Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Datos sobre Suiza que cambiarán tu percepción del país

Todo el mundo sabe que los bancos de Suiza son los más confiables, hay mucho chocolate en el país y en sus Alpes están las vacas que dan la mejor leche del mundo. Sin embargo, estas no son todas las cosas increíbles que te están esperando en Suiza. ¿Acaso sabías que tiene las leyes más liberales sobre armas, los sobornos están legalizados (!) y las multas dependen del ingreso de las personas? Y esto no es lo más extraño aún.

En Genial.guru reunimos los 10 datos sobre Suiza que te presentarán un lado totalmente desconocido de este país europeo.

1. Un país sin capital ni presidente

En realidad, Suiza no tiene presidente ni ciudad capital, pero tiene 4 idiomas oficiales y el derecho de los ciudadanos a rechazar cualquier ley aprobada por el Parlamento con ayuda de un referéndum. A lo largo de toda la historia del país, nunca han tenido ningún conflicto interracial.

2. La ley de armas más liberal

Muchos piensan que Suiza es un país pacifista porque se mantiene neutral en cualquier conflicto militar. Sin embargo, esto no es del todo cierto. El servicio militar es obligatorio para todo hombre desde los 18 años. La mayoría de la población masculina del país está en la reserva del ejército, por lo cual tienen armas en casa y las pueden usar en cualquier momento necesario.

La población de 8 millones de personas posee unos 4 millones de unidades de armas (o sea 50 unidades por cada 100 personas). Al mismo tiempo, Suiza posee una de las más bajas tasas de criminalidad del mundo. Además, el alcohol se vende en los supermercados solo hasta las 22:00.

3. Sobornos legalizados

En 2017, Suiza quedó en el puesto número 3 en el ranking de los países que se oponen a la corrupción. Cabe destacar que, curiosamente, en Suiza, en lugar de luchar en contra de la corrupción, nació una idea bastante inusual, aunque muy simple. Ellos decidieron "legalizar" los sobornos en forma de tarifas por tal o cual servicio.

4. Las multas dependen de los ingresos

Fue en Suiza donde emitieron una de las multas más grandes del mundo por exceso de velocidad. Un conductor suizo iba a una velocidad de 290 km por hora y lo multaron por 650 mil Euros.

Lo que pasa es que, en Suiza, el tamaño de la multa no es fijo, sino que depende directamente del salario del infractor. Cuanto más ganas, más pagas. Así es como los suizos entienden la justicia.

5. El chocolate es el rubro de exportación más grande

Cada año, se producen 7 millones de barras de chocolate Toblerone en Berna. Y no hace mucho, en Suiza fue inventado el cuarto tipo de chocolate: chocolate de rubíes.

Valcambi, una empresa suiza, produce barras de oro CombiBar en forma de chocolate. Es fácil romper esta barra en pedacitos chiquitos de 1 gramo de peso y usarlos como regalo o un medio de pago.

6. Navaja suiza proveniente de Roma

La navaja militar suiza apareció a finales del siglo XIX, pero, aparentemente, tiene un prototipo mucho más antiguo. En uno de los museos de Cambridge hay una herramienta plegable que fue hecha en la Roma Antigua. Consiste de una cuchara, un tenedor, una cuchilla, una espátula, un palillo de dientes y, lo más inesperado, un pico especial para sacar la carne de caracoles.

La única parte de la navaja suiza que se produce fuera de Suiza es el sacacorchos, que es producido en Japón.

7. Un amigo extraño acompaña a Papá Noel

El Papá Noel suizo se llama Samichlaus. Él visita a los niños el día 6 de diciembre con una enorme bolsa de dulces, mantequilla de maní y mandarinas. Él nunca viene solo, sino que lo acompaña un tipo aterrador vestido con ropa y de cara oscura.

Su nombre es Schmutzli, lo que se traduce como "sucio". Su trabajo es pegarles con palos a los niños malportados. Aunque la promesa de portarse bien el año que viene les puede evitar este castigo a los niños.

8. Hotel "cero estrellas" bajo el cielo

En los Alpes Suizos, los gemelos Frank y Patrick Ricklin abrieron el hotel "cero estrellas", Null Stern, justo debajo el cielo. Una noche en una habitación sin paredes y sin techo cuesta unos $300. Este hotel está situado a 1 200 metros de altura. Aparte de una cama queen tiene mesitas de noche y un televisor.

La característica principal de la habitación es una vista panorámica de Suiza desde la cama. Anteriormente, los gemelos artistas ya habían creado hoteles inusuales. Su primer proyecto fue un hotel en un refugio antiaéreo y el segundo en un búnker nuclear.

9. La primera hoja del castaño simboliza la llegada de la primavera

Ya por más de 200 años se emite un decreto especial en Ginebra sobre el comienzo de la primavera con la aparición de la primera hoja en el castaño que crece bajo las ventanas de la gobernación. Casi siempre, la primavera comienza en marzo, sin embargo, a veces pasan unas situaciones divertidas. Como, por ejemplo, en 2002, el árbol se puso verde el 29 de diciembre. En el año 2006, la primavera comenzó inclusive dos veces: las hojas aparecieron en marzo y después, inesperadamente, en octubre.

En 2017, la primavera en Ginebra comenzó el 11 de marzo. Casi a tiempo.

10. Cuidado de conejillos de indias

Está legalmente prohibido para los ciudadanos de Suiza tener en casa solo un conejillo de indias. Esto es debido a que, según las investigaciones de científicos, estos animales se sienten muy solos y necesitan tener compañía. En este caso, si un animalito muere, el dueño debe comprar otra pareja para el conejillo que queda, cayendo así en un círculo interminable de manutención de conejillos de indias. Para que esto no pase, crearon un servicio de alquiler de conejillos de indias especial. Aquí uno puede comprar el animalito con precio regular y después regresarlo en cualquier momento a medio precio.

En lo que se refiere a los gatos, podrás tener solo un gato si lo dejas pasear en la calle o puede ver a otros gatos por la ventana. En caso contrario, tendrás que comprar dos gatos al mismo tiempo.

¿Qué dato te impresionó más a ti? ¿O, tal vez, estuviste en Suiza y tienes algo que agregar sobre este maravilloso país? Compártelo en los comentarios.

Imagen de portada depositphotos