Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

17 Cosas que son comunes en Groenlandia y que probablemente solo entenderíamos si viviéramos allí

La ubicación y las condiciones climáticas de Groenlandia hicieron que sus habitantes tengan costumbres diferentes de la mayoría de las conocidas por nosotros. Incluso algunos podrían considerar extremas ciertas prácticas que son habituales para ellos. El hecho es que su territorio está habitado desde hace más de 4000 años, lo que permitió que la población se adaptara a su entorno, creando diferentes técnicas para sobrevivir.

Genial.guru comparte contigo estos datos para que conozcas un poco más de la cultura de los inuit.

1. Lo llamaron “el país de la tierra verde”, aunque el hielo es lo que predomina a la vista

Su nombre en danés es Grønland, y se traduce como “Tierra verde”, pero la realidad es que en este territorio predomina el blanco del hielo en las colinas y el azul de las aguas que rodean la isla. El 83 % de la superficie es una masa helada, y el verde al que hace referencia su nombre solo se ve en el sur durante el verano. Esta forma de llamar a la isla fue una estrategia que utilizó uno de los primeros pobladores, Erik el Rojo, para atraer gente al lugar.

2. Es uno de los países menos poblados del mundo

Con 2,16 millones de kilómetros cuadrados (es más grande que México), se ubica dentro de los países con mayor extensión y es la isla más grande de la tierra. Sin embargo, su población no alcanza los 60 mil habitantes; su densidad poblacional es de menos de 1 habitante por kilómetro cuadrado, mientras que México tiene 64 por kilómetro cuadrado.

3. No existe la propiedad privada

Los inuit, pueblos originarios de las regiones del norte de América, no cedieron los derechos sobre su territorio, así que en Groenlandia no es posible comprar ninguna parte del terreno para usos privados. Lo que se puede hacer es solicitarle un permiso al gobierno para que te asigne una zona y allí construir tu casa.

4. En todo el territorio son pocos los semáforos

Los habitantes de Groenlandia vieron el primer semáforo de su país en 1979. Hasta la fecha solo hay dos juegos y se encuentran en la capital, Nuuk, donde habita una cuarta parte de la población de la isla. Puede sonar extraño que un país de tales dimensiones tenga tan pocos semáforos, pero allí hay pocas carreteras. Sus habitantes se transportan principalmente en ferri, que conecta de sur a norte a los pueblos de la costa oeste.

5. Es posible que conozcas al menos una palabra del idioma de los groenlandeses

En nuestro idioma adoptamos al menos tres palabras del inuit, la lengua de los pueblos originarios y la base del idioma de los groenlandeses. El término kayak se traduce como hombre-barca y hace referencia a la embarcación que originalmente era usada solo por una persona y hecha a su medida. El anorak es un abrigo con capucha e impermeable que los esquimales crearon con piel de caribú para protegerse de las lluvias y el frío durante sus jornadas de caza. La palabra iglú, término que utilizaban para referirse a la casa, es probablemente la más conocida por nosotros.

6. Para cualquier celebración, organizan un kaffemik

Kaffemik se puede traducir como “a través del café”, y es una fiesta para celebrar desde un matrimonio hasta el primer día de escuela o un cumpleaños. Los visitantes pueden llegar vestidos informalmente, deben dejar los zapatos en la entrada y la idea es disfrutar la abundancia de café, pastel y otros alimentos típicos mientras conversan. Los invitados pueden quedarse lo suficiente como para saludar a todos, pero teniendo en cuenta que hay otras personas que quieren ir, así que hay que cederles el lugar.

7. Tienen una dieta alta en grasas y proteína animal

La caza y la pesca se han conservado en la tradición de los groenlandeses. La base de su alimentación es la carne, la piel y la grasa de la foca y la ballena; recientemente incorporaron también las aves a su dieta. El plato típico es el suaasat, una sopa hecha con carne de foca o ballena, cebolla y papas. Consumen pocos vegetales porque las condiciones climáticas y el aislamiento no favorecen la agricultura, que se practica escasamente en algunas zonas del sur de la isla. Antes de ser colonizados por los daneses, en Groenlandia solo se cultivaban angélica, bayas y algas marinas.

8. Y a veces consumen la carne cruda

Una tradición de los inuit en Groenlandia durante la Navidad es comer kiviaq, un plato típico preparado con alcas envueltas en piel y grasa de foca que dejan fermentar durante tres meses. Esto lo hacían tradicionalmente para garantizar su alimento durante el invierno, por lo que desarrollaron una técnica adecuada para evitar que se dañe.

9. Un lugar para conocer el día y la noche polar, y las auroras boreales

Los habitantes de la isla pueden observar un fenómeno que solo se da en los extremos de los hemisferios norte y sur. Los días próximos al solsticio de verano, el sol no se oculta completamente, lo que crea un fenómeno conocido como día solar. El efecto opuesto se produce en los días próximos al solsticio de invierno, cuando no sale el sol; hay pueblos que pueden pasar dos meses sin ver la luz solar. El sur de Groenlandia es uno de los mejores lugares del mundo para apreciar las auroras boreales.

10. La pesca es una importante fuente de ingresos para la isla

La pesca no es únicamente un asunto de tradición y consumo propio. La economía de Groenlandia depende de la industria pesquera, que representa el 90 % de sus exportaciones.

11. Durante mucho tiempo no recibió turistas

El turismo no fue común en Groenlandia hasta 1953. Cuando dejó de ser una colonia danesa, pasó a ser una región de Dinamarca, lo que le permitió abrir sus relaciones con el exterior. En la actualidad puede ingresar cualquiera que tenga visa danesa; con la visa Schengen, se debe tramitar un permiso especial en el consulado danés, ya que Groenlandia no forma parte de la Unión Europea. Para llegar a la isla, hay que tomar un vuelo desde Islandia o Dinamarca.

12. Tienen prisiones con un enfoque más humano

En el 2019 entró en funcionamiento en Nuuk la cárcel Ny Anstalt, calificada como una prisión de lujo. El proyecto busca cambiar el modelo punitivo por uno de rehabilitación, con un trato más humano a los presos y con rutinas semejantes a las que llevarían en libertad. En Groenlandia existen otras cárceles en las que se permite a los reclusos salir durante el día a visitar a sus familiares o ir de pesca.

13. No los llames esquimales

El 89,6 % de la población es inuit; solo el 10,4 % es danesa. Consideran que el término “esquimal” es despectivo; en cambio, se autodenominan kalaallit, uno de los grupos originarios de quienes aún conservan muchas de sus tradiciones y su lenguaje.

14. Hablan groenlandés o inuit, un idioma bastante particular

En el mundo se esparció el mito de que los inuit tenían 40 palabras para referirse a la nieve; esto se debe a que es una lengua aglutinante, es decir, que el significado de las palabras cambia cuando se van agregando diferentes monemas, y por esto da la sensación de que hacen referencia a lo mismo.

15. Ocupa una parte de uno de los desiertos del Ártico

Aunque cueste imaginarlo, Groenlandia también tiene un desierto; claramente es muy diferente de aquellos soleados y arenosos que conocemos. Al norte de la isla, las precipitaciones alcanzan un máximo de 200 mm al año. Las bajas temperaturas del extremo norte hacen que la lluvia y la nieve se congelen y se conviertan en una capa densa de hielo que cubre la superficie de la tierra.

16. Usaban un código de colores en sus construcciones

Los habitantes de Kulusuk, una pequeña comuna de aproximadamente 300 habitantes al este de la isla, son en su mayoría daneses. Por lo tanto, la arquitectura del lugar tiene el estilo de las colonias danesas, que históricamente estaban pintadas según el tipo de uso de la construcción: las casas eran de color rojo, las empresas estaban pintadas de azul y el hospital era amarillo.

17. Tienen una raza de perros muy antigua

Allí se encuentra la raza de perros más antigua del mundo. El perro de Groenlandia ha sido usado durante muchos años por los inuit para actividades de caza y para tirar de los trineos en los que se transportan normalmente sus habitantes. Los machos pueden medir hasta 68 cm, mientras que las hembras llegan a los 62 cm de altura. Tienen dos capas de pelo, una suave en el interior y otra espesa en el exterior, y sus colores son variados.

¿Alguna vez has imaginado ir a un lugar con condiciones extremas? ¿Qué es lo más extraordinario que has encontrado en tus viajes? ¡Cuéntanos tus experiencias!

Imagen de portada ivik87 / Instagram