20 Veces en que los pacientes les hicieron poner los ojos en blanco a los médicos y enfermeros

Historias
hace 11 meses

La labor de los médicos, enfermeros y demás empleados de los hospitales es garantizar el cuidado de los pacientes. Todos los días van atendiendo diversos casos, desde los más comunes hasta los más extraños. Pero hay veces en que surgen situaciones extrañas que, si bien no son al estilo de la serie Doctor House, sí que a más de un profesional le hizo llevar las manos sobre la cabeza y contar sus anécdotas por internet para mostrar los gajes del oficio.

  • Cuando estaba embarazada, supe que el hospital tenía una especie de presentación abierta para que las parejas supieran más sobre el proceso de tener un bebé en sus instalaciones y demás. Fui porque me interesaba el hospital. El médico estaba explicando en voz alta las cosas básicas de las que he oído hablar desde que era preadolescente. Decía lo que era el cordón umbilical, que el bebé podía nacer antes de los 9 meses, que podíamos tener epidural y qué era eso. Recuerdo ver a la gente actuando como si fueran extraterrestres, que jamás habían oído hablar de ello. Y estaban increíblemente sorprendidos de saber que el bebé sale de la vagina de una mujer. Francamente, no podía entender cómo algunas personas podían ser tan despistadas. Me fui mucho antes de que terminara, no podía soportarlo más. © call_me_mr_pickles / Reddit
  • Estoy en Urgencias. Cuántas historias. La que me dejó estupefacta fue la de una mujer traída por su hermana, por tener calambres pélvicos y amenorrea durante tres meses. Había sido, estaba embarazada. La hermana me informó que se acostaba con los albañiles brasileños que construyeron el complejo de apartamentos de al lado. Les pregunté si tienen alguna duda. La paciente me preguntó si su bebé saldría hablando español. Tras una larga pausa y con la hermana mirando al techo, le digo que no, que en Brasil hablan portugués. La paciente pareció aliviada y la hermana la sacó a toda prisa de Urgencias antes de que pudiera darle el alta. © AMostS**erFellow / Reddit
  • Una mujer llamó al 911 porque un puma había atacado a su gato. Pensó que podríamos ayudarlo, aunque ya era tarde. Un hombre llamó al 911 porque le había mordido una vaca. No quería que lo atendieran, ni que lo evaluaran, nada. Otro llamó al 911 porque le picaba el trasero. Lo llevamos a urgencias porque no había más remedio. El médico le preguntó al paciente si se había puesto la crema en la zona que le dio la última vez. El paciente dijo que no. La siguiente vez que nos volvió a llamar fue porque le picaba el trasero, le ofrecí ponerle la crema en ese lugar y le llevé de nuevo a urgencias. © Sea_Vermicelli7517 / Reddit
  • La anécdota que siempre se me viene en la mente es la de un paciente que conocí en mis primeros años de servicio, en una sala de cuidados paliativos, porque padecía un cáncer terminal. Tenía treinta y pocos años y la única razón por la que había llegado tan lejos era que había confiado en el poder curativo de los cristales en lugar de... ya sabes... la quimioterapia. © OriginalCharacterDNS / Reddit
  • Yo solía ser un técnico de oxígeno médico que hacía el trabajo a domicilio. Un tipo tenía una concentración de oxígeno tan alta que habría expulsado casi nada de oxígeno al respirar una atmósfera normal. Esto requirió 2 máquinas pesadas conectadas en tándem solo para mantenerlo apenas vivo. Se lo explicaron hasta la saciedad a él y a su mujer, con documentación firmada de cada conversación. Apagaban una máquina porque decían que hacía demasiado ruido. Él se quitaba la mascarilla porque decía que hacía demasiado frío. Ella desenchufaba la manguera si pensaba que estorbaba. Y así sucesivamente, literalmente todo lo que se te ocurriera que pudiera restringir o cortar su entrada de oxígeno. Entonces entraban en pánico y llamaban a nuestro servicio de emergencias cuando el hombre empezaba a reaccionar a la falta de oxígeno. Yo vivía a menos de 5 minutos de distancia, justo al lado de nuestro parque de bomberos, y siempre me llamaban para “arreglar” las máquinas a cualquier hora del día y de la noche, de 3 a 7 días a la semana. Se negaban a llamar al 911 porque “no querían montar una escena”. Esto duró siglos, más de 18 meses, hasta que una noche el hombre tuvo problemas para dormir y apagó las máquinas antes de volver a la cama. Han pasado años y sigo viendo a su mujer por la ciudad, siempre me mira como si fuera yo fuera el culpable. © TheAgentLoki / Reddit
  • Una vez vi un gráfico de una persona que tenía una quemadura en el ojo. Le dijeron al doctor que habían leído en Internet que la leche caliente en el ojo puede ayudar con la irritación y que sus ojos estaban irritados. Así que hirvieron la leche y se la echaron en el ojo. Se quemó todo. © likeeggs / Reddit
  • Soy un Optometrista. Si me dieran cinco centavos por cada vez que alguien dice que usa orina como colirio tendría 0,10 dólares. No es mucho, pero es raro que haya pasado dos veces. © Aeder42 / Reddit
