Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Edificios emblemáticos que resurgieron a pesar de haber sido víctimas de un destructivo incendio

El día 15 de abril de 2019, la catedral de Nuestra Señora, mejor conocida como Notre Dame y ubicada en París, sufrió un violento incendio que arrasó con el techo de la construcción, y solo gracias a las tareas de los bomberos se evitó que el siniestro fuera aún peor. Esta no es la primera vez que un monumento histórico y reconocido a nivel mundial es víctima de las llamas. En este artículo te contaremos la historia de 11 edificios que también tuvieron la desgracia de sufrir estos siniestros en el pasado y que en la actualidad vuelven a estar de pie o en proceso de reconstrucción.

En Genial.guru queremos dejar constancia de que se puede volver a nacer y que grandes obras, patrimonio de la humanidad, pueden resucitar para admiración del mundo entero.

1. Museo Nacional de Brasil, Río de Janeiro

Este histórico inmueble con más de 200 años de antigüedad y tres plantas, ubicado en Río de Janeíro, sufrió un grave incendio el 2 de septiembre de 2018. Su colección histórica quedó en ruinas casi en su totalidad, ya que su techo acabó desplomándose por las llamas. El mundo perdió así una las colecciones más antiguas que se conocen, el fósil humano más antiguo de Brasil e incluso los restos de un dinosaurio. La reducción de las partidas destinadas a mantenimiento del inmueble justificarían el trágico suceso. El fuego se propagó en pocos minutos, pero afortunadamente no hubo que lamentar heridos. Cabe destacar que se salvaron algunas exposiciones y que el meteorito Bendegó, que data del año 1794, no sufrió alteración alguna. El Gobierno de Brasil proyecta ya su reconstrucción.

2. Catedral de Turín (Italia)

La catedral de San Juan Bautista de Turín, que custodia la famosa Sábana Santa, fue víctima de un gran incendio entre el 11 y 12 de abril de 1997. Por suerte, el lienzo donde se cree fue envuelto el cuerpo sin vida de Jesucristo pudo salvarse. El incendio se produjo en la capilla, obra del arquitecto Guarini, donde se exponía el Santo Sudario, pero que precisamente entonces había sido trasladado a otra zona por reformas. Todos los expertos coincidieron en señalar entonces que si el Síndone no hubiera sido trasladado habría acabado siendo víctima de las llamas. La capilla abrió sus puertas de nuevo 21 años después, recuperando su cúpula barroca, pero sin albergar más la exposición pública de la Sábana Santa.

3. Castillo de Windsor en Berkshire (Reino Unido)

Muchos son los que han oído hablar de este emblemático inmueble donde pasa parte de su tiempo la reina Isabel II. El castillo, con casi 1 000 años de historia y de origen medieval, fue víctima de las llamas en 1992. Aquel día, la Reina estaba a punto de llegar para su tradicional fin de semana. Al iniciarse el incendio, se retiraron a toda prisa, dejando en el patio centenares de obras de arte: grandes cuadros de Rembrandt, Rubens, Van Dyck y Canaletto, por ejemplo. El fuego se produjo por la renovación del sistema eléctrico (un cortocircuito). Dentro del castillo había en aquel momento multitud de porcelanas, tapices, estatuas, trajes, armaduras... ¡Y turistas! Unos 150 bomberos trabajaron a destajo en su extinción. La restauración del castillo se prolongó durante 5 años.

Las nuevas bóvedas góticas de madera del Salón de San Jorge, creadas tras el incendio de 1992.

4. Gran Teatro del Liceo de Barcelona (España)

El Liceo, uno de los escenarios más importantes del mundo, también registró un gran incendio en 1994 mientras se reparaba el telón de acero. El emblemático edificio contaba con madera, barnices, telas y pinturas que hicieron que las llamas se propagaran a toda prisa alcanzando los 70 metros de altura. Ni propietarios ni autoridades parecían ponerse de acuerdo antes del siniestro en acometer las reformas necesarias. Los arquitectos Ignasi de Solà Morales, Xavier Fabré y Lluís Dilmé llevaron a cabo su reconstrucción tras el incendio, volviendo a abrir sus puertas en 1999.

5. La Fenice de Venecia (Italia)

Uno de los teatros más famosos de ópera del mundo, La Fenice (“el fénix”), que ha albergado los estrenos de obras maetras de Verdi, Rossini o Bellini, ha sufrido ya dos incendios desde su inauguración, uno en 1792 y otro en 1996. Este último impactó al mundo ya que fue provocado, según un juzgado, siendo condenados por el suceso dos electricistas. Este emblema de la cultura italiana reabrió sus puertas tras su reconstrucción a finales de 2003, gracias al arquitecto Aldo Rossi, quien lo erigió de nuevo en su estado original.

