20+ Descarados a los que no les sobra nada: ni vergüenza ni conciencia

Historias
hace 1 mes

Hay personas para las que la insolencia ni siquiera es la segunda felicidad, sino la primera. Están convencidas de que merecen solo lo mejor, y los demás simplemente están obligados a proporcionárselo. Cruzarse con estos descarados en la vida no es una diversión para los débiles de corazón, pero las impresiones duran años.

  • Estaba en el parque con mis hijos, que aún son preescolares. Se nos pegó una niña de unos 10 años. Se fue con nosotros a casa. Jugó con los juguetes, comió, vio la televisión. Yo ya de mil maneras le decía, "niña, vete a casa, tu mamá te está buscando". Y ella, muy tranquila: "No me está buscando, está en el trabajo". Apenas logré echarla.
  • Mi hija está terminando la secundaria, tienen su fiesta de graduación. El chat de padres es un infierno: dicen que la tutora quiere recibir de regalo una laptop de alta gama que cuesta 800 dólares. De inmediato dije que no contribuiría, no importa lo que alguien quiera. ¡Se le pasará el antojo! Entonces la tutora empezó a hacer comentarios sarcásticos sobre mi hija, a molestarla, y a bajarle las notas por el más mínimo error. Como si estuviéramos obligados a regalarle esa laptop, y quien no quiera, pagará las consecuencias. Quería que mi hija fuera al bachillerato, pero tal vez elijamos otro camino. Sin embargo, igual me quejaré en el departamento de educación.
  • Entré en una panadería por un café. Había una fila, así que me puse a esperar. De repente, entró una rubia del bote de más de 40 años y se coló justo delante de mí con una actitud descarada. Amablemente, le dije: "Señora, aquí hay una fila". Lo que tuve que escuchar en mi contra: desde "¡Ay, mírenla, qué importante se cree!" hasta "¡Una mocosa cualquiera me va a decir qué hacer!". Y yo tengo 37 años, así que me reí a carcajadas. Pero la señora tuvo que retroceder cuando la cajera la ignoró y se dirigió a mí, preguntándome qué iba a pedir.
  • Un día, a mis padres los inundaron los vecinos de arriba. El bulto en el techo tensado casi llegaba al piso. Cuando mis padres fueron a hablar con los vecinos, estos no abrían la puerta por mucho tiempo y, cuando finalmente abrieron, los dejaron entrar a un departamento completamente seco (con trapos colgando de los radiadores y cubos en la habitación) y dijeron, imperturbables, que no habían inundado a nadie, que simplemente el gato había orinado en el piso.
  • Tuve una pelea con mi pareja. Estuvimos viviendo separados por mes y medio, pero luego nos reconciliamos. Durante ese tiempo, él tomó un préstamo de 2 500 dólares y se lo gastó todo en comida y diversión. Me enteré de lo sucedido solo cuando ya estábamos juntos de nuevo y cuando resultó que ahora él estaba pagando ese préstamo con su anticipo (los intereses eran horribles y además tenía un seguro), y así sería por cinco años. Cuando le pregunté: "¿Cómo es posible?", me respondió que la culpa era mía porque lo había dejado solo. ¡Simplemente no tengo palabras!
  • Unos conocidos nos invitaron a hacer una carne asada. Decidimos salir el sábado a las dos de la tarde. Dijeron que saldrían un poco antes para comprar la carne y las verduras para todos, y que nosotros llegaríamos justo a tiempo. A las dos salimos de casa con sillas plegables, bebidas y una mochila con juguetes para nuestra hija, entonces sonó el teléfono. "Oigan, ¿saben? Ya llevamos aquí 4 horas, hicimos el asado, nos la comimos y ya nos vamos a casa", nos dijeron los "amigos" por teléfono. Nos sentimos un poco desanimados porque ellos disfrutaron sin nosotros, así que simplemente nos fuimos a pasear al parque. Y entonces recibimos un mensaje: "Les toca pagar 17.50 dólares". No entendíamos por qué, así que llamamos. Nos dijeron: "¿Cómo que por qué? También compramos carne y verdura para ustedes, así que dividimos los gastos por la mitad". Al final, los mandamos a volar y decidimos no volver a hacer asados con ellos.
