiles. La gente, cuando los ve, los mata porque piensan que son venenosos. Nada más lejos de la realidad. Se trata de animalitos inofensivos y pacíficos.

5. Liebre de Tehuantepec

Vive entre las dunas de arena cercanas a la costa del istmo de Tehuantepec. Su hábitat se caracteriza por ser árido y agreste. Se distingue de otras liebres por tener dos rayas negras que corren a lo largo del cuerpo y puede medir hasta 60 centímetros en promedio.

Es muy ágil y rápida, sus dientes frontales van creciendo a medida que se desgastan. Pese a que no se la caza, pues su carne no es tan buena como la del conejo, está en serio riesgo de desaparecer. Es que su hábitat se reduce cada vez más, debido a la urbanización.

6. Zacatuche

Recibe otros nombres, como conejo de los volcanes o teporingo. El término zacatuche proviene del náhuatl, y concuerda con el lugar en donde vive, los pastos altos a los pies de los volcanes Iztaccíhuatl y Popocatépetl. Es pequeño, tiene orejas redondeadas y cortas, patas y cola diminutas.

Son conejos familiares y territoriales. Defienden con valentía sus madrigueras. Pero a la hora de comer, no hay peligro que los cohíba, pues pueden verse grupos de zacatuches pastando incluso bajo la lluvia. La deforestación y la urbanización de su hábitat los puso en peligro de desaparecer. Por eso, se está estudiando la posibilidad de criarlos en cautiverio para propagar la especie

7. Perrito de la pradera

Es una ardilla terrestre que nada tiene que ver con los perros. Se la llama así porque emiten sonidos muy similares a los ladridos de los cachorros. Se parece un poco a la marmota, pero más pequeña. Es muy útil en el ecosistema, pues cavando sus madrigueras ayuda a que el suelo se oxigene y se tornan permeables. Hay cinco especies de roedores sciuromórficos que viven en diferentes regiones del mundo, pero hay una especie que solo habita en tierra mexicana: la Cynomys mexicanus, por su nombre científico.

Gracias a su alimentación, mantiene controladas las especies de arbustos y otros vegetales. Pero, como otros tantos animales exclusivos de la fauna mexicana, está en riesgo. La zona donde habita el perrito llanero o de las praderas (San Luis Potosí, Zacatecas, Coahuila y Nuevo León) se está reduciendo cada vez más.

8. Mapache pigmeo

El nombre mapache proviene del náhuatl, significa “el que tiene manos”. Esa es la principal característica del mapache pigmeo o de Cozumel: usa las patas delanteras como manos. En cuanto a comida, no se priva de nada, ya que es omnívoro. Lo que lo hace tan especial es su capacidad de reproducir sonidos; puede ronronear, gritar, silbar, gruñir y hasta relinchar.

Es más pequeño que el mapache común y solo vive en una reducida zona de la isla de Cozumel. Debido al turismo, su hogar está desapareciendo poco a poco, al igual que estos tiernos animalitos. Se cree que la población actual cuenta con 250 a 300 ejemplares.

9. Coqueta de Atoyac

El macho luce mejillas encantadoras de color naranja con puntas verdes, que la hembra no tiene. Esta avecilla es una especie de la familia del colibrí, que habita solo en las zonas de bosques tropicales de montaña, ubicados en el estado de Guerrero.

Cuando se alimenta del néctar de las flores, lo hace lentamente, por lo que puede confundirse con una polilla grande o una abeja. El terreno donde vive se utiliza para fines agrícolas, eliminando las zonas boscosas. Por lo tanto, es un ave en peligro de extinción

10. Pez sapo espléndido

El pez sapo de la isla de Cozumel, no habita en ningún otro lugar. Los arrecifes de la isla son muy visitados por buceadores solo para ver un ejemplar. Como todo pez sapo, no tiene un aspecto agradable, aunque esta especie se distingue por sus brillantes colores: morado con rayas negras y blancas, boca amarilla y un listón que rodea sus ocho aletas de amarillo fosforescente.

Sus ojos apuntan siempre hacia arriba, no necesita mirar hacia otro lado, ya que vive pegado al fondo marino. Los padres llevan a su bebés en la boca hasta que puedan valerse por sí mismos. Es un pez, sí, pero no sabe nadar. Para desplazarse, usa sus aletas.

Seguro faltan más animales. ¿Conoces otros que vivan solo en México para agregar a la lista? ¿Qué animales son exclusivos del país donde vives? Tus comentarios son muy valiosos para nosotros. ¡Compártelos aquí debajo! Y comparte la nota si te pareció interesante.

9-87
45k