Genial
Genial

Así viven las personas en el círculo polar ártico, donde el tiempo se mueve a su propio ritmo

La imagen del círculo polar ártico está consolidada en las mentes de muchas personas. Este lugar es áspero y peligroso, está cubierto por una gruesa capa de nieve, la gente que vive allí es poca, está desesperada y tienen amistad con los osos. Pero, ¿qué sucede realmente allí, en la zona del permafrost?

Genial.guru te contará cómo vive la gente donde se han registrado temperaturas inferiores a los −50º C, un espesor de 3 metros de nieve, completa oscuridad y la misteriosa aurora boreal.

La vida de las personas depende mucho del clima

En el norte, existe el concepto de “día activo”, cuando está prohibido salir debido a las heladas o el viento fuerte. Educación básica: los niños del 1º hasta el 5º grado no van a la escuela cuando la temperatura es de −45 °C o menor; del 1º al 9º grado, de −48 °С o menor; del 1º al 11º grado, a −51 °С o menos. Como ves, la mañana de cada alumno comienza con escuchar la radio: anuncian el “día activo”. Los estudiantes estudian en cualquier clima, y ​​la gente trabajadora trabaja. Todas estas desventajas no se sienten con tanta fuerza, ya que el aire es seco y moverse por las calles es bastante normal, lo principal es abrigarse bien. Lo peor son los aeropuertos: las estanterías de los supermercados pueden estar completamente vacías si “el aeropuerto trabaja mediante un clima fáctico”, lo que significa en la lengua norteña que “el clima no permite volar, esperamos un aprovisionamiento”.

¿De dónde obtienen la comida?

Ubicado que en el extremo norte, toda la comida es de importación, por lo que los precios de los productos son muy elevados a diferencia de otras regiones. En las frutas y verduras, el aumento es simplemente inimaginable. Pero hay buenos productos locales: leche, pan, carne y pescado. Los cazadores y pescadores son las personas que no permiten que la población del norte muera de hambre. Ellos no dependen de los aeropuertos. Si los productos no llegan por cielo, porque los aeropuertos están cerrados, los habitantes rápidamente acuden a todos los productos locales. Por cierto, hay un platillo simple y colorido llamado stroganina, elaborado con sal y pescado. Se toma un gran pescado congelado, se corta en rodajas crudas muy finas y lo comen, sumergiéndolo en sal. Hay que hacerlo rápido antes de que se derrita.

Al llegar el invierno, llega la noche

Durante las noches polares no tiene sentido mirar por la ventana: no se puede determinar la hora del día. Por eso se recomienda siempre llevar consigo un reloj. El sol sale por un par de horas al día y muy débilmente intenta brillar a través de la neblina, todo el resto del tiempo hay oscuridad. Pero esta oscuridad en las calles no da miedo: alrededor hay mucha nieve blanca en la cual se reflejan las lámparas. Sin duda es muy romántico, pero en general, es mejor mirar esta belleza desde el cálido hogar.

Y después llegan los días polares

Incluso las famosas noches blancas en algunos países nórdicos nunca se podrán comparar las noches blancas en el círculo polar, donde el sol nunca se va. Solo se puede dormir con unas cortinas bien cerradas o con los ojos vendados. Por cierto, en verano, las personas se vuelven más activas y comunicativas. Los niños pueden pasear tranquilamente en la calle a los 2 o 3 de la mañana, las familias pasean con sus hijos pequeños en carriolas. ¡Y todo porque es un día soleado y hay que aprovecharlo!

En el norte, las personas disfrutan de largas vacaciones. A veces de hasta 4 meses

Los habitantes del círculo polar ártico tienen una serie de beneficios en comparación con los habitantes de muchos países del mundo. Por ejemplo, aumentos salariales, el doble de vacaciones: mínimo dos meses al año. Sin embargo, salir del extremo norte es un gran problema. El acceso a otras partes del continente es solo posible en avión. Los boletos aéreos son un dolor de cabeza. Para dirigirse hacia el destino deseado, primero se debe volar a una ciudad grande y planificar como la ruta desde allí. Por eso, en el norte se les permite acumular sus días de vacaciones. Muchos toman vacaciones cada 2 o 3 años y faltan al trabajo durante 4 o 6 meses. Olvidarse del trabajo durante ese tiempo es algo muy necesario. Después de todo, no son solo 10 días de vacaciones al mar y de regreso a la oficina.