  • Decidí presentar a un buen amigo a una buena amiga. Ambos divorciados. Ambos tienen hijos. Ella simplemente dijo: "Sí". El hombre: "Mándame su foto", "Y una imagen de lado", "¿Por qué se divorció?", "Pensé que era más joven", "Me gustaría verla en las redes sociales". Lleva más de 10 años sufriendo de soledad. Está gordo, pobre, enfermo, etc. ¿Qué sentido tiene presumir? ¡Me enojó! No le di el teléfono. ¡Menudo príncipe azul!
  • Mi marido y yo nos mudamos a un departamento nuevo y, como tenemos un perro, enseguida encontramos un lenguaje común con muchos vecinos. Un día, una chica desconocida me escribió: "Hola, soy la novia de Max, que también tiene un perro. ¿Por qué le sigues en las redes sociales?". Esto me hizo reír, e inmediatamente le aclaré que no estaba interesada en su Max, que nos seguimos solo por educación, y que nos comunicamos solo si de repente paseamos a nuestros perros al mismo tiempo. Entonces recibí un largo mensaje diciéndome que no me comunicara más con él y que dejara de seguirlo en las redes sociales inmediatamente. Entonces le escribí en broma: "¿Mi marido puede quedar con Max o yo también tiene que dejar de hacerlo?". Pensé que se daría cuenta de que estaba siendo irónica, pero no, recibí un serio: "Sí, tiene permiso". Ahora que el pobre Max me evita, pero él y mi marido son prácticamente los mejores amigos. ¡Es como un patio de colegio!
  • Llevaba seis meses pidiéndole a mi esposo que cambiara la alcachofa de la ducha. No paraba de oír: "No tengo tiempo", "Estoy cansado", "No me encuentro bien" y todo eso. La compré, la cambié y la atornillé yo misma. Mi hijo, de 3 años y 8 meses, se dio cuenta. Mi marido también lo notó. Y mientras estaba en el veterinario con el gato para una revisión, me llamó y me dijo textualmente: "La próxima vez que cambies un grifo, pon dos juntas. No tengo nada mejor que hacer que volver a hacerlo por ti". ¡Cómo le grité! ¡Está viviendo en mi casa y sigue con lo mismo! Tenemos un negocio, un hijo, y él se comporta así.
  • Nuestra familia siempre ha estado obsesionada con el dinero, aunque las finanzas de mi madre están bien. Pero ella se quejaba de cada cosa que tenía que comprar para mi hermana y para mí, incluyendo comida, ropa, gastos de medicamentos, juguetes, colegio. Siempre sabíamos exactamente cuánto le costábamos a mamá. Ni siquiera nos atrevíamos a pedir cosas o juguetes caros.
    Cuando cumplí 18 años, mi madre me ofreció alquilar un dormitorio en su casa y me facturó cada centavo que había gastado en mí. Estábamos hablando de 700 000 dólares. Esta cantidad incluía incluso los regalos de cumpleaños y los gastos que tuvo mientras estaba embarazada de mí.
    Cuando mi hermana cumplió 18 años, le esperaba lo mismo. Conseguimos un trabajo y casi todo el dinero se lo dábamos a mi madre. No fue hasta que yo cumplí 21 años y mi hermana 19 y muchos en nuestro círculo nos dijeron que toda esta situación no era la norma que por fin pudimos salir de ella. Nos mudamos de casa de mi madre y ya no tenemos contacto con ella. © WaningRelevance / Reddit
  • Un día mi abuela salió al huerto y vio dos mujeres tiradas en el suelo comiéndose las fresas. Ella les preguntó:
    - ¿Por qué se comen mis fresas?
    Su respuesta sonó indiferente:
    - Porque somos alérgicas a las frambuesas.
