Genial

Los caballos pueden hacer muchas expresiones similares a las de los seres humanos, según estudio

9-15
970

Aunque algunos estudios han analizado las expresiones que tienen los caballos, solo se han enfocado a situaciones precisas, como el dolor. Buscando adentrarse más en los rasgos que pueden mostrar los caballos en distintas conductas, un grupo de investigadoras hizo un estudio para observar a estos animales y, después de un análisis y algunas comparaciones, encontraron que comparten algunas expresiones faciales con los humanos y otros animales.

Genial.guru decidió investigar la metodología y los hallazgos de esta investigación para compartirlos contigo, pues la información encontrada podría ser de gran utilidad para evolucionar la comunicación y la convivencia con estos animales.

El estudio y su objetivo

El estudio fue realizado por Jennifer Wathan, Anne M. Burrows, Bridget M. WallerKaren McComb, un equipo de investigadoras de la Universidad de Sussex, en el Reino Unido, y publicado en la revista Plos One. El enfoque de su investigación se basó en los caballos y en ciertos rasgos faciales que muestran dentro de distintos comportamientos.

Decidieron indagar en el tema ya que lo consideran de gran interés para conocer más sobre el bienestar y la evolución de los animales domésticos. Su objetivo principal fue observar y registrar de manera sistemática las expresiones que tienen los caballos en cualquier contexto y encontrar si existía una similitud con los rasgos que tienen los humanos y otras especies.

La metodología que aplicaron

Para realizarlo de una manera precisa, desarrollaron un sistema de codificación facial para caballos domésticos. El primer paso fue documentar todos los datos y comparar su anatomía facial. Al aplicar este método, pudieron tener una visión más completa de la actividad que tenían los músculos de estos animales para relacionarlos directamente con los movimientos de otras especies.

Se estudiaron 86 caballos de diferentes razas, colores de pelaje y sexo durante 15 horas, a través de videos e imágenes que lograron captar sus distintos comportamientos, incluyendo la interacción con personas y otros animales, la alimentación y el apareamiento. Cada uno de los movimientos faciales fue identificado con un código y una descripción en los cambios que había en la apariencia. Después de analizar las observaciones que fueron registradas, notaron que los caballos mostraban una gran variedad de movimientos faciales que también se han podido observar en humanos, primates, perros y gatos.

Caballos vs. humanos

Sin un sistema especializado para el análisis de los movimientos faciales, la investigación habría estado limitada, sin embargo, gracias a la herramienta que idearon en este estudio, será posible responder a preguntas que surjan en otras investigaciones, teniendo la oportunidad de hacer comparaciones directas con otras especies. En cuanto a los resultados obtenidos, encontraron que, aunque no se ha prestado mucha atención a los movimientos faciales que tienen los caballos, estos cuentan con 17 expresiones diferentes, mientras que los humanos muestran 27.

De los animales que han sido sometidos a estudios similares, ninguno había presentado un repertorio tan grande, a excepción del gato, con 21 rasgos semejantes, causados gracias a sus orejas y sus bigotes. Por lo tanto, aunque se pensaba que los humanos mostraban las expresiones más complejas, el estudio demuestra que los caballos también tienen una amplia gama de rasgos faciales y la evolución de esta no solamente se debe a la relación de parentesco entre especies, sino que también se involucran otros factores socioecológicos.

Los puntos favorables del hallazgo

Como lo señalan las investigadoras, los caballos son animales predominantemente visuales y su agudeza visual es mucho mejor que la de los perros y los gatos. Dentro de su investigación, encontraron que la domesticación influye de manera significativa en las características sociales, cognitivas y morfológicas de esta y otras especies. Es por esto que los caballos muestran algunas expresiones aparentemente complejas.

El método que emplearon abre la posibilidad de evaluar y mejorar el bienestar de los caballos y otros animales, debido a que podría evolucionar la comprensión en la comunicación que se tiene con ellos y proporcionar información sobre los efectos que se presentan al domesticarlos. Además, las personas que trabajan con caballos tendrán la oportunidad de acceder a un lenguaje estandarizado que les permita facilitar la investigación y el manejo de estos animales. En los próximos estudios, se podría hacer uso de esta metodología para ampliar el conocimiento en cuanto a la comunicación, el bienestar y la cognición de los caballos.

¿Qué opinas de este estudio? ¿Consideras que los caballos realmente comparten rasgos faciales con los humanos? Cuéntanos en los comentarios.

9-15
970