6. Biblioteca Nacional y Universitaria de Bosnia y Herzegovina

Este edificio de finales del siglo XIX fue durante un buen tiempo el Ayuntamiento de Sarajevo, destacando por su semejanza a una mezquita y convirtiéndose en 1949 en una biblioteca. Durante la guerra de los Balcanes, en 1992, el inmueble fue objetivo de bombardeos, perdiendo así casi la totalidad de sus libros y documentos; todo quedó reducido a cenizas, también desaparecieron diversas obras de arte. Distintos países y la Unión Europea destinaron entonces un monto importante para su reconstrucción, la cual se prolongó durante casi dos décadas. Actualmente ha vuelto a ser el Ayuntamiento de la localidad y se permite la visita de turistas para que puedan contemplar toda su belleza.

7. Gran teatro de Ginebra (Suiza)

Probablemente el escenario más grande de Suiza, el Gran teatro de Ginebra fue víctima de las llamas mientras se preparaba un espectáculo pirotécnico para “La Valquiria”, la ópera de Richard Wagner. Inaugurado en 1876, un devastador fuego a mediados del siglo XX acabó con este majestuoso edificio. Las obras de reconstrucción se prolongaron durante 11 años volviendo a abrir sus puertas en 1962. En la actualidad, es el centro del mundo de la cultura suiza, albergando grandes óperas y espectáculos de danza, así como recitales, conciertos y obras de teatro.

8. El Bundestag, “Reichstag”, en Alemania

El Bundestag en Alemania es un edificio majestuoso en pleno centro de Berlín cuya primera construcción data de finales del siglo XIX, durante el II Imperio Alemán. En 1933, tras la llegada de Hitler, se disolvía el Parlamento y se procedía a la convocatoria de elecciones. El “Reichstag” sufrió un desafortunado incendio que motivó un duro enfrentamiento entre el poder y la oposición. Tras la contienda bélica, el edificio presentaba un estado decadente. Para su reforma se convocó un concurso público y se modificó su estructura con respecto al original con unas obras que se prolongaron 12 años. Más tarde, se quiso recuperar la cúpula que antaño se perdió. Se presentaron 80 proyectos, siendo el arquitecto Norman Foster el ganador, con un diseño moderno, distinto del original. Hoy día, todos los turistas coinciden: sus vistas siguen siendo impresionantes.

9. Catedral de San Pablo de Londres (Reino Unido)

Las obras de la Catedral de San Pablo duraron 200 años y se terminó en 1240, con una ampliación posterior, concluida en 1314. El Gran Incendio de Londres que duró tres días (del 2 al 5 de septiembre de 1666) arrasó la zona céntrica de la ciudad. Además de quedar en ruinas más de 13 000 casas, se llevó por delante este inmueble histórico. Tras este incendio, el arquitecto Christopher Wren, a quien ya se le había encomedado antes una reforma, dio forma al emblemático inmueble y su cúpula. Históricamente, se da por concluida el 28 de octubre de 1708 cuando, el hijo de este artista, colocó la última piedra.

10. Taj Mahal Palace en Bombay (India)

India fue víctima en 2008 de diversos atentados terroristas con ataques a varios hoteles, entre ellos, el grandioso Taj Mahal Palace. Debido a las explosiones provocadas, se produjo un fuerte incendio en la planta baja que se fue propagando dejando en decadencia el inmueble. Las obras de reconstrucción fueron duras: duraron 21 meses. El espacio de este edificio y la torre destacan por su diversidad arquitectónica y dos estilos diferentes, desde moriscos orientales a florentinos. Construido en 1903, fue pionero en India en el negocio hotelero, de ahí que su lista de huéspedes sea interminable, desde reyes y príncipes a grandes celebridades como Los Beatles, Mick Jagger, John Lennon y Yoko Ono, Jacqueline Onassis y Elvis Presley.

11. Torre Eiffel en Paris (Francia)

En el famoso Día de la Bastilla, un incendio envolvió al emblemático monumento de París, la Torre Eiffel, en un accidente relacionado con un espectáculo de fuegos artificiales. El suceso hizo saltar todas las alarmas al coincidir con los atentados de Niza. Las llamas fueron sofocadas en poco tiempo. Pero este no es el primer incendio que registra el emblema de todo un país, la torre Eiffel sobrevivió también al que provocaron las tropas alemanas durante la II Guerra Mundial. Y en 1956, las llamas se apoderaron de la parte superior de la torre en otro incendio, también sofocado. En 2003, un cortocircuito produjo llamas en una de las zonas más elevadas, lo que obligó a la evacuación de miles de visitantes. La estructura de hierro pudelado de 300 metros de altura sigue siendo el monumento más visitado del mundo, construido a finales del siglo XIX: cada año la visitan 7,1 millones de turistas.

¿Has visitado alguno de estos lugares emblemáticos? ¿Crees que la catedral de Notre Dame se recuperará como lo han hecho estos hitos históricos? Comparte tus reflexiones en los comentarios.

Compartir este artículo