  • Tengo 26 años y estoy casada desde hace 3 años. Llevábamos mucho tiempo planeando un bebé y hace 3 semanas me enteré de que estaba embarazada. Estábamos muy contentos. Pero hace un par de días ocurrió lo siguiente: estábamos a punto de acostarnos y mi esposo me recordó que diera una vuelta por la casa y me asegurara de que todas las luces estuvieran apagadas. Suelo hacerlo, pero esta noche no me sentía muy bien y le pedí que lo comprobara por sí mismo. Pero mi marido se indignó: "¡No, eso es responsabilidad tuya!". Me sentí ofendida, pero no discutí y lo hice yo misma. Cuando volví, mi esposo me echó la bronca: "Que estés embarazada no significa que nada tenga que cambiar. Cocinar, limpiar y otras cosas son cosa tuya y yo no me voy a hacer cargo". Me quedé de piedra porque nunca me había dicho eso. Le dije: "Bueno, ¿y cómo piensas ayudarme?". ¡Y resulta que no lo hace! Él gana dinero (y yo estoy estudiando, por cierto), así que no es asunto suyo. Al final le dije: "¡Si lo hubiera sabido antes, nunca me habría quedado embarazada de ti!". Mi esposo se enfadó y se fue. Y entonces mi suegra y mi cuñada empezaron a llamarme diciendo que había hecho daño al pobre chico y que debía disculparme. ¿De verdad? © throwaway2204729 / Reddit
  • Llevo más de un año llevando y trayendo a mi compañera de trabajo. Vive no muy lejos de mí y no me resultaba difícil. Naturalmente, no le cobraba ni un centavo. El fin de semana se me averió el coche. Le dije a mi colega que no podía llevarla el lunes o el martes. Ella me dijo: "Oh, no hay problema, mi novio me llevará". Le pregunté si me recogerían a mí también, y su novio contestó que sin problemas, pero por 20 dólares. Me enfadé. Le dije que ya llegaría yo, pero me acordé de la ofensa. Ayer, la colega me preguntó: "Bueno, ¿te han arreglado el coche? ¿Me puedes llevar?". Y le dije que podía, pero por 30 dólares a la semana. Me llamó mezquino y me dijo que estaba muy decepcionada. Oh, ¡qué "pena"! © ChannelGreat2791 / Reddit
  • El otro día fui a la boda de unos amigos. Solo había dos niños allí, y los niños se comportaban bien en relación con su edad. Pero sus padres son otra cosa. Qué debe haber en la cabeza de una persona para decidir: "Voy a llevar zapatos con sonidos a la boda de otra persona. Es divertido". El clímax llegó cuando los invitados empezaron a felicitarles. Fue algo así: "Conocimos al novio [¡clic-clac!] en la universidad [¡clic-clac!] e inmediatamente [¡clic-clac!] nos hicimos amigos". Yo miraba horrorizado a esos padres y me preguntaba: ¿a quién demonios se le ocurrió poner esos malditos zapatos con sonidos a sus hijos? © Cymbal_Monkey / Reddit
  • Antes del viaje en avión, reservé un asiento de ventanilla. Mientras caminaba por el pasillo, vi a una mujer sentada en mi asiento con un niño de unos 6 o 7 años. Le dije amablemente que probablemente había confundido los asientos, y la señora se mostró indiferente: "¡Ah, bueno, siéntese en el mío!". El problema era que su asiento no estaba junto a la ventanilla, y para mí esto es una cuestión de principios. Le dije: "Por favor, desocupe mi asiento". ¡Y ella no se movió! Quería montar un escándalo, pero entonces un hombre de la fila de al lado me ofreció su asiento junto a la ventanilla, y se sentó en el asiento de esta madre. No entiendo a esa gente: si para usted es importante sentarse con su hijo, ¡reserve asiento con antelación! Encima, ni siquiera me preguntó si podíamos cambiar de asiento, simplemente se sentó allí y ya está. © yomrants / Reddit
  • Mi esposo y yo fuimos a dar un paseo con un grupo de padres similares con carriolas. Éramos tres parejas, cada una con un bebé de 4-5 meses. Mi hija dormía en la carriola, yo me senté cerca, al lado de mi hermana, para charlar con ella. Mi marido estaba junto a la carriola. Nuestra hija empezó a lloriquear. Me quedé sentada pensando que mi esposo estaba ahí para mecerla. Entonces él dijo, para que todo el mundo lo oyera: "¡Ja, mira eso! ¡Se llama madre! La niña está llorando, ¡y ella ni se ha movido!". Y se quedó allí. La vergüenza ajena la sintieron todos. Vi cómo se miraban otros padres, que jugueteaban con sus hijos y los entretenían, dando descanso a sus esposas: no eludían la paternidad. Más tarde nos divorciamos, claro.
  • Volábamos por la noche de vuelta de unas vacaciones. A mi lado se sentaba una señora con un niño de un año, que lloró durante 3 horas sin parar. Yo misma tengo tres hijos, y el más pequeño también lloriqueaba al despegar. Le pregunté a la mujer si necesitaba ayuda, porque el bebé llevaba 3 horas llorando por alguna razón. Me explicó que le estaban quitando el chupón. Le pregunté: "¿No pueden hacerlo después del vuelo?". Y la señora ignoró mi pregunta. Era obvio que tanto ella como su hijo estaban cansados de todo lo que estaba pasando, pero aparentemente la mujer pensó que estaba haciendo algo heroico en ese momento.
  • Estaba de vacaciones, acostada en una tumbona junto al mar. Giré la cabeza y vi: un niño de unos cinco años hurgando apasionadamente en mi bolsa de playa. Primero perdí el habla. Luego vi a la madre del niño y le pregunté indignada: "¿Qué pasa?. Y ella me dijo: "¡No deberías llevar algo de valor a la playa! Y en general, ¡¿qué tienes ahí con que no pueda jugar un niño?!". Hasta ese momento, no creía que existiera gente así.
  • Mi pariente tiene un hijo muy mimado que a los 4 años no sabe nada de buenos modales. Es capaz de señalar tranquilamente con el dedo a una persona y decirle: "Eres feo". Esto siempre me indigna y se lo he planteado muchas veces. Pero el único argumento era: "¡Educa primero bien el tuyo y ya veré!". Y así habría seguido, de no ser por un incidente. Todos los parientes se reunieron en una fiesta familiar, y el hijo de esa pariente comenzó su cuento: "¡Mi mamá es tan tonta y fea! Me gustaría vivir con otra mamá, la mía ni siquiera sabe educar a los niños. Eso dijo papá". ¡Tendrías que haberle visto la cara! Espero que saque conclusiones.
  • Acudí con mi hija a una revisión preventiva en la policlínica infantil. Allí había una sala de madre e hijo con dos sillas cómodas y cambiadores. Entré: la silla más cercana a la puerta estaba vacía, la otra estaba ocupada. Me senté y empecé a dar el pecho. La madre de la silla número 2 no tardó en irse. Entró otra mujer con su bebé y su esposo. Este entró, me vio en pleno proceso de amamantamiento e inmediatamente hizo salir a su mujer por la puerta. Le oí decir en voz alta e indignada: "¿Has visto? Ni siquiera se ha tapado el pecho". Lo entiendo mucho, pero, hombre, ¿de verdad esperas que esconda mi pecho en la habitación materno-infantil mientras doy el pecho para que no te avergüences, pobrecito? © Linorelai / Reddit
  • Una amiga mía está obsesionada con casarse cuanto antes. Ella y su novio solo llevan saliendo cuatro meses. Él no le parece conveniente: no gana lo suficiente, es indiferente, despreocupado, desatento y apenas coopera en casa. A pesar de todo, ella le come la cabeza que ya es hora de casarse. Hace una semana recibió el preciado anillo, está feliz. Me arrastró al salón nupcial para elegir un vestido. Y yo le pregunté qué va a hacer con todas las desventajas del novio. Después de todo, está descontenta con él, quejándose constantemente, y además quieren legalizar la relación. Y mi amiga me dijo: "Elena, bueno, después de la boda, vamos a resolverlo. Lo principal para mí es cazarlo. Y luego, si acaso, pediré el divorcio y me buscaré otro".
  • Iba caminando por la calle y vi a dos señoras bien vestidas charlando. Y junto a ellas estaba un niño de unos cinco años, también bien vestido, escarbando en una papelera. Les dije:
    - ¡Miren lo que hace su hijo!
    Una de ellas, muy arrogante:
    - ¿Sabes quién es su padre?
    - Lo siento, señoras, no lo sabía. Entonces, claro, ¡que siga!
    Y sin prestar atención al niño, siguieron charlando. Han pasado 2 horas, y me arrepiento de no haber preguntado quién era el padre del niño, que le dejan escarbar en la basura. ¡Muy interesante!
  • Mi suegra le quitó las llaves de nuestro departamento a su hijo sin preguntar, hizo un duplicado y en nuestra ausencia vino a "ayudar a la joven nuera en el hogar". Pero ni siquiera esto me afectó. Me dijo: "Tu ropa interior es bonita. Cuando te canses de llevarla, le das esta prenda interior a mi hija mayor". Telón.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas