Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Pasos cruciales para poder salvar estos 7 tipos de animales heridos

Si quisieras intentar ayudar a un animal herido o huérfano, es una cuestión delicada. La regla general es contactar a un centro de rescate de animales y pedir su opinión. Hay algunos casos en los que no debes intervenir, y este suele ser el caso de los animales salvajes, como los mapaches adultos. Pero a veces, los animales necesitan nuestra ayuda, por lo que es importante aprender a brindar esa ayuda de manera correcta. Sin embargo, asegúrate de mantenerte protegido, porque los animales pueden tener enfermedades infecciosas o pueden lesionarte.

Genial.guru desea que estés preparado para todos los escenarios posibles que puedas encontrar en tu vida. Entonces, si encuentras a un animal necesitado, ¡sabrás qué hacer!

1. Pájaro

Antes de querer ayudar a un pájaro que crees que necesita tu ayuda, asegúrate de que realmente esté herido y no pueda volar por su cuenta. A veces, las personas recogen pájaros que creen que están huérfanos, cuando en realidad su madre está cerca o volverá pronto, y terminan haciendo más daño que bien. Por eso, sigue estos pasos:

  • Prepara una caja de cartón o una bolsa de papel lo suficientemente grande para que el pájaro quepa. Haz agujeros para el aire y ponle un poco de tela en el fondo, como una toalla o una camiseta.
  • Asegúrate de protegerte. Cúbrete las manos con algo, por ejemplo, colócate guantes si los tienes. Esto protegerá tus manos del pico y las garras del ave, así como de parásitos y enfermedades.
  • Cubre el pájaro con algo parecido a una toalla, recógelo con ambas manos, colócalo en una caja y cierra la tapa. Después de unos 15 minutos, puedes abrir la tapa y verificar si el ave se ha recuperado del impacto y puede volar.
  • Si no es así, o si notaste de inmediato que ha sufrido lesiones graves, comunícate con un centro de rehabilitación para animales.

2. Delfín

Si alguna vez te encuentras con un delfín varado, hay cosas que puedes hacer para ayudarlo a sobrevivir, porque no podrá hacerlo por sí mismo. Mientras esperas a los socorristas profesionales, puedes hacer lo siguiente:

  • Asegúrate de que el delfín se mantenga fresco y húmedo. Puedes verter agua sobre su piel, pero evita tocar el orificio nasal, de lo contrario no podrá respirar.
  • Además de eso, puedes ponerle una camiseta o una toalla empapada en agua fría. Aparte del orificio nasal, también es importante asegurarte de no cubrir otras áreas, que incluyen la aleta dorsal, las aletas pectorales y las aletas de la cola.
  • Los delfines no están acostumbrados a estar en tierra firme. Entonces, puedes cavar un pequeño agujero debajo de cada aleta pectoral, y también debajo del pecho y llenarlo con agua. Esto ayudará a aliviar la presión, pero también proveerás apoyo para su pecho.
  • Trata de no moverlo para evitar más lesiones y ten en cuenta que un delfín varado podría estar enfermo y tener una infección. Evita los toques innecesarios, porque podrías estresar al delfín y lastimarlo.

3. Perro

Un perro herido probablemente esté asustado y con dolor, e incluso podría morderte si intentas acercarte, especialmente si es un perro callejero. Así que trata de tener cuidado al rescatarlo:

  • Acércate al perro lentamente, sin hacer contacto visual directo y, mientras tanto, empieza a hablar en un tono tranquilizador.
  • Coloca una barrera entre el perro y tú. Por ejemplo, puedes utilizar una funda de maletero.
  • Si sientes que el perro se está comportando de manera un poco agresiva, podría ser apropiado usar un bozal para estar más seguro. Pero solo si el perro respira bien, no vomita y no sangra de la boca. Si no tienes bozal, puedes intentar hacer uno tú mismo.
  • Otra cosa que puede ayudar a calmar al perro es ponerle una toalla sobre la cabeza.
  • Busca signos de lesiones y administra primeros auxilios solo si sabes cómo hacerlo correctamente. Si el perro está sangrando, aplica presión sobre la herida.
  • Cuando transportes a un perro herido, dale la mayor estabilidad posible para evitar empeorar la situación. Así que colócalo sobre una superficie plana o usa una toalla fuerte o una manta como camilla.

4. Erizo

Si ves a un erizo herido, lo primero que debes hacer es llamar a un centro de rescate o a un veterinario. Si te han indicado que puedes moverlo, toma las siguientes medidas:

  • Usa guantes o usa una toalla para capturar al erizo y así evitar lastimarte.
  • Coloca una toalla o un periódico arrugado en una caja de cartón y luego coloca al erizo en esta caja.
  • Llena una botella de agua con agua caliente, envuélvelo en una toalla y colócalo dentro de la caja.

5. Conejo

Si te has topado con un nido de conejos y la madre no está por ningún lado, no significa necesariamente que estén huérfanos.

  • Espera hasta que oscurezca para que regrese, porque por lo general regresa a amamantar a sus bebés por la noche. Si ella no llega, es posible que debas llevar a los bebés a un centro de rescate.
  • Si has encontrado conejos lejos de su nido, intenta localizar el nido y traerlos de regreso.
  • En caso de que te encuentres con un conejo herido, llévalo a un centro de rehabilitación. Ten cuidado y usa guantes protectores.
  • Asegúrate de manipular al conejo con cuidado. Nunca deben agarrarse por las orejas, las piernas o la nuca. En su lugar, usa ambas manos, con una mano sosteniendo el pecho y la otra debajo de su trasero.
  • Transpórtalo en una caja de cartón con un paño suave en la parte inferior.

6. Tortuga

Las tortugas a veces se fracturan el caparazón o las extremidades cuando cruzan las carreteras, por lo que es posible que necesiten tu ayuda.

  • Por lo general, las tortugas se pueden levantar de forma segura con las 2 manos colocándolas en la parte posterior de su caparazón. Sin embargo, las tortugas mordedoras pueden sentirse amenazadas si tus manos están cerca de su cabeza y llegar a lastimarte. Por eso es mejor usar una pala o un tapete para auto y así recogerlas.
  • También puedes agarrar la base de la cola, deslizar la mano por debajo y levantar a la tortuga de esa manera.
  • Coloca a la tortuga en un recipiente con una toalla húmeda en la parte inferior.
  • No le des comida, trata de estar callado y evita tocarla innecesariamente.

7. Ardilla

Si has encontrado una ardilla joven o adulta que no esté herida, déjala en paz. Sin embargo, si se trata de una ardilla bebé que mide un poco más de 15 centímetros, sin incluir la cola, y cuya cola aún no está esponjada, es posible que necesite tu ayuda para volver con su madre.

  • Coloca arroz crudo en un calcetín y caliéntalo en el microondas durante 20 a 30 segundos. Envuelve una toalla alrededor de este calcetín y colócalo en un recipiente que tenga orificios de ventilación y un poco de tela en la parte inferior. También puedes usar una almohadilla térmica para mantener el recipiente caliente.
  • Ubica a la ardilla bebé en el recipiente y no olvides usar guantes para tu protección.
  • Pon el recipiente cerca de un árbol que esté donde encontraste a la ardilla. O, si sabes dónde está el nido, colócalo cerca de ese árbol.
  • Instala el recipiente en el árbol y, si los ojos de la ardilla están abiertos, colócala en el tronco para animarla a trepar.
  • Si la ardilla que has encontrado está herida, colócala en un recipiente y comunícate con los rehabilitadores de fauna. Cubre la parte superior del recipiente con algo para crear un espacio oscuro y trata de estar en silencio. Esto la ayudará a sentirse más tranquila.
  • No le des comida ni agua a la ardilla.

¿Alguna vez has salvado a un animal herido? ¿Seguiste los pasos que mencionamos? ¿Conoces otros consejos importantes? Comparte con nosotros en los comentarios a continuación.

Compartir este artículo