Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Detalles sobre la vida universitaria en Harvard, donde no todo se trata de prestigio y mentes inteligentes

9--5
864

Harvard es una de las universidades más reconocidas e influyentes en todo el mundo. Incluso ocupa el puesto número uno en algunos listados de las mejores casas de estudios. Los profesores que imparten clases allí son reconocidos a nivel internacional, y la escuela no solo es famosa por su rigurosidad, sino también por varios detalles que sin duda la hacen muy especial.

Genial.guru trae para ti algunos detalles sobre la vida en Harvard que podrían interesarte.

1. Las buenas calificaciones no son lo único necesario para ser aceptado

Cualquiera podría pensar que para entrar en esta prestigiosa universidad se necesita un buen historial de calificaciones, pero esto no es suficiente para los candidatos. Para ingresar a Harvard, además de las notas, la universidad se interesa en cualidades intangibles como la personalidad, forma de pensar y de actuar, y no solo en la vida académica, sino también en la personal o social. El voluntariado y actividades deportivas y sociales o extracurriculares también son muy llamativas para la escuela.

2. Te ayudan a encontrar al compañero de cuarto perfecto

Aunque cada dormitorio es diferente, en el primer año de estudio, los alumnos no suelen conocerse entre sí, por lo que pueden no saber con quién compartir la habitación. Al ser admitido en la universidad, te harán explicar tu ritmo de vida y hábitos. Si prefieres el silencio o el ruido, qué música escuchas o tus lugares preferidos en una casa, etc. Así podrán encontrar a un compañero que sea compatible con tu personalidad.

3. No puedes compartir el cuarto con alguien del sexo opuesto

Aún en la actualidad se conservan reglas tradicionales en cuanto a los dormitorios. El compartir habitación con alguien del sexo opuesto es un rotundo “no” en las reglas de la escuela. Harvard no solo prohíbe las habitaciones mixtas, sino que si se encuentra a alguien violando esta regla, el castigo puede ser severo.

4. Casi no hay fiestas

Una de las mayores razones por las que hay muy pocas fiestas en esta universidad es la cantidad de trabajo que tienen que realizar los alumnos. A esto se le suma el hecho de que las fraternidades no son reconocidas o no tienen casas; entonces, para algunos resulta difícil saber dónde está la fiesta. La mayoría de las reuniones tienen lugar en los propios dormitorios, y es por eso por lo que algunas de estas terminan temprano. De no ser así, los compañeros pueden comenzar a quejarse.

5. Clubes exclusivos fuera de la escuela

Existe un tipo de club especial en el que los estudiantes de Harvard viven la vida nocturna al máximo. Son incluso más exclusivos que una fraternidad. Los propios alumnos describen estos lugares como sitios para la diversión sin la supervisión del campus. Poseen claramente un aura de misterio y superioridad, y también están rodeados de mucha polémica y opiniones variadas por su exclusividad.

6. Clubes que te pagan hasta 1 millón de dólares

Hay varios “final clubs” o clubs exclusivos para los estudiantes de esta universidad. Hay uno de ellos llamado “Porcellian Club”, donde se dice que si alguno de sus miembros llega a los 30 años sin hacer su primer millón de dólares, ellos se lo darán. Claro que esto es solo un rumor, ya que ninguna persona lo ha confirmado. Pero aun así queda la duda de si es cierto o no.

7. Guardias de seguridad en los dormitorios

Algunos de los dormitorios de esta universidad son tan exclusivos que son vigilados las 24 horas del día por guardias que monitorean identificaciones para el acceso a los edificios. Esto se inició como medida de seguridad para los alumnos, así como para evitar robos o alguna otra actividad sospechosa dentro del campus.

8. Código de honor

Después de un caso masivo de trampas, en 2015 se tomó la decisión de adoptar un código de honor para evitar la mala conducta académica en la universidad. Según comunicados de Harvard, esto ayudaría a mantener la integridad y brindaría mecanismos efectivos para eliminar la mala conducta, además de construir una comunidad basada en la confianza, tanto en sus alumnos como en los profesores.

9. La regla de los 7 minutos

En una época, esta universidad tenía una peculiaridad sobre el horario. Las clases tenían que iniciar estrictamente después de 7 minutos de la hora en punto. Según la institución, ese era el tiempo justo para que los alumnos caminaran a su siguiente clase. En la actualidad, esta regla fue reemplazada, y los horarios tienen una nueva forma de organización que asegura a los estudiantes 15 minutos para llegar a los edificios más lejanos del campus.

10. Te recomiendan tomarte un año sabático

La universidad recomienda a sus estudiantes que, después de ser admitidos, pospongan su inscripción un año para poder usar ese tiempo para viajar, realizar algún proyecto personal o desempeñar una actividad significativa para ellos. La institución incluso tiene un comité que promueve los beneficios de tomar este año sabático, como reflexionar sobre sus objetivos e intereses, concentrarse en su salud, lograr ser independientes o adquirir experiencia laboral.

11. Biblioteca del Titanic

La biblioteca Harry Elkins Widener Memorial Library alberga aproximadamente 3,5 millones de ejemplares. Fue nombrada en memoria de Harry Elkins Widener, un exalumno y coleccionista de libros que falleció en el hundimiento del Titanic. Después del terrible suceso, su madre donó la colección completa de su hijo a Harvard, donde se encargaron de cuidarla.

¿Conoces algún otro dato curioso sobre Harvard? ¿Qué cosas hacen llamativa a tu universidad?

9--5
864
Compartir este artículo