Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Los 12 animales más longevos que deambulan por la Tierra

Si de humanos se trata, cuando una persona alcanza los 90 años o más, se la considera longeva. Sin embargo, en el reino animal, esa edad todavía es la de un bebé. Algunas criaturas han existido durante tanto tiempo que hoy en día se consideran fósiles vivientes, ya que los dinosaurios son sus parientes directos.

Genial.guru te invita a echarles un vistazo a algunas criaturas que han estado deambulando en la Tierra durante más tiempo que la especie humana, y algunas de ellas nacieron cuando la Era de los Descubrimientos ni siquiera había comenzado. Además, hay un bono sorprendente esperándote al final del artículo.

1. Tuátara, más de 110 años

La tuátara es un pequeño reptil que habita en Nueva Zelanda. Puede parecer una lagartija, pero, de hecho, forma parte de una especie muy distinta relacionada con los dinosaurios, la cual vivió en la Tierra hace más de 200 millones de años. Aunque, en la actualidad, estas especies están en peligro de extinción, algunas de ellas tienen una vida notablemente larga, ¡y viven más de 110 años!

2. Reloj anaranjado, 149 años

Este animal se llama reloj anaranjado (Hoplostethus atlanticus), y es una especie de pez longeva que habita en las profundidades de los océanos de todo el mundo. No maduran hasta los 20 años, y ¡pueden vivir más de 100 años! Sin embargo, su larga vida implica que acumulen altas concentraciones de mercurio en sus tejidos, lo que los hace bastante peligrosos para el consumo. Después de 30 años de sobrepesca, se estima que las poblaciones de esta especie tienen de 10 % a 30 % menos de su tamaño de población original. Para empeorar las cosas, generalmente son atrapados por el arrastre de fondo, actividad mediante la cual redes con pesas de metal masivas son arrastradas a lo largo del fondo marino, removiendo todo a su paso. Esto ha causado un daño extenso a los hábitats del fondo marino en todo el mundo, y, en algunos lugares, el coral dañado tardará aún más en recuperarse que la población del reloj anaranjado.

Esta es una especie que tiene un crecimiento lento y una larga vida. Se estima que su longevidad máxima es de 149 años, pero hoy en día está en peligro de extinción debido a la sobrepesca.

3. Almeja gigante o geoduck, 168 años

El geoduck es una especie nativa de la costa oeste de América del Norte. Tiene un caparazón pequeño en comparación con la parte blanda de su cuerpo, por lo que no puede esconderse dentro de él. Este tipo de animal es altamente productivo: sus hembras producen más de cinco mil millones de huevos a lo largo de su vida. Y esto no es sorprendente si se toma en cuenta el hecho de que el ejemplar más viejo que se ha registrado vivió hasta los 168 años.

4. Erizo de mar rojo, alrededor de 200 años

Este erizo rojo fue extraído como muestra. Incluso se pueden ver sus pies tubulares. Si alguna vez has comido sushi, lo más probable es que hayas ingerido los órganos reproductivos del erizo rojo.

El erizo de mar rojo solo se puede encontrar en el océano Pacífico. Vive en costas rocosas y se mantiene alejado de áreas con extremado oleaje. Los cuerpos de estas especies están completamente cubiertos por espinas afiladas que los ayudan a protegerse mientras se arrastran en el fondo del agua. Esta especie envejece muy lentamente, y, debido a eso, algunos especímenes pueden vivir hasta unos 200 años.

5. Ballena de Groenlandia o ballena boreal, 211 años

Aunque la ballena de Groenlandia no es tan famosa como la azul, tiene algunas características distintivas que la convierten en una especie sobresaliente. En primer lugar, tiene la boca más grande entre los animales, y, en segundo, esta criatura puede vivir más de 200 años, lo que la convierte en el mamífero más longevo. El ejemplar más viejo conocido de este tipo de ballena tenía 211 años.

6. Pez koi, 226 años

En general, los peces koi viven hasta 50 años, pero un ejemplar de este tipo llamado Hanako fue el pez vivo más longevo jamás registrado. Murió a la edad de 226 años, y todavía es un misterio el por qué vivió tanto tiempo. La mayoría de las personas se apega a la opinión de que estos peces simplemente disfrutan de su vida, recibiendo el amor y el cuidado de sus dueños, además de poseer la posibilidad de nadar en las aguas cristalinas de las montañas japonesas.

7. Gusano de tubo gigante, hasta 250 años

Lamellibrachia luymesi es un gusano tubular que vive a profundidades de 500 a 800 metros, junto a las “filtraciones frías” de aguas profundas, donde el petróleo y el metano se escapan del fondo marino. Vive en simbiosis con bacterias oxidantes del sulfuro que pueblan su interior. Puede alcanzar longitudes de más de tres metros y vive hasta 250 años. Puede formar grandes conjuntos de miles de individuos. Más de cien especies diferentes de animales viven en estos matorrales acuáticos, muchos de los cuales solo se encuentran en ese entorno específico.

La especie de gusano tubular que se encuentra en las profundidades del Golfo de México puede vivir hasta 250 años. Puede alcanzar longitudes de más de 3 metros, pero crece muy lentamente. También puede formar un hábitat biogénico creando grandes agrupaciones de cientos a miles de individuos.

8. Tortuga gigante de Aldabra, 255 años

Las tortugas gigantes son bastante famosas por su increíble longevidad, pero Adwaita fue un animal verdaderamente único, ya que murió a la edad de 255 años. Muchos científicos lo consideran el ejemplar terrestre más antiguo que haya existido.

9. Mejillón de agua dulce, 280 años

Sobre la Luna que pude ver hoy, ¡mejillones de agua dulce!

Puede que no parezca mucho para algunas personas, pero esta es una especie en peligro crítico de extinción, y está en la lista roja de la UICN (Organización para la Conservación de la Naturaleza). Por lo tanto, son unos de los moluscos con mayor riesgo en la Tierra. Esto significa que están aún más en peligro que el tigre de Bengala y el panda gigante, solo para ponerlo en perspectiva. La especie ha sufrido principalmente debido a las actividades humanas como la caza furtiva de perlas, la eliminación de hábitat viable y la reducción de especies de salmónidos, los cuales juegan un papel importante en su ciclo de reproducción.

Los mejillones de agua dulce son una especie de larga vida. Crecen muy lentamente, razón por la cual su vida útil promedio oscila entre los 86 y 102 años, pero depende mucho de los factores ambientales en los que se mueven, como la calidad del agua. El mejillón más antiguo encontrado tenía 280 años.

10. Tiburón de Groenlandia, 400 años

Las miradas intimidantes no son lo único que tienen los tiburones de Groenlandia para amenazar a las personas. Ellos también son los vertebrados conocidos más antiguos que vagan por las profundidades de los océanos. Solo alcanzan la madurez sexual a la edad de aproximadamente 150 años, y, además, generalmente viven hasta los 400 años.

11. Almeja de quahog, 507 años

La almeja de quahog es una especie comestible, un molusco bivalvo marino que vive una vida muy larga, agregando una capa a su caparazón cada año. Posee una longevidad excepcional, y un gran ejemplo de eso es Ming, un ejemplar que vivió durante 507 años, la edad más alta reportada entre las especies no coloniales.

12. Esponja antártica, 1550 años

La mayoría de los científicos piensa que la esponja antártica puede vivir durante siglos debido a las temperaturas extremadamente bajas del océano Antártico y a su lenta tasa de crecimiento. Algunos estiman que los especímenes conocidos más antiguos tienen 1 550 años.

Bono: la medusa inmortal

La medusa inmortal, o Turritopsis dohrnii, es la única especie en el mundo que vive para siempre. Encontrada en la mar Mediterráneo y en Japón, es un pequeño hidrozoo que, una vez que alcanza la edad adulta, puede trasladar sus células de regreso a la infancia (de madurez sexual a inmadurez sexual). Este rasgo adaptativo evolucionó para extender la vida del individuo.

La medusa inmortal.

¿Esta medusa realmente es inmortal? Nadie lo sabe. Recibió su nombre debido al sorprendente ciclo de vida por el que pasa. Las medusas inmortales adultas pueden regresar a su etapa adolescente y pasar por su ciclo de vida una y otra vez. Parece que la única forma de que mueran es si son comidas por sus depredadores o atacadas por algún tipo de enfermedad.

Esta medusa “inmortal” puede regenerarse en momentos de crisis. En lugar de morir como todas las demás especies de la Tierra, esta transforma sus células adultas en unas más jóvenes y luego hace un retroceso para volver a ser un pólipo. Pero eso no significa que no pueda morir. El océano está lleno de especies hambrientas, por lo que puede ser fácilmente asesinada por depredadores o morir a causa de una enfermedad.

Si tuvieras la oportunidad de convertirte en uno de estos animales, ¿cuál sería y por qué? ¿Crees que más especies de larga vida pueden estar en peligro debido al impacto masivo de la humanidad en el planeta? Cada opinión importa, así que queremos leer la tuya en la sección de comentarios a continuación.