  • Mi hermana me contó la historia de una mujer con ampollas y lesiones crónicas en los labios. Durante semanas no supieron de qué se trataba. Se curaban y volvían. Se curaban y volvían. Resulta que se atiborraba de hasta tres bolsas de chips con sal y vinagre al día durante semanas, hasta que las llagas le dolían demasiado como para continuar y entonces iba al médico. © The-disgracist / Reddit
  • No es una experiencia personal, sino la de un colega mío (solo he visto las fotos). Una persona de 60 años sufrió una complicación aguda y le colocaron un marcapasos para solucionar el problema. Todo transcurrió con normalidad y, según lo previsto, se recuperó, se le prescribieron todos los cuidados y medicamentos que debía tomar, se le explicó y se programó citas médicas con un Cardiólogo para que pueda tener el seguimiento que necesitaba. El hombre entonces se marchó para nunca aparecer a ninguna cita y nunca responder cualquier llamada del hospital para saber de él y reprogramar. Esto duró unos 3 años. Hasta que se presentó sin previo aviso y pidió hablar con el médico que le puso el marcapasos. La gente se extrañó, pero viendo que ese día el médico estaba presente y que este paciente estaba en claro estado de angustia, hablaron con él y consiguieron un par de minutos para que el médico lo revisara. En la consulta, el médico se dio cuenta de que el hombre llevaba un sujetador dentro de la camisa. El paciente le explicó que tenía el sujetador de su hija desde hace tres meses, cuando su “problema” empeoró. Se le pidió que se quitara la camisa y allí estaba el marcapasos, colgando fuera de él, siendo sostenido por la copa izquierda del sujetador, con una gran herida abierta infectada por encima de ella, con los cables del marcapasos todavía insertados en sus venas y conectados a su corazón. Nadie tiene ni idea de cómo el hombre dejó que esa situación llegara a ser o cómo no colapsó por cualquier problema de salud que pudiera aparecer en estos casos. © MonkBigT / Reddit
  • Soy médico de urgencias rural. Recuerdo a una mujer de 35 años que entró con la mandíbula y el cuello hinchados. 10 minutos más tarde, me dice: “Ah, sí, me tragué accidentalmente una abeja y me picó en la boca justo antes de que me pasara esto. Lo siento, olvidé mencionarlo”. © Shoeflinger / Reddit
  • Tuve un paciente adulto que necesitaba un catéter. Su madre estaba en la habitación, y ambos vivían juntos cerca de los bosques. Les informé a ambos de la orden para un catéter, cómo funciona y por qué era necesario. Su madre dijo: “Bueno, todavía es virgen y no estoy segura de sentirme cómoda con que le quiten la virginidad en un hospital”. © blue_monkeys / Reddit
  • Mi madre hacía turnos como enfermera, a veces en partos, y había conocido a un puñado de mujeres que no sabían que el bebé iba a salir de sus vaginas. No tenían ni idea. Mi madre solía explicarles algo así: “Como lo has metido es como va a salir, cariño”. Esto fue a finales de los 90 y principios de los 2000. © QuailPuzzled1286 / Reddit
  • Escuché una conversación entre una enfermera y un médico con un paciente en Urgencias. Intentaban averiguar si el paciente era muy estúpido o tenía una lesión en la cabeza. Era a la vez hilarante y triste. Él no paraba de decirles que estaba allí por una pierna herida. No podía explicar por qué se había hecho daño en la pierna, cómo se lo había hecho, cómo había llegado hasta allí. Casi nada. Les oí hablar entre ellos en un pasillo. La enfermera estaba convencida de que se había golpeado la cabeza. El doctor dijo: “No, es solo un idiota”. Resulta que el doctor tenía razón. Hablaron con la esposa del tipo. Ella básicamente les dijo en el pasillo que él siempre es así de tonto y que si lo dejaba se perdería en su propia casa y se moriría de hambre. © MeatJumps / Reddit
  • Mi hermano es un cirujano y sé que muchos colegas suyos tienen una historia parecida. Me habló de unos padres, quienes afirmaban que su hija no había comido nada antes de su operación, como se les indicó cuidadosamente. Resulta que pensaron que el equipo quirúrgico estaba siendo cruel con su hija y cuando dijo que tenía hambre esa mañana, se desviaron del camino al centro quirúrgico y le dieron un desayuno sureño completo. Estuvo a punto de morir aspirando galletas y salsa. Pocas veces he visto a mi hermano tan enfadado (y asqueado; de alguna manera, las galletas y la salsa le parecían aún más nauseabundas en la segunda vez) y solo estaba contando lo que había pasado. No tengo ninguna duda de que arrancó una tira de los padres una vez que su hija de cinco años fue estabilizada, y probablemente todavía se sentían justificados y enojados con el cirujano por decirles lo que podían y no podían hacer con su hija antes de la anestesia. © andante528 / Reddit
  • Soy farmacéutico. No sé ni por dónde empezar entre las situaciones más ridículas que he vivido. Sin embargo, recuerdo una de ellas, que fue cuando una señora se tragó una caja llena de supositorios, vino a quejarse de que el problema no había desaparecido, que la medicación sabía mal y era difícil de tragar. A veces me pregunto cómo esta gente pone un pie delante del otro. © Personality_Optimal / Reddit
Imagen de portada Shoeflinger / Reddit

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas