Genial
Genial

16 Fotos que demuestran que cualquier imprevisto puede traer consigo una dosis de magia

Grietas en la pantalla de un teléfono que parecen un colibrí, un suéter hecho un manojo que parece un villano que mira a su dueño desde la oscuridad, o una yema con forma de pollito: son solo algunos ejemplos de imprevistos que aparecieron de la nada. Pero por suerte, hubo gente que los vio y decidió compartir lo que descubrió.

En Genial.guru quedamos encantados con estas 16 obras de arte accidentales. Algunas nos han hecho sonreír, otras nos han hecho dudar y un par de ellas nos resultaron espeluznantes. Nos gustaría mucho compartirlas contigo.

1. “Se me cayó el teléfono y las grietas que se formaron parecen un colibrí”

2. “Mi suéter arrugado me está mirando”

3. “Este tipo en el parque dibujó un ’NO’ con su cuerpo”

4. “Di marcha atrás con el coche contra una roca y los daños parecen una cordillera montañosa pintada a mano”

5. “La polilla del coche de mi novia parece una lechuza”

6. “La yema derramada de mi huevo frito parece un pollito”

7. “Mis cactus parecen un cavernícola a punto de apalear a un conejo”

8. “Estaba coloreando huevos con mi sobrina cuando accidentalmente hizo un huevo de dragón”

9. “Tomé una foto de aceite en agua jabonosa y los círculos parecían planetas”

10. “Mi bombilla azul se está haciendo vieja, por lo que se está agrietando y está perdiendo el color. Parece un planeta”

11. “Cociné demasiado un huevo y apareció una ’persona’ que está intentando salir de él”

12. “Esta barra de cemento parece un personaje salido de un dibujo animado”

13. “Este huevo frito me sonríe”

14. “La reina Victoria tiene un nuevo vestido”

15. “Esta chica que caminaba a mi lado en la graduación hizo que pareciera que tenía una melena a lo Luis XIV”

16. “La mantequilla después de ver mi cara a primera hora de la mañana”

¿Has presenciado alguna situación sorprendente en tu vida cotidiana y no pudiste agarrar la cámara a tiempo?

Genial/Curiosidades/16 Fotos que demuestran que cualquier imprevisto puede traer consigo una dosis de magia
Compartir este artículo