Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Por qué los gatos buscan tus pies para dormir

Si tienes un gato, seguramente te has dado cuenta de que, en ocasiones, sin razón aparente, tus pies le parecen el lugar perfecto para tomar una siesta. Pero no creas que lo hace porque es el sitio más cómodo de la casa, ya que hay distintas razones por las que tu “michi” elige este lugar tan específico.

Genial.guru te dirá las distintas razones por las cuales los gatos pueden elegir tus pies para dormir la siesta.

El cariño que les das

Aunque a veces no lo parezca, a los mininos les encanta tener una relación física muy cercana con sus dueños, ya que saben perfectamente que son ellos quienes proveen el alimento, les dan cariño y los atienden. Los gatos prefieren dormir con quien les brinda más amor que con quien no lo hace, ya que eso permite que se estreche la amistad entre el humano y el animal.

Por protección

Normalmente, las personas duermen con los pies hacia la puerta de la habitación. Es por eso por lo que los gatos, al acostarse en esa zona, sienten que tienen visibilidad, ya que serán los primeros en ver quién entra o sale del cuarto. En caso de que noten que algo no va bien, no dudarán en alertar a sus amos, puesto que son ellos quienes les proporcionan amor, comida y atenciones.

Adoran el calor

Los gatos aman sentir el calor del sol. Es por eso por lo que, cuando duermen, prefieren hacerlo donde puedan sentir sus rayos. La confianza que tu felino te tiene hace que al dormir junto a tus pies seas tú quien le proporcione ese calor que tanto le agrada.

Eres el “elegido”

Cuando muchas personas viven en casa, el gato forma un vínculo con quien él siente que es su “humano favorito”. Así que, si tu felino escoge tus pies como el lugar para tomar sus siestas, debes sentirte halagado. Eso quiere decir que empatiza más contigo que con el resto de los habitantes de la casa.

Son muy territoriales

Los gatos siempre defienden su territorio, y, ante sus ojos y su mentalidad, somos nosotros quienes estamos viviendo con ellos, no al revés. Al “permitirnos” dormir junto a ellos, nos demuestran que nos tienen confianza, puesto que nos dan el honor de acompañarlos en el momento del día en que se encuentran más vulnerables.

Un despertador personalizado

Si hay algo que los gatos aman en este mundo es la rutina. Estos pequeños suelen tener un horario muy estricto para sus actividades, por lo que al dormir a tus pies siempre tendrás un despertador muy puntual que no permitirá que duermas más de lo que debe ser.

Ahora que sabes por qué tus pies son la cama perfecta para tu gato, cuéntanos: ¿qué otras actitudes peculiares has notado en tu felino?

Compartir este artículo