15 Hechos sospechosos por los que no querríamos volver a ser niños

Durante la infancia, solemos tener imaginación de sobra. Por eso, cuando somos pequeños y escuchamos a los adultos afirmar cosas sobre el mundo, no ponemos nada en duda y tomamos cada una de sus versiones como verdades universales. Por más extrañas que parezcan, en la cabeza de un niño, todos los mitos son posibles: ¿una cigüeña encargada de traer a los bebés? ¡Claro que sí!

Genial.guru se puso nostálgico y quiso recordar algunas de esas cosas absurdas (y graciosas) que nos dijeron cuando éramos niños y nos creímos por completo.

1. Si comías una semilla, te crecía una planta en el estómago

2. A los bebés los traía una cigüeña

3. De la puerta del clóset salía un monstruo

4. El cajero automático daba dinero gratis

5. Pensabas que el nombre de tu mamá era “Mamá”

6. Si tragabas un chicle, se te quedaría pegado en el estómago

7. Adentro de la televisión había gente pequeña actuando

8. Si hacías caras, podías quedarte así para siempre

9. Si te portabas mal, los Reyes Magos o Santa Claus no te traían nada

10. Tu nariz crecía si mentías

11. La leche con chocolate venía de las vacas marrones

12. Si cargabas a tu hermano, te quedabas chiquito

13. Si te quedabas mucho tiempo en la ducha, podías derretirte

14. Si ponías tu diente debajo de la almohada, el ratón de los dientes te lo cambiaba por dinero

15. Los juguetes tenían vida

Y tú, ¿qué cosa extraña o divertida creías cuando eras pequeño? ¡Hagamos este listado más extenso!

Compartir este artículo