Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

14 Hallazgos exitosos que son producto del azar y que revolucionaron nuestra vida

​​​​​Hay científicos que, para llegar a hacer un gran descubrimiento, pasan varios años trabajando e investigando. Pero hay otros a quienes la suerte les da un empujón y realizan hallazgos que revolucionan el mundo solo como producto del azar. Y es que la casualidad puede ser una gran aliada de la ciencia.

Genial.guru realizó esta lista de 14 inventos exitosos que surgieron por accidente y que nos cambiaron la vida por completo.

1. Rayos X

Hoy es muy normal que el médico pida una radiografía para conocer el estado de alguno de nuestros huesos. ¿Sabías que esta tecnología fue producto de un accidente? En 1895, el físico alemán Wilhelm Conrad Röntgen estaba experimentando con rayos catódicos cuando descubrió que los rayos generaban una radiación penetrante que podía atravesar metales con poca densidad y grandes espesores de papel. La primera radiografía la tomó con la mano de su mujer y a estos rayos los denominó “X” o “incógnita” porque no sabía la causa por la que se generaban.

2. Fuegos artificiales

Los fuegos artificiales están asociados a la celebración. Iluminan el cielo nocturno, lo llenan de color y no pueden faltar en los festejos de Navidad, Año Nuevo o hasta en algún cumpleaños. Su origen también se vincula con la casualidad. Hace más de 1200 años, un alquimista chino combinó azufre, carbón y salitre y los prendió fuego; cuanto más oxígeno tenía el salitre, mayor era la explosión. Luego, Marco Polo fue el encargado de llevar estos fuegos a Europa.

3. Post-it

El doctor Spencer Silver descubrió un adhesivo para unir superficies de manera ligera, pero los post-it no nacieron hasta finales de la década del 70, de la mano de Arthur Fry. Este científico participaba en un coro y necesitaba marcar algunas canciones en un libro. Lo hacía con pequeños trozos de papel, pero todos se caían. Fue en ese momento cuando recordó el adhesivo de Spencer. Pronto se aliaron y les dieron vida a estos simpáticos y coloridos papeles con pegamento.

4. Teflón

Roy Plunkett había sido contratado por la empresa DuPont para crear un nuevo refrigerante menos tóxico. Un día, el químico creó una mezcla para producir un gas y la dejó reposar durante la noche. A la mañana siguiente, encontró una sustancia blanca, con una consistencia similar a la seda y muy resbaladiza. Hizo algunas pruebas y llegó a la conclusión de que se trataba del material politetrafluoroetileno, que además era resistente a los corrosivos. La empresa DuPont le dio el nombre comercial de Teflón, pero fue en 1956 cuando el francés Marc Gregoire y su esposa Colette consiguieron unir el teflón al aluminio para crear utensilios de cocina.

5. Horno de microondas

El ingeniero Percy Spencer era tan fanático de los chocolates que siempre llevaba una barrita encima. En una ocasión, estaba probando un nuevo tubo al vacío llamado magnetrón, cuando descubrió que el chocolate que tenía en su bolsillo se había derretido. Enseguida se dio cuenta de que esto había sido producto de las ondas electromagnéticas. Para terminar de comprobarlo, colocó algunas semillas de maíz para hacer palomitas cerca del tubo y pronto vio que se inflaron y se secaron. Y así fue como diseñó una caja metálica con una abertura por la que pudiera entrar la radiación.

6. Velcro

Al ingeniero suizo Georges de Mestral le gustaba salir a pasear con su perro por los bosques alpinos, en los alrededores de Laussane. Ambos iban muy abrigados y, cuando regresaban de las caminatas, el hombre observaba que tenían cardos adheridos a la ropa de lana. El ingeniero comenzó a investigar y a observar este fenómeno hasta que en 1952 desarrolló un cómodo sistema de cierre. En 1955 lo patentó como “velcro”, por la unión de las palabras “velvet” (que significa “terciopelo” en francés) y “crochet” (gancho).

7. Papel celofán

El químico suizo Jacques Edwin Brandenberger quería crear un mantel de tela que incorporara una capa de material impermeable que pudiera repeler los líquidos en vez de absorberlos. Hizo varias pruebas, pero se dio cuenta de que no era posible sumar esa capa transparente a la tela. Sin embargo, descubrió que esa fina película se separaba del mantel, era muy resistente y podía ser utilizada para otros propósitos, como envolver alimentos. Así nació el papel celofán.

8. Papas fritas

El chef George Crum tenía un cliente en su restaurante que siempre se quejaba de que las papas fritas eran demasiado gruesas. Fastidiado, el cocinero cortó las papas del grosor de un papel, las frio y se las llevó al comensal creyendo que le estaba sirviendo algo espantoso. En ese momento descubrió que había llegado a un resultado crujiente y delicioso.

9. Sacarina

¿Sabías que este invento se produjo porque un científico se sentó a la mesa sin lavarse las manos? Como lo lees. Constantin Fahlberg había estado trabajando todo el día en su laboratorio buscando posibles derivados del alquitrán de hulla. Cuando llegó a su casa, tomó un pan que estaba en la mesa y sintió un sabor dulce en su boca. Le pidió a su esposa que lo probara, pero la mujer no lo percibió. En ese momento, el hombre se dio cuenta de que lo dulce era la sustancia que estaba en sus manos.

10. Galletas con chips de chocolate

La señora Ruth Graves Wakefield tenía un restaurante de comida casera junto con su esposo. El negocio era muy popular por ofrecer un platillo extra con galletas de chocolate. Un día, Ruth olvidó comprar el cacao en polvo para hacer las galletas y se le ocurrió agregar unos chips de chocolate porque pensó que se derretirían en el horno. Sin embargo, las chispas conservaron su forma y así nació este invento delicioso y crujiente.

11. Copos de maíz

El doctor John Harvey Kellogg brindaba a sus pacientes una estricta dieta vegetariana en la que excluía la cafeína, el alcohol y el tabaco e incorporaba varios cereales como el trigo, la avena, la cebada y el arroz. En una ocasión, Kellog y su hermano dejaron reposando una porción de trigo cocido mientras resolvían algunas cuestiones del sanatorio. Al regresar, descubrieron que el alimento había cambiado, lo trabajaron con rodillos tratando de lograr una masa larga y delgada pero, en cambio, obtuvieron pequeñas hojuelas. Decidieron tostarlas y servirlas junto con leche y malvaviscos. Pronto, se volvieron tan populares que comenzaron a comercializarlas en 1906.

12. Marcapasos

El primer marcapasos implantable fue patentado en 1962 y fue producto de la casualidad. El ingeniero estadounidense Wilson Greatbatch estaba trabajando en un sistema para registrar los latidos del corazón, cuando se equivocó y utilizó una resistencia eléctrica diferente. En ese momento identificó una emisión de impulsos eléctricos rítmicos que eran similares a los del corazón. Siguió haciendo pruebas hasta llegar a este aparato que ha mejorado la salud de millones de personas en todo el mundo.

13. Resorte de juguete

Este juguete ha sido tan exitoso que forma parte del National Toy Hall of Fame, una institución que reconoce a los juegos que han mantenido su popularidad a lo largo de muchos años. Su descubrimiento se produjo a raíz de un accidente. El ingeniero mecánico Richard James estaba perfeccionando una nueva gama de resortes para buques cuando uno de ellos cayó sobre un escalón y comenzó a rebotar y a moverse en forma curiosa. En la Navidad de 1945, llegaron a venderse 400 resortes en 20 minutos.

14. Coca-Cola

Esta bebida tan popular nació en una farmacia. El farmacéutico estadounidense John Pemberton la creó como un jarabe para combatir los problemas de digestión y aumentar la energía. Ofreció este preparado a 5 centavos por vaso y comenzó a vender 9 vasos por día. Fue en ese momento cuando se dio cuenta de que la mezcla podía ser un éxito. Su contador, Frank Robinson, fue quien ideó la marca y diseñó el logotipo.

¿Conocías el origen de estos inventos? ¿Alguna vez descubriste algo por casualidad? ¡Nos encantará leer tu historia en los comentarios!