Genial
Genial

Por qué algunos perros fingen estar enfermos y qué hacer en esos casos

A través de los años, si hemos convivido con perros o hemos estado pendientes de las redes sociales y de internet, hemos podido ser testigos de cómo algunos canes parecen ponerle bastante teatro e interpretación a algunas de sus dolencias. Y es que estos cariñosos y fieles amigos de cuatro patas, en ocasiones pueden ser capaces de fingir un poco sus enfermedades para llamar la atención de sus humanos y recibir un poco más de atención y una dosis extra de mimos.

Genial.guru ha sentido curiosidad sobre esta capacidad interpretativa de los canes, y te trae la explicación que se esconde tras la increíble actuación de estos geniales amigos.

Los perros son capaces de fingir

Puede parecer increíble, pero es un hecho comprobado que los perros son capaces de fingir una lesión o una enfermedad. A pesar de que algunos de nuestros queridos amigos tienen esta capacidad, no debemos descartar o ignorar de forma inmediata cualquier síntoma que puedan presentar.

Por el contrario, debemos de tratar de estar pendientes de ellos y conocerles para poder distinguir si lo que les sucede es real o están interpretando un gran papel. En cualquier caso, es recomendable que llevemos a nuestro can al veterinario para verificar su estado y comprobar si requiere de algún tipo de tratamiento o si podemos estar tranquilos.

Tipos de lesiones o enfermedades que pueden simular y por qué lo hacen

A pesar de que pueden llegar a simular algunas enfermedades o lesiones al reproducir ciertos síntomas, no pueden imitar cada uno de ellos como lo haría un humano. Nuestras más fieles mascotas pueden fingir cojear, tal vez tos o estar decaídos, cosas que ellos han visto que sirven o funcionan para que sus humanos les presten más atención de la habitual.

Estos animales pueden llegar a ser muy inteligentes y perciben los cambios en nuestro comportamiento cuando ellos se enferman. Si se dan cuenta de que cuando tienen ciertas actitudes, por ejemplo, cuando tosen, nosotros corremos hacia ellos, les abrazamos, les damos más de comer, les dejamos subir al sofá y, en general, les prestamos más atención de la habitual, lo repetirán para obtener los mismos resultados.

Cuál es la explicación científica tras este comportamiento

El hecho de que los peludos aprendan a imitar algunos de los síntomas que significan enfermedad, esconde un motivo, y es lo que en psicología se denomina “condicionamiento operante”.

Según el Dr. Jill Sackman, los perros no saben lo que es fingir, ni conocen exactamente cómo hacerlo, simplemente aprenden que cuando ellos exhiben cierto comportamiento, obtienen buenas respuestas y resultados por nuestra parte. Por ejemplo, cuando cojean, sus humanos tienen más muestras de afecto hacia ellos, les alimentan más o consienten con cosas que les gustan.

Cómo saber si están fingiendo

En función de la edad del perro, su raza e incluso su personalidad, cada perro puede mostrar o representar síntomas diferentes, pero lo que podemos hacer para llegar a discernir entre la enfermedad real o la simulación de esta, es:

  • Observar a nuestros peludos: Es fundamental que conozcamos a nuestra mascota, que estemos al tanto de su personalidad y de sus comportamientos habituales, ya que de ese modo podremos saber si lo que está haciendo es “normal” en él o si por el contrario es algo fuera de lo común.
    De este modo podremos percibir si de pronto se muestra enfermo, y acto seguido cargado de energía.
  • La enfermedad o lesión aparece repentinamente y sin razón: Si de pronto nuestro can muestra síntomas de enfermedad pero no ha sufrido ningún tipo de accidente o cambio significativo, debemos plantearnos si es real o no.
    No se trata de ignorarlos, siempre hay que dar el beneficio de la duda y cuidarlos, pero también estar atentos y tratar de buscar o pensar en las posibles causas o comportamientos extraños que haya tenido nuestra mascota recientemente.

Cómo evitar que continúe haciéndolo

Una vez que tengamos claro que nuestro perro no está enfermo o lesionado (con la ayuda de un profesional veterinario) y tengamos la certeza de que está fingiendo algunos síntomas, debemos ser conscientes de que nuestro perro ha aprendido a hacer esto a causa de nuestro comportamiento hacia ellos cuando han tenido problemas de salud reales.

Si el perro llega a darse cuenta de que no consigue llamar nuestra atención de la manera en que trata de hacerlo, recurrirá a aquello que sabe que sí funciona y eso es mostrarse enfermo.

Si queremos evitar que esto suceda, es importante que tratemos de dedicarles tiempo y les demos cariño y amor habitualmente. En el caso de que nuestro veterinario nos haya confirmado que nuestro perro está fingiendo, lo mejor es ignorarlo y tratarlo como siempre.

¿Cómo fue la vez en que tu perro trató de fingir alguna enfermedad para llamar tu atención?¿Cómo actuaste en estas circunstancias?

Compartir este artículo