Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

20+ Evidencias de que una boda es una prueba para las personas de carácter fuerte

Todos los que tuvieron una boda o ayudaron a organizar una saben que ni los meses de preparación ni la planificación cuidadosa alcanzan para evitar los imprevistos en ese importante día. Pero si las dificultades se toman con humor, todos tendrán una celebración divertida y memorable.

Genial.guru cree que cuantas más situaciones no planificadas existan, tantos más recuerdos vívidos habrá. Para confirmarlo, queremos compartir contigo algunas historias de usuarios que todavía ríen al recordar sus bodas.

  • Mi amiga iba a casarse. Ella lo quería todo: el vestido, la limusina y, según una costumbre local, los juegos de “rescate”, cuando el novio debe superar pruebas divertidas para que los padres le “entreguen” a su hija. El novio estuvo de acuerdo con todo, excepto con lo del rescate. Dijo que era una completa tontería, y que él no quería besar el suelo y cosas así, pero la novia se mantuvo firme. Llegó el día. La muchacha estaba en su habitación, y los padres, en la puerta, esperando al novio. Era verano, hacía calor, y las ventanas del séptimo piso estaban abiertas. De pronto, unas personas con máscaras y trajes de camuflaje entraron por estas al grito de “Todos hacia la pared”. Agarraron a la novia y la bajaron. Bueno, el novio, que era soldado de las fuerzas especiales, realmente no quería hacer lo del rescate. © SuNcheeZZZ / Pikabu
  • El novio no sabía que su micrófono ya estaba encendido. Salió la novia, él la vio con su vestido por primera vez y, en voz baja, dijo: “¡Maldita sea!”. El sonido estaba al máximo, y sonó tan fuerte que todos los invitados lo escucharon. © Awkward_Dog / Reddit
  • El padre del novio se levantó y, en un tono serio, dijo: “Comenzamos a preocuparnos de que algo estuviera mal con nuestro hijo, pero ahora se va a casar, así que nos sentimos mucho mejor”. Luego, un amigo del novio sumó su granito de arena: “Es una buena persona, pero nunca nos hablaba de sus novias o amigas, así que todos comenzamos a pensar que no estaba interesado en las mujeres”. La novia tampoco se salvó. Una de sus colegas se puso de pie y les dijo a los invitados: “El novio podía elegir a cualquiera, pero la eligió a ella. Probablemente, Dios tiene un alma gemela para cada persona, independientemente de cómo se vea”. Y todos estos oradores eran amigos y familiares que querían compartir sus preciosos pensamientos con la multitud. © David Gripenwaldt / Quora

“Mi hermana y su flamante esposo se cayeron del columpio cuando estaban tomándose las fotos de su boda. Esa fue mi parte favorita de la celebración”.

  • Mi esposo y yo fuimos a una boda en la que el novio decidió cantar una canción que había escrito especialmente para la novia. Esta hablaba sobre su relación, en particular, sobre el hecho de que, después de su primera cita, él no volvió a llamarla, y, después de eso, vivió con otra mujer durante un año. Sin embargo, esa chica lo dejó, y entonces, cuando estaba triste y solo, finalmente llamó a la novia. Estábamos sentados horrorizados al lado de la madre de la novia, quien, por decirlo suavemente, estaba en estado de shock. © Brandy_Alexander / Reddit
  • En la boda de mi amigo, la novia y el novio estaban arrodillados en el altar, y, en la suela de los zapatos del novio, sus amigos escribieron “Auxilio”. Mientras transcurría la ceremonia, todos los invitados apenas podían contener la risa. © Christy Wells-Reece / Twitter
  • Soy fotógrafo de bodas. Una semana antes de una, sucedió una tragedia: la novia contrajo un virus, así que estaba cubierta de puntos rojos, y los médicos le prohibieron usar maquillaje. Sin embargo, no quería suspender la boda. Llegó el día, y la novia estaba alistándose. Estaba angustiada, con manchas en toda su cara. Se puso a llorar y, entonces, el novio llegó al hotel. Entró en la habitación y su cara estaba llena de puntos rojos. Dijo: “Ahora nos veremos perfectos en las fotografías y en los videos”. El chico pasó toda la mañana dibujando manchas en su rostro con un marcador, y sus amigos hicieron lo mismo. Todo el día, el novio estuvo alentando a la novia, y hasta me pidieron que no quitara las manchas de las fotos. El día fue bautizado como “la boda manchada”. © fayruzov / Pikabu
  • En mi boda, nuestros familiares hicieron lo siguiente: yo entré en la casa donde estaba la novia y vi que había 3 novias sentadas en la habitación, es decir, 2 chicas más estaban vestidas como novias. Las siluetas eran aproximadamente similares, pero estaban sentadas de espaldas. No me dejaron acercarme a verlas o tocarlas. “Adivina dónde está tu novia”, dijeron. No lo adiviné... La gente se rio mucho. Menos mal que me dejaron casarme con la correcta. © motwey123 / Pikabu
  • La anfitriona de la ceremonia estaba leyendo: “El señor tal y tal, un ingeniero de sistemas, y la señorita tal y tal...”, y luego hizo la bien conocida pregunta: “¿Alguien tiene alguna objeción?”. Y entonces, para sorpresa de todos, se oyó: “Sí, yo tengo una”. La objeción venía nada más ni nada menos que de la propia novia, quien, como si nada, agregó: “Su especialidad es ingeniero informático, no ingeniero de sistemas”. Primero desapareció la tensión, y luego todos se rieron. Hemos estado casados ​​por más de 15 años. Ayer miré las fotos de nuestra boda, y me divirtió la imagen en la que los invitados se miran asustados y ella mira los documentos atentamente. © Tiberio Martinez / Guora
  • Contrataron a un comediante para la boda de mi amigo. Subió al escenario con 10 páginas de chistes, aparentemente, impresos de Internet. Un detalle: fue una boda “seca”, ni una gota de alcohol a la vista. El comediante comenzó a leer sus chistes y, en respuesta, hubo un inexpresivo silencio. Hojeó torpemente las páginas para encontrar algo más divertido y leyó otro... silencio. Entonces, comencé a reír, luego la novia se unió a mí, y nos reíamos por lo absurdo de toda esa situación. Los demás invitados siguieron guardando silencio. © urbanphilosoraptor / Reddit
  • Mi boda tuvo lugar en una capilla cerca de un hogar de ancianos. Un residente local irrumpió en la ceremonia y acusó a mi esposo de habérmele robado, y también exigió que se detuviera la ceremonia. De hecho, hubo que esperar hasta que el personal del hogar de ancianos lo calmara y se lo llevara. © RaPUNzel / Twitter

Todo es hermoso en esta boda, tanto la alfombra como las expectativas.

  • Oh, mi boda del infierno. El salón perdió mi vestido de novia, y, cuando finalmente lo encontró, resultó que lo habían cosido de tal manera que me quedaba demasiado corto, pero ya no había tiempo para cambiar nada. Reservamos un lugar, un club de golf, y se suponía que nuestro evento sería el último del lugar, pero el edificio fue demolido una semana antes de la boda. El día antes de la ceremonia, la mujer que debía hornear el pastel dijo que no podía ayudarnos. La noche anterior a la boda, el novio me llamó y me dijo que su perro había mordisqueado mis zapatos para la boda. Yo ya estaba llorando. El día de la boda me desperté sintiéndome muy mal: mareada y con dolor de estómago. Durante la ceremonia, mi cara estaba verde. Ahora, 28 años después, mi esposo y yo podemos reírnos de ese día. ¡Al menos tenemos una historia genial para contar! © Rainy Grayson-Roth / Quora
  • A los 25 años fui a la boda de unos amigos. Por tradición, el novio les lanzaría el botonier de la novia a sus amigos. Un joven caballero, de unos 6 años, realmente quería casarse y ganarles a todos. Uno de los invitados tomó al joven en sus brazos y lo elevó por encima de todos los demás para aumentar las posibilidades de éxito. Entonces, el ramo se elevó y voló directamente hacia el minifuturo novio... Sin embargo, las pequeñas manos no pudieron sostener el pequeño, pero pesado objeto, y de pronto estaba volando hacia mí. Se activó el acto reflejo, y el premio principal ya estaba en mis manos. Hubo una pequeña pausa. El chico me miró con las cejas fruncidas y, secándose los mocos, dijo:
    — Bueno, sí, ya es hora para ti... © emin177 / Pikabu
  • En la víspera de la boda pedí un taxi a una hora concreta, con un margen de 15 minutos. Al hacer el pedido, indiqué que el automóvil debía ser grande, porque mi esposa tenía un vestido voluminoso. El día, 10 minutos antes de la salida, el despachador me devolvió la llamada y me informó que el automóvil acordado no podría llegar, y que se había enviado un Hyundai Getz. Mi esposa rompió en lágrimas, y yo entré en pánico. En ese momento, por ahí pasaba un equipo de las fuerzas especiales en un camión, así que lo detuve, expliqué la situación y, sin más preámbulos, todos aceptaron darnos un aventón. Pusieron a mi esposa adelante, y a mí, en el maletero, donde suelen llevar a todo tipo de chicos malos. Encendieron las luces intermitentes y una sirena, y nos llevaron a la oficina de registro en 15 minutos. ¿Hace falta describir la reacción de los invitados ante nuestra espectacular llegada? © ZAO89 / Pikabu
  • Soy una entrenadora de perros. Una clienta quería que sus 6 huskies asistieran a su boda, y también les pidió a sus amigos que llevaran a sus mascotas. Le aconsejé que no hiciera eso. Como era de esperar, durante el juramento, los perros comenzaron a competir para ver quién aullaba más fuerte. Y sí, se lo advertí. © Miss Edwards & her pup Sheriff Nibbler / Twitter
  • Volamos al lugar de la ceremonia en avión, y, al llegar, inmediatamente llevé el vestido a la tintorería para que lo plancharan con vapor. El día de mi boda, una hora antes de la ceremonia, me puse el vestido... y no me queda bien. No sé qué le hicieron, pero se volvió considerablemente más chico. Me lo puse como pude, pero apenas podía respirar y moverme cuando terminaron de atar el corsé. Inmediatamente después de la ceremonia, se rompió. Tuvieron que modificar todas mis fotos con Photoshop. © Xia Yue Liang / Quora
  • Desde la ventana vi que estaba llegando el auto del novio. Me metí en su habitación y me escondí detrás de la puerta con la intención de asustarlo tan pronto como él entrara. Al escuchar los pasos, salté desde detrás de la puerta gritando: “¡Buuu!”. Y no era él, sino una de sus parientes... Esa señora chilló y me arrojó el plato de frutas que estaba llevando. Luego dijo en tono severo: “Eres la novia, ¿no lo recuerdas? ¡No debes salir de tu habitación antes de la ceremonia! Deberías estar avergonzada, ve a tu lugar”. Sonreí y quise regresar a mi habitación, y entonces vi que el novio estaba sentado en una silla en un rincón. © Deepa Naidu / Quora
  • La ceremonia tuvo lugar en una glorieta al aire libre. El sacerdote dejó caer uno de nuestros anillos y cayó entre las tablas. Afortunadamente, teníamos a mano un cuchillo plegable, con la ayuda del cual fue posible recoger y sacar la sortija. Por cierto, seguimos casados ​​después de 11 años. © elyvertz / Reddit
  • Mi esposa es de un pequeño pueblo del sur de Baskortostán, así que decidimos celebrar la boda allí. Una docena de amigos, besos, brindis, etc. Bebimos, y luego comenzaron unos extraños sucesos y lagunas mentales.
    1. Me desperté en la mañana en compañía de mi suegro. Me tendió una copa y me dijo: “Tenemos una fábrica de helicópteros aquí...”. Una laguna negra.
    2. Estábamos con mi suegro volando en un helicóptero. Vomité por la borda, aferrándome a una especie de soga, mientras él me sujetaba por los pantalones. Dijo: “¡Te dije que tenemos una fábrica de helicópteros!”, y me extendió una botella.
    3. Estaba sentado con una caña de pescar en algún río. Cerca había un helicóptero estacionado. Lo miré y sentí náuseas otra vez. Apareció mi suegro, me extendió un vaso y dijo que no en vano tenían una fábrica de helicópteros cerca.
    4. Freímos pescados en la parrilla. Mi suegro dijo: “¡Te gustó nuestra fábrica de helicópteros!”, y me ofreció un vaso. Todavía no entiendo qué fue todo eso. Mi esposa dice que habíamos volado a pescar, pero yo creo que fue un experimento secreto del gobierno. © TEJIO3ABP / Pikabu
  • Estábamos en una ceremonia de boda en una iglesia durante una fuerte tormenta eléctrica. Cuando la novia caminaba al altar, la tormenta ganó fuerza. La iglesia estaba muy oscura (solo ardían unas pocas velas), y el sacerdote tuvo que encender una linterna e iluminar con ella para continuar con el evento. Los relámpagos en la oscura iglesia le daban a la novia una apariencia bastante espeluznante, porque su máscara de pestañas se había corrido. El hecho era que, al llegar al lugar de la boda, la novia se mojó debido a la fuerte lluvia. © Back2Bach/ Reddit
  • Un amigo se casaba por segunda vez. Yo era el padrino, y comencé mi discurso con las palabras: “¡Me alegro de verlos a todos de nuevo!”. El novio no estaba contento. © Mel / Twitter
  • Se suponía que mi hija de 4 años y mi hijo de 2 esparcirían pétalos y llevarían los anillos en nuestra boda. Él comenzó a enloquecer tan pronto como empezó a sonar la música, se cayó del carrito en el que lo llevaba mi hija, comenzó a patear y a gritar. Mi niña, por supuesto, se detuvo desconcertada. Le hice un gesto para que siguiera adelante y tirara los pétalos, pero ella declaró en voz alta: “¡Pero eso es tonto y hará un terrible desorden!”. Hubo una fuerte carcajada de los invitados. Tuve que ir a la escena. Así fui al altar: arrastrando a mi hija por el pasillo con una mano y esparciendo esos pétalos de la canasta con la otra. © Pale_Rider_8 / Reddit

Cuéntanos, ¿cómo fue tu boda? ¿Pasó sin incidentes?

Compartir este artículo