Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Usuarios comparten en la red fotos emocionales de sus mascotas que se volvieron locas con sus regalos

--1-
10k

¿Sabías que existen múltiples investigaciones sobre la emocionalidad de los animales? Estos estudios científicos y experimentales demuestran si las mascotas saben sentir tristeza, alegría y compasión. Sin embargo, a veces solo es suficiente observarlas para asegurarse de que sí, se ponen tristes y se emocionan igual que nosotros. Una prueba más para esto es su reacción y actitud frente a los regalos, juguetes y golosinas no planeadas.

Genial.guru recopiló 18 fotos de animales infinitamente felices, a los que sus humanos les hicieron una fiesta.

“Le compramos a nuestra tortuga un tapete con calentador. Y, según su postura de dormir, está bastante contenta con su regalo”

Oliver y su búho aplastado

En Río de Janeiro está haciendo mucho calor, por lo que a los animales en el zoológico les dan hielo frutal

“Mi hermana adoptó a un gato de albergue. Le gusta abrazar a su peluche”

“Le di una galleta por la valentía que mostró en la veterinaria. Ahora camina con ella por su jaula, duerme sobre ella y le da una que otra mordida de vez en cuando”

“¡No te lo devolveré, este oso es mío!”

“El zoológico de mi ciudad les hace regalos a sus animalitos con golosinas de carne y frutas frescas. Este es uno de los monos que recibió su obsequio”

Algunas mascotas demasiado suertudas hasta tienen permiso de tener un amiguito

“A mi gato de verdad le encantan los pepinos”

Y a este pequeño le gustó mucho la calculadora

“Oh, cielos, ¿es para mí?”

A este erizo le regalaron un erizo más grande para que pueda dormir con toda comodidad

Este gato encontró un celular no bloqueado y se emocionó tanto que se tomó un par de selfies

Estos peludos no necesitan mucho para ser felices: solo un poquito de repollo

Y este hámster está loco por las coles de Bruselas. La comió con tanto esmero que se quedó dormido

Los empleados del zoológico en Oregon decidieron darle un recorrido al elefante y presentarle a otros habitantes. Le encantaron los leones marinos

“Le regalamos a nuestro dragón barbudo una lagartija de juguete. Al parecer, está enamorado. ¡Duerme así todos los días!”

En un albergue, a los perros les dieron de comer hamburguesas con queso. ¡Tan solo mira estos rostros!

Bono

Algunas mascotas, al contrario, lo tienen todo y les gusta traer regalos a sus dueños. Por ejemplo, este gato tomó por costumbre llevar esponjas a casa, y sus dueños no tienen ni idea de dónde las saca.

--1-
10k
Compartir este artículo