La mejor diversión de primavera-verano es ir a ver el deshielo

El hielo puede comenzar a desprenderse desde la primavera, pero en algunas ocasiones, tendrás que esperar al verano. Entonces, podrás ir al río y admirar cómo los enormes bloques de hielo se desprenden y flotan. Además, en algunas ocasiones, se conservan enormes témpanos en la orilla de los cuales puedes obtener una excelente fotografía de verano.

Todos los norteños sueñan con irse al continente

Pero ¿qué es exactamente este misterioso continente? Eso se preguntan los habitantes de este lugar sobre el resto del planeta, que se encuentra del otro lado del círculo polar. Casi todos sueñan con irse a vivir al continente, pero, por alguna razón, frecuentemente retrasan el momento de su partida. Hay quienes lo deciden, pero la nostalgia de su patria y el tiempo pasado en el norte lo perseguirá el resto de su vida.

El verano es algo impredecible

Si por la mañana te fuiste a trabajar con un suéter, tal vez por la tarde necesitarás una ligera camisa. Las mañanas de junio pueden comenzar a los +7 ºC y llegar a los +27 ºC durante el día, regresando a los +7 ºC por la tarde. Por eso el abrigo de verano es una prenda absolutamente normal. En verano también puede nevar. Y si el hielo no ha conseguido derretirse hasta esas fechas, es algo bastante normal. A propósito, a veces, en verano hace tanto calor que las personas tranquilamente van a la playa, así le llaman a la orilla de su río congelado. Como dicen los norteños, se puede nadar mientras no se haya congelado.

Aquí no hay árboles

Aquí no hay árboles como a los que están acostumbradas las personas del sur. Algunas plantas se pueden adaptar a las condiciones del permafrost. Hay abedules enanos y los sauces cubren la tierra como una alfombra. También hay arbustos, muchos de ellos incluso con bayas, y hay tundra.

Y la naturaleza aquí es increíble

Los deportes de invierno florecen

¿Qué mejor lugar para esquiar, patinar, andar en motos de nieve e ir de pesca invernal que el círculo polar? Este es un gimnasio y lugar para un descanso activo creado por la misma naturaleza.

El norte realmente tiene su brillo

Un auto en la nieve

Como dicen los norteños, puedes dejar estacionado tu carro fácilmente frente a tu casa, lo difícil será encontrarlo después. Si la temperatura es menor a los −40 º o −45 ºC, los motores no se apagan: los automóviles se mantienen encendidos y en espera. El remedio es un garaje con calefacción, pero este lujo no lo tienen todos. Si un conductor no preparó su automóvil para el invierno y se descompone a mitad de la carretera, entonces tendrá que hacer una fogata con los asientos de su carro y alimentarse de nieve. Es broma. Otros conductores se detendrán para ayudarle. La capacidad de respuesta de los hombres del norte no es un estereotipo, sino un hábito para sobrevivir en tales condiciones.

Sin embargo, ¿cómo andan por la ciudad?

El transporte público en el norte es suficiente, pero para la vida cotidiana es mejor elegir un carro con unas enormes llantas: los caminos pueden estar cubiertos por una gran capa de nieve.

Hay días cuando, debido a la neblina y ventisca, no se ve nada alrededor

Pero cuando se aclara, frente a tus ojos se abre la misteriosa belleza del norte, el territorio del eterno permafrost. ¿Es posible enamorarse de este paisaje tan severo, pero a la vez encantador?

Bono: relato de un testigo presencial

¿Te gustaría viajar a este rincón del planeta? ¿O, mejor aún, vivirías ahí? Escribe tu opinión en los comentarios.

Genial/Curiosidades/Así viven las personas en el círculo polar ártico, donde el tiempo se mueve a su propio ritmo
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos