Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

8 Hechos espeluznantes sobre los animales que solíamos tomar por criaturas indefensas

En la escuela nos enseñaron que la naturaleza dota a los animales peligrosos de un color llamativo y una apariencia feroz, por lo que las personas bajan la guardia estando junto a un animalito lindo. Pero incluso detrás de la máscara más adorable puede ocultarse un manipulador despiadado, un extorsionador cruel e incluso un maníaco.En este artículo aprenderás sobre los principales vicios de los representantes del mundo animal que solíamos tomar por criaturas indefensas.

Genial.guru advierte que, después de leer el artículo, cambiarás tus obsoletas ideas sobre los animales.

Koalas

  • Los koalas tienen el cerebro más pequeño en relación con su cuerpo entre los mamíferos; además, sus cerebros son absolutamente lisos. Debido a esta característica, estas criaturas no son muy inteligentes. Por ejemplo, no reconocen las hojas de eucalipto cosechadas como alimento y pueden morir de hambre, incluso si tienen un montón de alimento frente a ellos.
  • Se cree que la causa del cerebro liso es la adicción al eucalipto, que es una planta muy tóxica, casi exenta de valor nutricional. Dicha dieta convirtió al koala en un animal asocial que duerme 20 horas al día.
  • A pesar de su apariencia adorable, los koalas tienen un mal genio: los machos abusan de las hembras. Pero tampoco muestran tolerancia hacia otras especies. Por ejemplo, los koalas a menudo terminan en situaciones peligrosas debido a su propia torpeza, y las personas que deciden ayudar a estos pequeños animales a menudo resultan lesionadas por sus garras filosas
  • ¿Por qué estos animales todavía no se extinguieron? Los koalas son una especie protegida, y en la naturaleza no tienen que competir por la comida; nadie, excepto ellos, come las hojas de eucalipto tóxico. Además, estos animales disponen de un “casco” natural: el cerebro ocupa solo el 61% de la cavidad craneal, y todo lo demás es líquido cefalorraquídeo que actúa como un amortiguador cuando se cae, protegiéndolo contra las lesiones.

Loris perezosos

Parece que este pequeñín de ojos saltones no puede defenderse a sí mismo. Pero, de hecho, el loris es el único representante de los primates que es venenoso. El veneno se produce por las glándulas en las extremidades anteriores, por lo que el animal a menudo se lame las patas, aplica la toxina en la cabeza y la acumula en la saliva. En caso de peligro, esta criatura intenta arañar al enemigo con el fin de envenenarlo. En el veneno del loris se encuentra una proteína parecida al “alérgeno de gato” que causa asfixia y muerte no solo de animales pequeños, sino también de humanos debido al shock anafiláctico.

Los científicos también afirman que los loris pueden imitar a un reptil peligroso: veneno, “lentes” alrededor de los ojos, sonidos sibilantes que producen en momentos de peligro, y rastros de la cola lo asemejan con la cobra de anteojos.

Tigrillos

Estos gatos pequeños que se pueden encontrar en la selva, se parecen a las mascotas. Pero su forma de supervivencia es muy insidiosa: cuando un tigrillo tiene hambre, imita el llanto de su presa y la atrapa. Este es el único felino que usa imitación vocal para cazar.

Delfines

Los delfines son animales muy sociales y activos, pero en su caso, esto es un rasgo negativo. A pesar de que hay muchas historias sobre los milagrosos rescates de personas y criaturas marinas por parte de los delfines, entre estos mamíferos hay “chicos malos”. Aquí están sus particularidades negativas más importantes:

  • Los delfines son agresivos entre sí, y las batallas son tan feroces que los sobrevivientes tienen que exiliarse.
  • Los científicos han sido testigos de cómo los delfines hostigan e intimidan a otras especies marinas.
  • Los delfines tienen una debilidad por los juegos crueles. Por ejemplo, hubo casos en que arrastraron aves al agua sin tener la intención de comérselas. Además, solo por diversión, un delfín puede morder a un buceador o jugar con un tiburón bebé lanzándolo como una pelota.
  • Los delfines jóvenes sufren de una adicción: cazan en la costa de Australia occidental y comen peces que contienen tetrodotoxina en la piel. Los científicos argumentan que de esta manera los delfines se llevan al estado de embriaguez causada por este veneno.

Tsessebes

En 2010, el profesor Jacob Bro-Jorgensen de la Universidad de Liverpool se dio cuenta de que, después del apareamiento, las hembras abandonan a los machos y los machos encuentran una forma inteligente de detener a su amada. El macho corre delante de a la hembra, mira hacia los arbustos y crea la ilusión de peligro: echa sus orejas hacia atrás y comienza a resoplar, como si un depredador estuviera cerca. Por lo tanto, le deja claro a la hembra que ella estará más segura con él y debería quedarse.

¿Por qué lo están hacen? La competencia entre los antílopes machos es bastante dura, por lo que están dispuestos a hacer grandes esfuerzos para ser elegidos por la hembra. Además, estos animales tienden a deshacerse unos de otros de una manera muy sucia: los tsessebes permanecen en silencio cuando ven a un depredador acercándose a su competidor, solo esperan a que haya un macho menos.

Perritos de las praderas

Fíjate bien en el perrito de las praderas. ¿Te darías cuenta de que tienes a un maníaco del mundo animal frente a tus ojos? No representan ningún peligro para la gente, pero son famosos por su inexplicable amor por matar marmotas esparciendo sus cadáveres por las praderas. Los científicos no pueden explicar este comportamiento ya que estos roedores son vegetarianos convencidos y simplemente no tienen razones para meterse en conflictos con otros animales.

Comadrejas

Las comadrejas posen una calidad deseada por muchas personas: comer y no engordan. Pero al mismo tiempo, también es su maldición: el animal no puede dejar de matar debido al metabolismo acelerado. Las comadrejas prefieren que sus presas sean grandes (hasta 10 veces más grandes que ellas mismas) ya que todos los días necesitan comer la mitad de su propio peso para sentirse saciadas.

Nutria marina

Si se hubiera celebrado un juicio en el mundo animal, las nutrias marinas habrían sido condenadas a cadena perpetua. Estas criaturas aparentemente lindas cometen atrocidades horribles, además de esto, son muy astutas. Por ejemplo, los machos, cuando no tienen ganas de buscar comida, toman como rehenes a los cachorros de las hembras y esperan la comida como el pago de rescate.

¿Cuál de estos “villanos” del mundo animal te sorprendió más?

Imagen de portada EAST NEWS
Compartir este artículo