14 Evidencias fascinantes de la singularidad y el humor en las relaciones familiares

Crianza
hace 4 meses

Ay, la familia... Siempre es una incógnita lo que se les pasará por la cabeza o hacia qué dirección se desviarán. Hay parientes que cuentan cada centavo, y hay padres que se ofenden ante los argumentos más razonables. Sin embargo, seguimos queriendo a nuestros seres queridos, a pesar de sus ocasionales y notables excentricidades.

  • Mi suegra constantemente le regala libros a mi esposa. No sería un problema, pero a veces le regala la misma obra varias veces. Mi esposa tiene hasta 5 copias de algunos libros. © LearningLifeAsIGo / Reddit
  • Mamá: ¿Cómo estás?
    Yo: Muy bien, todo bien.
    Mamá: Siempre respondes que muy bien. Nunca me dices más.
    Yo: El negocio está estancado, la remodelación se ha retrasado indefinidamente, empecé a salir con una chica que cree en reptilianos.
    Mamá: ¿Por qué me cuentas todo esto? ¿Quieres que me dé un infarto?
  • Mi madre se molestó cuando se enteró de que nuestras próximas vacaciones serían con los padres de mi esposo. Ella argumenta que se encarga del cuidado y educación de mis hijos, y ahora hemos elegido a sus otros abuelos. Lo cierto es que vamos para que ellos nos ayuden con los niños. La razón de este viaje es cumplir el anhelo de mi esposo de llevar a sus padres al mar. La razón por la cual van ellos es porque mi esposo está financiando sus vacaciones. Y ahora no me hablan...
  • Mi madre: “Otra vez te has hecho una manicura sencilla, sería bueno que intentaras algo más vistoso, considerando lo que inviertes”. Pero ella, curiosamente: siempre termina eligiendo una manicura idéntica a la mía, justo después de que yo lo hago. © jemappellelala / Twitter
  • No suelo comer mucha carne — no es por cuestiones ideológicas, simplemente no me parece tan deliciosa. Pero los padres de mi esposo son de los que disfrutan comidas tipo “carne con carne, envuelta en carne”. En los eventos familiares, generalmente me inclino por las verduras, ya que hasta las ensaladas y tartas que preparan suelen incluir carne. Recientemente, me di cuenta de que finalmente aceptaron mis hábitos, para celebrar el cumpleaños de mi suegra, hicieron una inmensa ensalada de verduras, especialmente para mí.
  • Me encontraba en un atasco. A mi izquierda, había un carro y en el asiento trasero, un chico de unos nueve años junto a una ventana abierta. Se veía muy formal, pero yo estaba animada, disfrutando del sol y de la música. Así que le saqué la lengua. De repente, la ventana delantera tintada se abrió y ahí estaba el padre conduciendo, la madre al lado y detrás del chico, una niña de unos cinco años asomó su cabeza, ¡y todos me sacaron la lengua! Eso me alegró el día entero.
  • Si mis parientes compran algo para nosotros en la tienda, tenemos que devolverles exactamente lo que costó. Es decir, si, por ejemplo, algo cuesta $12.81 y les damos $13, nos devolverán 19 centavos. Si compramos algo para ellos, inmediatamente nos devuelven la cantidad exacta en efectivo. Sí, incluso en Navidad. Si los invitamos a cenar y, por ejemplo, pedimos pizza, calculan cuánto cuestan sus porciones. O sea, si una pizza entera cuesta $12.50 y hay 8 rebanadas, ellos comen 4... Sí, nos darán $6.25. No les importa que siempre rechacemos el dinero. Aunque pueda parecer divertido, resulta bastante extraño. © JV316 / Reddit
  • Estaba de camino al trabajo cuando salí apresuradamente de mi departamento y recordé que olvidé mi móvil. Regresé corriendo al cuarto piso, entré y allí estaba mi pareja, sosteniendo mi teléfono con el suyo en la oreja, comentó: “Qué rápido te acordaste del teléfono, ya estaba empezando a llamarte”.
  • Una vez conocí a una chica en una fiesta y nos despertamos juntos. Ella salió apresuradamente por la mañana, mientras yo ya me había bañado y desayunado. Noté que había olvidado sus aretes en la mesa, unas joyas antiguas y pesadas que mencionó eran de su tatarabuela. Los guardé y fui a devolvérselos. Una elegante señora en bata abrió la puerta, obviamente su madre. Le di los aretes y le dije: “Entrégueselos a Julia, por favor”. Ella se sobresaltó, tomó los pendientes y me miró confundida.
    — Los olvidó ayer en mi casa.
    — ¿Ayer?
    — Así es.
    — Hubo un silencio.
    — ¡Julia murió hace seis años!

Quedé paralizado, tratando de entender, cuando de repente Julia apareció de alguna parte, gritando: “¡Mamá! ¡Ya basta de bromear así!”. La mamá soltó una carcajada y me invitó a tomar café. Así fue como conocí a mi suegra.

  • El esposo de mi hermanastra la dejó por mi compañera de trabajo. Ella insistió en que debía despedirla o, incluso mejor, acusarla falsamente y tenderle una trampa. Es decir, ¿debo violar el código laboral y perder a una especialista altamente calificada solo porque un hombre la eligió y se fue voluntariamente con ella? Mi hermanastra y mi madre me acusaron de traición y dijeron que no quieren verme en su casa nunca más. ¿Qué tengo que ver con esto? El único que me apoyó fue mi padrastro.
  • En la casa de mis padres, cada alimento pertenece a alguien. Es como, “¿Me das unas papas? — No, son las papas de papá”; “¿Puedo beber un poco de jugo de naranja? — No, es el jugo de mamá”. Para ellos es normal, pero a mí me parece egoísta y estúpido. © Unknown author / Reddit
  • Me he dado cuenta de lo equivocado que estaba. Durante años, me reí de mi madre, mi hermana y después de mi esposa, por no poder medir correctamente la cantidad de relleno para un pastel. Siempre sobraba, y yo aprovechaba para comer mientras el pastel se horneaba. Pensaba que era falta de precisión femenina, un despilfarro de ingredientes, y cosas por el estilo. Pero apenas ayer, oí por casualidad a mi esposa aconsejando a nuestra hija: “Prepara un poco más de relleno, a tu papá le gusta comerlo así, siempre anda con una cuchara a la mano”.

Sentimos afecto por nuestros parientes porque sí, sin razón alguna, simplemente porque son nuestra familia, parece que no puede ser de otra manera. Pero hay personas cuyo corazón es tan bondadoso que son capaces de amar a un hijastro como si fuera suyo.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas