Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

9 Nuevas prohibiciones para los turistas, por las que algunas cosas comunes ahora serán inaccesibles

Cada año los viajes se vuelven más asequibles, los vuelos son más baratos, las ofertas de hoteles y las excursiones son cada vez más atractivas. ¿Pero acaso nos ponemos a pensar en qué sienten los lugareños cuando sus calles están saturadas de visitantes? Además, no todos los turistas siguen las reglas del buen comportamiento o respetan las tradiciones y los valores históricos de otros países.

Genial.guru no tuvo que buscar mucho tiempo las pruebas de que el mundo ya está un poco cansado de los turistas. Las nuevas prohibiciones y restricciones hablan por sí mismas.

1. En Venecia, los turistas de “un día” deberán pagar un impuesto

Los residentes de la ciudad ya están cansados de la multitud de visitantes: literalmente bloquean las calles, impiden que la gente local llegue a su trabajo normalmente y se relaje después de un día ajetreado. Por eso, a partir del 1 de mayo, para ingresar a la ciudad habrá que pagar más dinero. Los turistas que vayan a Venecia a pasear en las góndolas deberán pagar un impuesto de 3 €. Todos los que intenten ingresar gratis pueden enfrentar una considerable multa de 450 €. Estas innovaciones afectarán a los turistas que decidan ahorrar en un hotel y pasar en la ciudad solo un día (los huéspedes de los hoteles llevan pagando impuestos y tarifas turísticas desde hace mucho tiempo).

2. En las playas filipinas se prohibió fumar, comer y construir castillos de arena

Las autoridades filipinas se vieron obligadas a cerrar las playas de Boracay durante 6 meses para realizar una limpieza. La purificación del agua y de la arena costó casi 20 millones USD. Ahora están abiertas a los turistas de nuevo, pero en cantidades limitadas y siempre que su estancia allí no dañe a la naturaleza. En las playas se imponen estrictas prohibiciones de fumar, beber alcohol y hasta comer. No se puede alterar la integridad de los paisajes naturales: esto significa que los pequeños viajeros tendrán que olvidarse del sueño de construir castillos de arena.

3. En Tailandia comenzarán a multar por usar las bolsas de plástico

Ahora no se puede usar bolsas plásticas o recipientes en la isla Ko Samet de Tailandia. Los infractores deberán pagar una multa. La nueva restricción está relacionada con el hecho de que la isla termina literalmente llena de basura: alrededor de 1 500 turistas llegan allí cada día. Después de su descanso en el parque nacional, se recolectan bolsas enteras de paquetes, botellas y popotes de plástico.

4. Bali se está preparando para introducir una prohibición de paseos en bikini

Los residentes de la isla de Indonesia comenzaron a quejarse de los turistas que pasean en bikini por todas partes y se sacan fotos cerca de los templos vestidos así. Por lo tanto, desde fines de 2018, las autoridades locales están considerando seriamente imponer una prohibición a los bikinis, así como restringir el acceso a muchos lugares que son sagrados para los balineses.

5. En Rusia se reducirá el número de los hostels

En 2018, en Rusia se abrió un número récord de hostels. Y muchos de ellos directamente en los departamentos comunes de la ciudad: los propietarios emprendedores pusieron más camas en las habitaciones y comenzaron a alquilarlas. A los vecinos no les quedó más que acostumbrarse al flujo constante y a las acciones impredecibles de los visitantes. Pero en 2019 se planea declarar ilegales los hostels en los edificios residentes. ¿Qué significa esto para los viajeros? Que deberán reservar un lugar en los hostels legales con antelación.

6. No se permitirá el acceso de más de 300 personas por año al Everest

Desde 2019, solo será posible escalar el Everest en primavera. También habrá restricciones para la cantidad permitida de escaladores: no más de 300 personas por año. Esta decisión se tomó después de una limpieza a gran escala: en 2018 en la montaña se recolectaron cerca de 8,4 toneladas de desechos y excrementos. Ahora planean instalar urnas y aseos en el camino de la escalada.

7. En Holanda, los ciclistas no pueden hablar por teléfono

Los viajeros que están acostumbrados a alquilar una bicicleta tendrán que dejar de distraerse hablando por teléfono. De lo contrario, deberán pagar una multa de hasta 250 USD. Antes en Holanda solo estaba prohibido hablar por teléfono al volante de un automóvil, pero desde julio de 2019 esta ley también se aplicará a los ciclistas. La razón es simple: el aumento de la cantidad de accidentes.

8. En Florencia, los visitantes no pueden comer y descansar en las calles

Cada año, esta ciudad es visitada por más de 10 millones de personas de diferentes países. Antes, durante el apogeo de la temporada alta, era simplemente imposible caminar sin tropezar con otro turista cansado de caminar que se ha sentado a masticar tranquilamente su sándwich. Las autoridades de la ciudad decidieron que este comportamiento de los visitantes arruina el aspecto de Florencia, y en el otoño de 2018 impusieron una prohibición de sentarse a comer en las aceras y en escalones. La prohibición opera en 4 calles del centro histórico y los infractores enfrentarán multas de hasta € 500.

9. En Roma se restringió el movimiento de los autobuses de turistas y se reforzó el control sobre el estado de los sitios históricos

Desde enero de 2019, ha sido prohibido el acceso de los autobuses turísticos al centro de la capital italiana. Esto se hizo para proteger el patrimonio histórico y en el marco de la lucha contra el ruido constante y la contaminación del aire. Las autoridades de Roma también endurecerán las penas para los turistas vándalos, que se lavan los pies en las fuentes y se llevan “de recuerdo” las piedras de las paredes del Coliseo.

Buenas noticias: en París, por el contrario, se suavizaron las reglas para los turistas

Los parques locales siempre han sido famosos por sus estrictas reglas. Solo en 77 de las 490 áreas verdes se podía andar en bicicleta, jugar con una pelota y hacer picnics. Ahora tanto los parisinos como los huéspedes de la ciudad tienen permitido hacer todo esto. Aunque todavía quedan parques en los que uno solo puede sentarse en un banco y leer un libro. Así que, si vas a París, asegúrate de preguntarles a los locales cómo comportarse en un lugar en particular.

¿Crees que estas restricciones son justas? ¿O en algunos países exageraron con las prohibiciones?

Imagen de portada depositphotos
Compartir este artículo