Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Un perrito se aburrió durante un largo vuelo y entretuvo a sus vecinos por diversión

Cuando viajas sin entretenimiento, el tiempo parece pasar muy lentamente. Es por eso que un perrito, que viajaba con su dueña desde Londres a Ibiza, decidió asegurarse de que los pasajeros que lo rodeaban en el avión estuvieran bien entretenidos, simplemente haciendo muecas.

En Genial.guru no pudimos salir de nuestro asombro debido a la inventiva de este divertido perrito. Y definitivamente creemos que cada avión debería contratar este tipo de entretenimiento para viajes largos.

Este encantador perro que está sacando la lengua, es Hexley, él y su madre humana, Ursula Aitchison, se estaban acomodando en su vuelo de Londres a Ibiza. Estos vuelos suelen durar alrededor de 2 horas y media, y un perro necesita una buena cantidad de atención. Hexley se negó a tolerar el aburrimiento y decidió llamar la atención de otras personas.

Abandonó el lado de su dueña y en su lugar decidió pasar el rato con otros pasajeros. Hexley se sentó junto al hombre que estaba frente a ellos, a quien no le importaba darle la bienvenida a su nuevo amigo peludo.

Pero luego su mamá humana abrió un bocadillo, y eso activó todos los sentidos de Hexley de una sola vez. En el momento en que oyó el crujido de las papitas, asomó la cabeza entre los asientos e intentó alcanzar la comida con la lengua. Hexley babeaba por todo el asiento, y eso hizo reír a todos los pasajeros del avión.

El intento de Hexley de conseguir los bocadillos no tuvo éxito, pero eso no le impidió hacer muecas.

Finalmente, regresó al asiento de su dueña cuando se cansó de entretener a los pasajeros.

¿Te gustó el plan maestro de Hexley para llamar la atención? Cuéntanos lo que piensas en los comentarios a continuación.

Compartir este artículo