Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

Dos canadienses compraron un mini cerdo con una sorpresa que cambió por completo sus vidas

Dos canadienses, Steve y Derek, vivían una vida común, trabajaban, hacían barbacoas con normalidad y nunca pensaron que un cerdo podría cambiar sus vidas para siempre. El bebé “mini-cerdo”, por voluntad del destino, llegó a la casa de ambos y trajo consigo no solo un mar de amor y una serie de problemas añadidos, sino también grandes cambios.

Genial.guru, literalmente, se enamoró de este “chiquitín” con pezuñas y decidió compartir contigo la historia de la maravillosa Esther.

El hocico rosa que dio un giro de 180 grados a la vida de sus dueños

En el verano de 2012, Derek WalterSteve Jenkins se convirtieron por pura casualidad en los propietarios de Esther. Un viejo amigo llamó a Steve y le ofreció encargarse de un bebé mini-cerdo. Pensaba que Derek no estaría encantado de que por la casa corriera un pequeño cerdo (como se pensaba entonces), pero Steve lo aceptó. Llevándose consigo a la pequeña Esther, este esperaba poder cuidarla por su propia cuenta, pero no tenía ni idea de que este lindo cerdito cambiaría la vida de ambos chicos para siempre.

Pensaban que se llevaban a un mini-cerdo y creció uno enorme

Muy pronto quedó claro que el chiste sobre un hombre que se compró un hámster en un bazar, que finalmente se convirtió en un oso, no era para nada un invento, sino la vida misma. Cuando los jóvenes llevaron a su nueva mascota al veterinario, este se sorprendió enormemente de que los dueños llamaran a Esther mini-cerdita. Según todas las señales, esta era el bebé de un cerdo común, como pudieron comprobar los dos hombres al pasar muy poco tiempo.

El peso de un mini-cerdo adulto no debe exceder los 30 kilos, mientras que la chiquitina Esther, ya a la edad de 8 meses, pesaba 77 kilos y claramente no iba a detenerse ahí. Al final, el lindo cerdito adquirió un “cuerpazo” de casi 300 kilos. El hecho de que en vez de un pequeño cerdo, se quedaron con otro enorme, no molestó a los chicos, por el contrario, decidieron que esta era una razón para amar a Esther todavía más.

Esther encontró rápidamente un lenguaje común con los gatos y perros que vivían ya en la casa. Ella misma, según sus propietarios, se parece mucho a un perro grande: le encantan los juguetes, las luchas, adora los abrazos y cuando le rascan la barriga. Steve dice que, en términos de inteligencia, Esther incluso está por delante de los perros, por eso no sorprende que estos la consideren su líder y le cedan el paso cuando el plato se llena de comida.

Esther adora dar besos y ya tiene todo un ejército de fans

Steve y Derek están tan apegados a su mascota que renunciaron completamente al consumo de carne y se convirtieron en defensores de los animales. Le hicieron cuentas en las redes sociales, donde, de manera divertida, explican como si fuera Esther su vida diaria. Hoy, esta cerdita tiene casi 1,5 millones de seguidores en Facebook y más de 500 mil en Instagram.

Como un verdadero cerdo, a Esther le encanta cavar y revolcarse en el lodo, pero después de tales ejercicios acepta voluntariamente los baños de agua.

Como a todas las chicas, a Esther le encanta vestirse con elegancia

Pero aún más le encanta comer bien

A pesar del hecho de que los chicos adoran a la mascota, no aconsejan a otras personas tener estos cerditos en casa, sin haber investigado a fondo todos los riesgos relacionados con esto y sopesar a conciencia los pros y los contras. Los chicos pensaban que tenían un mini cerdo, pero obtuvieron a Esther, por eso las reglas del juego fueron cambiando sobre la marcha, dado que ni por un segundo se les pasó por la cabeza deshacerse de su querido cerdito. Lo primero por donde empezaron fue a esconder la comida lo más alto posible y a cerrar con cuidado todas las puertas y cajones.

Con los armarios bien cerrados y la comida escondida, los cambios no quedaron ahí. Además de que Steve y Derek se convirtieron en veganos, se mudaron a una granja, donde fundaron un refugio para animales de granja que necesitaban de ayuda, el “Santuario de la Felicidad Eterna de Esther”. Los jóvenes quieren mostrar a la mayor cantidad de personas posible la verdadera naturaleza de los animales, que se suelen considerar únicamente como alimento: enseñan su capacidad de amar y su compasión, inteligencia y lealtad.

Recopilando todas las observaciones e historias de la vida de su mascota, Derek y Steve publicaron el libro “Esther is a Wonderful Pig” (“Esther es un cerdito maravilloso”), que se convirtió en el mejor libro de 2016 en Amazon y entró en la lista de títulos más vendidos de The New York Times.

Esther conquista Hollywood

A finales de 2018, los propietarios de la cerdita firmaron un contrato con uno de los estudios más grandes de Hollywood y la compañía de producción The Donners Company, que produjo éxitos contrastados como “X-Men”, “Deadpool”, “Hotel para perros” y “Liberen a Willy”. Así que pronto, a todos los aficionados de Esther les espera el estreno de una película sobre la vida de esta cerdita maravillosa.

Como una verdadera celebridad, Esther tiene placa de matrícula con su nombre

¿Te has topado alguna vez con historias similares a la de Esther? ¿O tal vez tú has sido uno de aquellos que ha adoptado una mascota y luego se convirtió en algo más grande lo esperado? Compártelo en los comentarios.

Compartir este artículo